Comentarios Recientes

0
Samuel Reyes

Samuel Reyes


Algunos Servicios Públicos Deficientes


  • 21.03.2020 - 12:00 am

En República Dominicana parece que nos hemos montado en el tren de la modernización del Estado. El solo hecho de que haya una iniciativa de las autoridades gubernamentales en tal sentido es motivo de ponderación positiva y merecedora de nuestros aplausos. Lo odioso es que la inversión que supone esas transformaciones no surta todos los efectos deseados por cuanto no llega a superar las prácticas que nos resultan irritantes. 

Algunos de los múltiples casos que los incumbentes parece no pensar en solucionar son: 

1. La retención prolongada de artículos en Aduanas. El artículo que sobrepasa los doscientos dólares es retenido para su valoración y posterior pago de impuestos.  Se dispuso el pago por internet mediante un “pin” que concede la DGA, pero para obtener el pin el usuario debe esperar varias semanas. Luego tiene que pagar los impuestos, el cargo bancario o el cheque certificado y un cargo por gestión aduanal extra al Courier. El usuario es penalizado injustamente. Se precisa que se habilite en el Aeropuerto una dependencia de aduanas que se encargue del proceso de valoración y que la mercancía sea liquidada prontamente. Entonces el Courier informa al usuario y éste paga los impuestos a la DGA para tener el artículo en sus manos con celeridad. 

2. Errores en las actas de nacimiento y otros documentos. El error es frecuentemente con relación al nombre del declarado, el declarante o de los padres de la criatura. Esto ocasiona gastos y pérdida de tiempo al ciudadano, cuando el origen del error está en el pobre desempeño de la persona a cargo de la tarea. Las complicaciones ocasionadas son múltiples.  

3. Demoras en la Dirección General de Pasaportes. Muchos pasaportes, incluso los pagados VIP se demoran en su expedición. La culpa recae regularmente sobre el sistema informático de la DGP. Si esto es cierto entonces debe evaluarse la posibilidad del cambio del sistema o de los equipos tecnológicos. Sin embargo, la anomalía puede ser ocasionada también por la poca disposición o la incompetencia de los encargados del área dado que al inicio de la jornada de trabajo esto es inexcusable que ocurra. Los equipos informáticos deben estar listos para su uso a primera hora del día y el personal a cargo no debe escatimar esfuerzos para que no se repita este inconveniente.

4. Los baños públicos de las instituciones del gobierno. Es todo un riesgo a la salud el tratar de usarlos por lo sucio y malolientes en general que permanecen. Los baños públicos ahora más que nunca por la pandemia del COVID-19, deben ser actualizados y mejorados. Los de hombres deben disponer de orinales con sensores. Muchos no tienen lavamanos con agua y con espejos, carecen de jabón y papeles de toallas individuales u otro sistema de secado con garantías higiénicas. Los inodoros no tienen en muchos casos agua, y papel higiénico, nunca.

Estas son solo algunas de las deficiencias que enfrenta el ciudadano que por obligación tiene la desventura de requerir de algunos servicios públicos. 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba