Comentarios Recientes

0
Fausto García

Fausto García


¡Aplausos para peregrino de Puerto Plata! el gobierno abrió los potreros 2 de 2


  • 13.07.2020 - 12:00 am

“Siempre tengo algo por hacer, pues no tener nada que hacer, es algo por hacer¨. (Fausto García). 

En cuanto al torneo electoral, si lo que ha hecho hasta ahora para la última contienda del 5 de julio próximo, la JCE ha sido con sinceridad, verdad y transparencia, y no guarda una carta debajo de la mesa o en una de las mangas de los contubernios, muy bien; pero si no ha sido así, -y una cosa u otra la veremos en 168 horas, el tema de las elecciones sería también mal manejado.

Las encuestas están ahí (Gallup – Hoy 53.7%, al PRM; y un 35.5% a Gonzalo Castillo)-amen del desprestigio de algunas encuestadoras- junto a la mejor encuesta, los resultados de las municipales (el PRM ganó 82 alcaldías, 52% del total; y el PLD 64, para un 41% del total), unido al mensaje, hipótesis, teoría, afirmación, vaticinio, -o como usted le quiera llamar- del presidente Medina antes de las municipales, quien dijo con mucha autoridad y convicción: “el que gane ahora se pone a la puerta de la victoria en mayo”.

El resultado de esos sufragios, es la mayor y mejor encuesta, por lo que percibo y concluyo que el PUEBLO DIJO, ¡BASTA YA! Por esto y muchas cosas más, creo que el ciudadano común aquel, chiripero referido en mi pasado artículo, dijo a todo pulmón: EL CAMBIO VA, AUQNUE SE HUNDA LA ISLA. Pienso que como acaba de decir el presidente Fernández, al presidente Medina “se le hizo tarde para ablandar habichuelas”, una expresión popular muy conocida y bien entendida por demás. Creo que por encima de todo el aparataje montado y uso de los recursos del Estado, en todos los sentidos de la palabra, a Medina se le hizo tarde desde el principio, vale decir, desde que se empecinó, con “obstinación” como dijo Fernández, en querer reelegirse una vez más, al extremo de entrar en la sinrazón, hasta nublársele los sentidos, y tener que estar ahora, preparándose ya, para morder el polvo de la derrota, el cual conoce por demás, y como si fuera poco, haciendo los preparativos para el entierro de un “penco” que por la mucha carga que le puso el gobierno, se le peló el espinazo, como dicen los campesinos, y empezó a sangrar  antes de tiempo, por lo que su muerte se veía venir. 

La JCE se está jugando en esta contienda la “faja o la cabellera” –para recordar a los inmortales Jack Veneno, Relámpago Hernández y demás-, pues lo que le queda de principios o valores está en juego con las elecciones del 5 de julio.  Vale decir, que debe evitar otro fiasco como el del 16 de febrero del 2020 o algo que pueda de algún modo cercenar la voluntad popular, pues sería inevitable impedir que el pueblo se tire a la calle, si se le quiere hacer una segunda trampa, con la agravante de que una revuelta social en este escenario, dejaría serias consecuencias para el presente y futuro de la nación dominicana.

 Con los mítines políticos de cierre de campaña autorizados y protagonizados por el partido de gobierno, que ve a su candidato agonizar en una contienda que perdió desde el tiempo antes señalado, el pobre peregrino de Villa Altagracia, Migdomio Adames, que se hizo famoso en Puerto Plata y el mundo, por su aventura de organizar y promover en torno a si una caravana en esa provincia, en un momento en que el virus repuntaba en el país, a nivel de contagios, y que fue acremente criticado por varios sectores, hoy merece aplausos como profeta que se dijo ser, ya que al menos en esto tuvo acierto: su mitin era el presagio o el anuncio, el anticipo de los mítines que por encima de todo sentido común y de todo lógica humana y sanitaria, ante la pandemia actual, iba a llevar a cabo el gobierno del presidente Medina.  Los datos ofrecidos más arriba, servirán para medir hasta donde llegó la imprudencia o no de esta decisión, y hasta donde valían o no, más la salud de la gente que los intereses particulares y del partido. 

En la tercera semana, de las 52 consagradas al Año del Agradecimiento a Dios, por los Franciscanos de María (España), el sacerdote Santiago Martín, lo dedica a la Providencia de Dios y dice que esta consiste, en que Dios quiere o permite todo lo que nos pasa.  La salida del presidente Fernández del PLD, pienso, la veo y creo, como algo providencial. Al margen de cualquier consideración sobre sus gobiernos, -y adelanto que hasta el momento no soy de ningún partido- si ese acontecimiento no se da, tuviéramos otro escenario político, y muy posiblemente tendríamos PLD por 44 años, como dijo él en un momento, o sino para rato. Sobre su inteligencia, y tácticas políticas empleadas en los últimos meses, me atreveré más adelante, como los bebés recién nacidos, a balbucear en los pechos de la madre de la política criolla, la cual, no es cualquier madre, sin olvidar que tenemos los padres de la Patria. 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba