Comentarios Recientes

0
Redacción

Redacción


Capital humano y desarrollo


  • 07.02.2020 - 12:00 am

El capital humano es determinante para impulsar el crecimiento de los pueblos y lograr la evolución de las estructuras políticas, sociales, productivas, económicas y culturales de la sociedad.

Una nación crecerá en la medida que sus activos humanos transformen su pensamiento, actitud y aptitud e ideas, proceso que requiere de una educación que logre una formación íntegra, es decir, capacitación académica, cultural, principios éticos, valores morales, vocación de servicio y voluntad de trabajar por el bien común.

Gobierno, empresarios, profesionales, técnicos y  trabajadores deben emprender acciones en procura de garantizar una mano de obra cualificada, porque es la fórmula para asegurar una producción cuantitativa y cualitativa; esa es la base para producir los cambios imprescindibles y dignificar la vida de la población.

Solo con procesos de enseñanza-aprendizaje actualizados que permitan formar a técnicos y profesionales con competencias, en el caso de República Dominicana, será posible superar el atraso y el subdesarrollo.

Es preciso que el Estado, el empresariado y la clase obrera reflexionen y se autoevalúen, debido a que ese ejercicio contribuirá con la toma de conciencia de la importancia de asumir programas de capacitación, a fin de que el capital humano adquiera los conocimientos y la destreza  para elevar la calidad y la cantidad de la producción por el crecimiento de la economía, el bienestar y la estabilidad social, lo que incidirá en la construcción de una democracia plena.

Hay que revisar los programas curriculares en busca de detectar debilidades y superarlas, partiendo del informe presentado recientemente de la Prueba PISA, de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico, en el cual República Dominicana aparece rezagada.

Urge solucionar los problemas que gravitan en el sistema educativo, porque sin competencias de los técnicos, trabajadores y profesionales no se puede alcanzar el progreso y se corre el riesgo de aislarse de la economía mundial. 

Que se prepare, por consiguiente,  al capital humano porque es vital en aras de edificar una nación desarrollada acorde con los avances y el crecimiento que se experimentan en el mundo de hoy.

Una luz

En medio de las dificultades que afronta el país en materia de la formación del capital humano, brotó una luz durante el Primer Foro Nacional dedicado a las Zonas Francas, una de las columnas básicas de la economía dominicana, ya que se destacó la importancia de la capacitación del capital humano.

Representantes del Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes, especialistas en economía y producción, empresarios y trabajadores se han comprometido en elevar la calidad de la mano de obra con el objetivo de promover la sostenibilidad de las empresas y el desarrollo integrado de la sociedad.

Se despierta una esperanza y se vislumbra un futuro promisorio, pero es indispensable poner en marcha las políticas aprobadas con la articulación de teoría práctica para obtener resultados satisfactorios.

LA INFORMACIÓN pondera esa iniciativa, en razón de que se persigue crear las condiciones con miras a que República Dominicana puede competir en igualdad de condiciones en los exigentes y complicados mercados en la llamada etapa de la globalización basada en la  competitividad. 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba