Comentarios Recientes

0
José Jordi Veras R.

José Jordi Veras R.


Capitalismo salvaje


  • 23.02.2021 - 12:00 am

Hace mucho tiempo, en una de tantas entrevistas al líder cubano, Fidel Castro, definió el capitalismo, como: “Que es una selva, es el hombre enemigo del hombre; el hombre contra el hombre”.   Asimismo, el Papa Francisco estableció, al respecto: “…que, debido al sistema capitalista, "cada vez hay menos ricos con mucha plata y cada vez hay más pobres con muy poca plata".

Hemos expuesto ambas citas para reflexionar sobre lo que hemos visto y somos testigos todos los seres humanos en el mundo, con el tema relacionado con las dosis de las vacunas y la facilidad para conseguirlas y como ha sido imposible para más de ciento setenta países, tener acceso a las mismas, a pesar de haber negociado y contratado una gran cantidad para cada población de sus respectivas naciones, sin embargo, los laboratorios, no han cumplido. 

No ha valido de mucho la creación del COVAX, el cual lo define bastante bien, el ingeniero, Eulogio Santaella, cuando en su artículo titulado: “Covax, un sano intento de solidaridad”, indica lo siguiente: “Intentando superar ese amargo precedente se creó la Facilidad COVAX que, en esencia, es una sombrilla financiera o fondo común, formado con aportes de agencias internacionales de salud, gobiernos y compañías privadas para financiar el desarrollo y distribución de vacunas a las cuales los países pobres podrían tener acceso mediante un “pool” global de compradores y donantes”. 

A pesar de estos grandes esfuerzos creados por ciertas naciones y organismos como al OMS, los países de ingresos medios y bajos, no han tenido la facilidad esperada, porque muchas naciones grandes, salvo la India, acaparar o comprar una cantidad que sobrepasa su población.

Leía con mucha pena lo solicitado por el actual director de la OMS, el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, cuando solicitaba a las grandes corporaciones farmacéuticas, que facilitaran la producción de vacunas. Parece olvidar el indicado directivo, que esto es una cuestión de guerra de intereses y de mucho pero que mucho dinero, lo que está en juego, aunque de esto dependa la salud mundial.

Todo esto da la impresión que ciertos gobernantes e intereses económicos no han comprendido, y es que si no se cura la mayor parte de la población mundial, seguirá afectándonos a todos.  Eso es lo que nos mostró, entre otras cosas, la pandemia, que un virus salido de una región lejana en China, haya puesto de rodillas a todos.  Bien lo dice The Economist: “Con una pandemia de rápido movimiento, nadie está a salvo, a menos que todos estemos a salvo”.

Ojala que aquellos que tozudos, soberbios y ambiciosos del mundo, puedan entender todo lo que hemos atravesado a más de un año y que puedan dejar atrás, su actitud con un capitalismo salvaje que no conoce límites ni mucho menos, la solidaridad.  Es hora de vacunarse, es hora de que esa esperanza se vuelva una realidad, para cientos de países que esperan por ella cuanto antes y que no se retarde por la ignominia y la insensibilidad de algunas grandes potencias o intereses disfrazados de laboratorios creados para la salud. 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba