Comentarios Recientes

0
José Jordi Veras R.

José Jordi Veras R.


Cambiar de metodología


  • 26.11.2019 - 12:27 am

A raíz del tema que hemos estado tratando últimamente, tanto por esta vía como por el programa de radio que producimos diariamente, nos preocupa sobremanera que para cambiar los resultados que hemos estado obteniendo en los últimos años en cuanto a los feminicidios, debemos comenzar a realizar y llevar a cabo acciones distintas, porque de lo contrario seguiremos viendo las mismas cifras y hechos  alarmantes.  Al parecer no hay el real interés de crear una política que venga del Estado, que no sea del  Ministerio que está creado.  

Nos ruborizamos cuando hechos como el de Juana Domínguez de San Pedro de Macorís y nos seguimos haciendo las mismas preguntas y nos damos cuenta que todo tiene su base en la forma en que estamos educando, principalmente al hombre.  Estamos utilizando los mismos métodos de crianza o creencia para ellos, como adaptar un traje viejo en cuerpo nuevo. Nos cuesta creer que toda esa cultura con el que se cría al niño, de que sea insensible porque no puede mostrar los sentimientos; que sea fuerte y económicamente activo y que no puede fallar; la mujer es el sexo débil y que estamos por encima de ellas, sin embargo, vamos a las universidades son las que más se matriculan y salen con mejores calificaciones; están en los trabajos y son las que menos ganan y muchas veces las que más se entregan y ofrecen mayores resultados, pero ganan menos.   En fin, son  una serie de elementos simples, que al unirlos, nos damos cuenta que son parte de una enseñanza y una forma de ser que no nos ha hecho ni nos estamos siendo bien como sociedad, porque estamos como si fuera halando de extremo a extremo, cuando deberíamos estar haciéndolo todos juntos con un mismo sentir y criterio que sea más igualitario y respetuoso.

Y aquí, son muchos los obstáculos que deben sobrepasar las mujeres como tales, frente al aborto y sus causales; si quedan embarazadas por no haber recibido educación sexual adecuada, son desde ya colocadas como baldón, siendo niñas.  Encima de todo esto, cargar pesado en una sociedad ideada y dirigida por hombres para los hombres.

 A propósito del tema que abordamos, hace unos años escribimos un artículo, titulado: “Cambios necesarios”, el mismo grosso modo expresaba, lo siguiente: 

“A raíz de lo que hemos visto en los últimos tiempos de diversos hechos que se han dado y que nos han puesto a pensar, sobre el grado de deterioro que estamos acusando como nación. El nivel de descomposición ha llegado a extremos que nunca se pensaron quienes ayer pudieron vivir en un ambiente de mayor apego a las reglas de juego, leyes y respeto”.

“Hay criterios y maneras de pensar que debemos modificar, porque eso que hemos visto como una gran cantidad de niñas siguen saliendo embarazadas y tienen que recorrer el mismo camino que no es el mejor para ellas, ni mucho menos para los hijos que mañana serán parte de este conglomerado que padecemos.  Muchas veces, porque simplemente se ha asumido que ofrecer educación sexual desde temprana edad en las escuelas y en los hogares.  Se requiere cambiar esos pensamientos de atraso y basados muchas veces en dogmas, de que el hablar del tema conlleva mayor acercamiento del menor al tema y es todo lo contrario, porque lo hechos y estadísticas nuestras muestran todo lo contrario”.  

“Pero no solamente en el aspecto más arriba indicado, asimismo, debe hacerse mayor hincapié en la manera en que estamos criando a nuestros varones, tanto la madre como el padre.  Hacerles pensar que el concepto y la forma de ejercer el machismo es lo correcto y lo que debe asumir todo hombre el día de mañana, eso es lo que ha permitido la base para crear todos estas situaciones creadas para la gran cantidad de crímenes que se registran de forma anual y este año no será la diferencia en ese sentido”.

“Tenemos que esos malos ejemplos que se sigue insistiendo en enviarse de aquellos actores de la sociedad, que se supone deben ser los estándares a seguir, desde el hogar, luego en las escuelas, hasta llegar al aspecto de los que asumen funciones y posiciones que son figuras en algún rol que de una forma o de otra puede llegar a incidir; no son los mejores parámetros que están teniendo nuestros niños y jóvenes”. 

Se hace necesario que podamos comprender como entes sociales que formamos parte de un conglomerado, que mientras solamente busquemos el problema de un solo lado y no  busquemos educar de forma distinta, asimismo, sigamos utilizando la misma metodología, no podremos ver cosas distintas para las actuales generaciones que desde ya están viviendo lo mismo que usted y yo.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba