Comentarios Recientes

0
Redacción

Redacción


Compromiso ciudadano para la normalización


  • 19.04.2021 - 12:00 am

Un comportamiento sustentado en la conciencia de cada persona será determinante para regresar de forma gradual  a la normalidad, luego de un año de trastornos como consecuencia de la COVID-19.

Es preciso actuar con cautela y madurez en procura de prevenir e impedir el avance del coronavirus, cuya enfermedad ha provocado una crisis mundial expresada en más de tres millones de muertos, 140 millones 92 mil 906 contagios, deterioro del sistema de salud, menoscabo de la economía y millones de desempleados.

República Dominicana registra 218,724  infectados y 3,418 muertos, preocupación por la falta de vacunas y contratiempos en ciertos renglones de la economía.

No obstante, el Gobierno Central hace ingentes esfuerzos en la búsqueda de superar la crisis y ha trazado políticas por el rescate de la producción, plazas de trabajo, reducción de la positividad y letalidad del coronavirus e inversión de recursos económicos en  la adquisición de las dosis para inocular a la población y protegerla de la terrible enfermedad.

Otra muestra del programa orientado a restaurar la normalidad es la flexibilización del toque de queda, el cual se iniciará desde hoy  a las 10:00 p.m. hasta las 5:00 a.m., de lunes a viernes;  y de 9:00 p.m. a 5:00 a.m., sábado y domingo.

Todo esto implica que se pueden realizar la mayor parte de  las actividades productivas, pero es imprescindible actuar con precaución y  responsabilidad, a fin de evitar un rebrote del coronavirus; el compromiso es luchar por la protección de la salud de la población.

Cierto, es bastante complicado volver a la serenidad existente antes de la pandemia, sin embargo, con sacrificios y abnegación es posible rebasar la problemática causada por el virus.

Corresponde a los ciudadanos, entonces, cooperar con las autoridades y acatar las medidas sanitarias como uso de mascarilla, distanciamiento físico-social, higienización, acudir al médico cuando se presenten síntomas de COVID-19 y exhibir una conducta consciente por la salud  de los dominicanos. 

Que los ciudadanos cooperen con las jornadas contra la COVID-19, porque es un compromiso de todos combatir el coronavirus y de ese modo asegurar la tranquilidad de las familias dominicanas.

Retos de la Cámara de Cuentas

Los miembros de la Cámara de Cuentas deben asumir múltiples desafíos, pero el prioritario es propiciar la transformación de esa institución con los fines de fiscalizar con eficacia los recursos que manejan los estamentos del Estado.

Además, recobrar confianza y credibilidad en los diferentes sectores de la sociedad; también, es un compromiso reponer la voluntad política e institucionalidad para que ese órgano se consagre en una misión patriótica en aras de auspiciar una gran batalla contra la corrupción.

Se necesita una Cámara de Cuentas vigilante y fiscalizadora del gasto público y que influya en la aplicación adecuada y satisfactoria de los presupuestos de las dependencias estatales.

Representantes de los segmentos productivos del país, como la Asociación de Industriales de la República Dominicana, estiman que las empresas e instituciones públicas requieren de auditores y mecanismos que coadyuven a enfrentar con eficiencia a los corruptos.

¡Esa es, por consiguiente, una tarea inminente!


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba