Comentarios Recientes

0
Maricela Ortiz

Maricela Ortiz


¡Cobra aliento, anímate!


  • 07.04.2020 - 12:00 am

Este artículo lo publiqué el 2/4/2019, no le agregué ni le quité, se lo quiero compartir. Es notorio en los rostros de muchas personas el desaliento, la inseguridad, la incertidumbre, la falta de paz y sobre todo la desesperanza; sumando a esto el estrés, el afán y la carga de situaciones agobiantes en la que se vive, pareciéramos los personajes de una película de aletargamiento de Hollywood.

Las familias colapsando, la taza de divorcios cada vez más alta, los niños huérfanos con padres vivos, los jóvenes perdiéndose en los vicios y delincuencia; las deudas desbastando la clase media y pobre; la falta de confianza creando un espejismo, a tal punto que no hay en quien creer ni en quien confiar; porque las leyes del estado que están supuestas a poner el orden han invertido sus funciones, no hay quien se levante a pelear ni a defender sus derechos, porque quienes manejan la justicia conspiran contra la verdad.

El síndrome de inmovilidad está muy presente en estos tiempos, como resultados tenemos personas desalentadas, abatidas, carentes de objetivos, metas, sueños, otras sienten que la vida se le acaba, por lo tanto, no tienen ganas de vivir ni mucho menos intentar levantarse y cambiar sus vidas, cayendo algunas en depresión y otras en el conformismo. Todo el panorama que se pinta es gris, pareciendo que no hay salida, ni esperanza, provocando este malestar en las mentes débiles el suicidio. Ante esta panorámica, la pregunta sería ¿y ahora qué?

Piense solo un minuto, cree usted que hay alguien que tiene respuesta ante tantas crisis que enfrentan las naciones hoy día, donde los sistemas están colapsados, las injusticias de los políticos, acaudalados y potentados son impune; donde la corrupción no es penalizada, las guerras se venden como cohetes de paz, las ambiciones de poder se minan caiga quien caiga; qué decir de la madre naturaleza creada para ser administrada por el hombre, pero el fan de enriquecerse y tener fama, él mismo la está destruyendo, y hoy estamos sufriendo las consecuencias; el respeto a Dios, la falta de amor, la carencia de valores espirituales, sociales y morales están concibiendo hombres y mujeres frívolos, implacables y despiadados.

Hay un libro maravilloso que te recomiendo leer, en él encontrarás orientaciones acerca de qué hacer en estos tiempos y en quién poner tu confianza, y en quien creer. El contenido es excepcional, pues mientras lea serás guiado/a en tu interior. Sus palabras son veraces y te fortalecerán en momentos de debilidades y de temor; te animarás a tener nuevas fuerzas, esperanza, fe y sobre todo conocerás allí a Dios Padre, a Jesucristo y al Espíritu Santo. Hoy quiero compartir contigo algunos versículos de este bendito libro, la Biblia que son poderosos para mantenernos confiados y esperanzados en Dios ante el caos que se aproxima:

“Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.” Romanos 8:37

“¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? Romanos 8:31

“Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe.” 1 Juan 5:4

“Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.” Mateo 11:28 

“Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo.” 1 Juan 4:4

“Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo; echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.” 1 Pedro 5:6-7

“Ya no tendrán hambre ni sed, y el sol no caerá más sobre ellos, ni calor alguno; porque el Cordero que está en medio del trono los pastoreará, y los guiará a fuentes de aguas de vida; y Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos.” Apocalipsis 7:16-17

“Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como lo hacéis.” 1 Tesalonicenses 5:11

“Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.” Filipenses 4:7

“Porque de la manera que abundan en nosotros las aflicciones de Cristo, así abunda también por el mismo Cristo nuestra consolación.” 2 Corintios 1:5

“Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios.” 2 Corintios 1:3-4

“Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.” Juan 16:33

“La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.” Juan 14:27

“Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.” Isaías 43:2


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba