Comentarios Recientes

0
Ramón Enrique Marmolejos

Ramón Enrique Marmolejos


¿Cómo enfrentar los tiempos de aflicción?


  • 09.01.2020 - 12:00 am

“Bendeciré a Jehová en todo tiempo; Su alabanza estará de continuo en mi boca.  En Jehová se gloriará mi alma; Lo oirán los mansos, y se alegrarán.  Engrandeced a Jehová conmigo, Y exaltemos a una su nombre.  Busqué a Jehová, y él me oyó, Y me libró de todos mis temores.  Los que miraron a él fueron alumbrados, Y sus rostros no fueron avergonzados.  Este pobre clamó, y le oyó Jehová, Y lo libró de todas sus angustias.  El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, Y los defiende.  Gustad, y ved que es bueno Jehová; Dichoso el hombre que confía en él.  Temed a Jehová, vosotros sus santos, Pues nada falta a los que le temen.  Los leoncillos necesitan, y tienen hambre; Pero los que buscan a Jehová no tendrán falta de ningún bien.  Venid, hijos, oídme; El temor de Jehová os enseñaré.  ¿Quién es el hombre que desea vida, Que desea muchos días para ver el bien?  Guarda tu lengua del mal, Y tus labios de hablar engaño.  Apártate del mal, y haz el bien; Busca la paz, y síguela.  Los ojos de Jehová están sobre los justos, Y atentos sus oídos al clamor de ellos.  La ira de Jehová contra los que hacen mal, Para cortar de la tierra la memoria de ellos.  Claman los justos, y Jehová oye, Y los libra de todas sus angustias.  Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; Y salva a los contritos de espíritu.  Muchas son las aflicciones del justo, Pero de todas ellas le librará Jehová.  Él guarda todos sus huesos; Ni uno de ellos será quebrantado.  Matará al malo la maldad, Y los que aborrecen al justo serán condenados.  Jehová redime el alma de sus siervos, Y no serán condenados cuantos en él confían." (Salmos 34:1-‬22)

Dios nos ha enseñado por medio de su palabra, la sagrada escritura, la biblia, que es la palabra de Dios, que él nunca ha dejado solas a sus criaturas, y es precisamente lo que él expresa a través del Señor Jesucristo: "Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo." (Juan 16:33)

¿Estás en aflicción, adversidad, angustia, calamidad, dolor, padecimiento, sufrimiento o tribulación? Dirige tu mirada a la Cruz del bendito Señor y Salvador Jesucristo, porque él está siempre disponible para socorrerte y ayudarte en todas tus necesidades, pues él las conoce todas, aún antes de que tú le pidas ayuda y socorro: "Acuérdate de la palabra dada a tu siervo, En la cual me has hecho esperar.  Ella es mi consuelo en mi aflicción, Porque tu dicho me ha vivificado.  Los soberbios se burlaron mucho de mí, Mas no me he apartado de tu ley.  Me acordé, oh Jehová, de tus juicios antiguos, Y me consolé.  Horror se apoderó de mí a causa de los inicuos Que dejan tu ley.  Cánticos fueron para mí tus estatutos En la casa en donde fui extranjero.  Me acordé en la noche de tu nombre, oh Jehová, Y guardé tu ley.  Estas bendiciones tuve Porque guardé tus mandamientos." (Salmos 119:49-‬56)

Para enfrentar los tiempos de aflicción debemos levantar nuestro corazón a Dios, para que él nos dirija y perdone todos nuestros pecados: “A ti, oh Jehová, levantaré mi alma.  Dios mío, en ti confío; No sea yo avergonzado, No se alegren de mí mis enemigos.  Ciertamente ninguno de cuantos esperan en ti será confundido; Serán avergonzados los que se rebelan sin causa.  Muéstrame, oh Jehová, tus caminos; Enséñame tus sendas.  Encamíname en tu verdad, y enséñame, Porque tú eres el Dios de mi salvación; En ti he esperado todo el día.  Acuérdate, oh Jehová, de tus piedades y de tus misericordias, Que son perpetuas.  De los pecados de mi juventud, y de mis rebeliones, no te acuerdes; Conforme a tu misericordia acuérdate de mí, Por tu bondad, oh Jehová.  Bueno y recto es Jehová; Por tanto, él enseñará a los pecadores el camino.  Encaminará a los humildes por el juicio, Y enseñará a los mansos su carrera.  Todas las sendas de Jehová son misericordia y verdad, Para los que guardan su pacto y sus testimonios.  Por amor de tu nombre, oh Jehová, Perdonarás también mi pecado, que es grande.  ¿Quién es el hombre que teme a Jehová? Él le enseñará el camino que ha de escoger.  Gozará él de bienestar, Y su descendencia heredará la tierra.” (Salmos 25:1-‬13)

¿Cómo enfrentar las aflicciones? Debemos afrontar las aflicciones por medio de la sabiduría que proviene de Dios, las aflicciones son difíciles de soportar, por eso la reacción humana no debe llevarnos a regocijarnos en ellas, sino que debe conducirnos a hacer una evaluación y un compromiso consciente para afrontarlas con Gozo, ya que Dios las permite para fortalecer nuestra confianza y dependencia de Dios. Pon mucha atención a la palabra de Dios para que puedas comprender y aprender de él mismo: "Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios. Porque de la manera que abundan en nosotros las aflicciones de Cristo, así abunda también por el mismo Cristo nuestra consolación. Pero si somos atribulados, es para vuestra consolación y salvación; o si somos consolados, es para vuestra consolación y salvación, la cual se opera en el sufrir las mismas aflicciones que nosotros también padecemos. Y nuestra esperanza respecto de vosotros es firme, pues sabemos que así como sois compañeros en las aflicciones, también lo sois en la consolación." (2 Corintios 1:3-‬7)

"Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna.  Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada." (Santiago 1:2-‬5)

Las aflicciones son consecuencias de habernos apartado del camino de Dios desde el inicio de la creación: "A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti." (Génesis 3:16)

La aflicción que padeció nuestro Señor Jesucristo trajo como consecuencia, satisfacción completa y solución permanente al problema del pecado: "Verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedará satisfecho; por su conocimiento justificará mi siervo justo a muchos, y llevará las iniquidades de ellos." (Isaías 53:11)

Es Tiempo de tener Un Encuentro con Dios y así puedas enfrentar las aflicciones como Dios lo enseña.

- Todas Éstas citas Bíblicas las encontrará en la Biblia Reina Valera 1960 -


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba