Comentarios Recientes

0
Miuris (Nurys) Rivas

Miuris (Nurys) Rivas


Al corazón de Julio César Valentín


  • 18.11.2019 - 05:41 pm

Protestamos por los feminicidios que estremecen al país, están matando mujeres a diario y hay que frenar un desastre que además de dolor y luto, nos llena de impotencia.

Se crean programas, se debaten ideas, sin embargo, desde esos círculos aún estando verdaderamente preocupados, no salen soluciones, o las que salen, son ineficaces.   

En Santiago tenemos un senador caracterizado porque se involucra en todas las circunstancias de la provincia, hago un llamado al corazón de Julio César Valentín.

El senador se refirió al tema de la violencia de género en sus redes, sus palabras eran una demostración de su preocupación en las que respaldaba “las voces que exigen un alto a la violencia contra las mujeres”.

Pretendo ir más lejos, hurgar bajo la piel del senador y tocar su corazón, mi fe en Valentín me otorga la seguridad de no salir defraudada, no obstante me tomo la libertad de discrepar sobre el llamado “A marchar por esta buena causa”, ya que la marcha como elemento mediático puede ser efectiva, creo en cambio, que son necesarias medidas mucho más profundas.

Como representante ante el senado, Valentín puede desempeñar un rol de suma importancia, no me cabe dudas de que lo hará, pero pido mas a mi senador, acudo a su conciencia, confiada en su calidad humana.

Creo que para cuidar la vida de la mujer, es necesario escuchar su voz de alarma, tomar en cuenta que, cuando una mujer pide ayuda, la indiferencia recibida es la primera puñalada que se clava en su piel.

Y esa puñalada la reciben a diario cientos de mujeres desesperadas por diferentes situaciones, mujeres atormentadas cuyos caminos se han visto ensombrecidos  por diversos fracasos. 

La violencia de género es un mal universal, si cada país evitara con medidas eficaces tanta tragedia, no sería necesario paliar las consecuencias, en nuestro caso la situación se torna caótica ya que, si bien es cierto que existen mujeres en puestos de mando tanto políticos como empresariales, no es menos verdadero que la mayoría de mujeres se sienten sin norte.

Aquí para que una mujer alcance un puesto relevante en la política, debe poseer un currículum que no se logra en academias ni universidades, sino a través de un historial que involucre apellidos y amistad en las altas esferas.

No basta haberse labrado en base a grandes sacrificios, una preparación que la acredite para desempeñar puestos de importancia, esto es parte de la desgracia que obliga a muchas mujeres a trashumar por el mundo, o aceptar situaciones que la colocan en abierta desventaja.

 Insisto en que adolecemos de falta de una conciencia humana capaz de comprender la angustia y desesperación de las mujeres que acuden en busca de socorro siendo desdeñadas y abandonadas a su suerte.

Ante tan dolorosas consideraciones, clamo a un caballero dueño de una serie de virtudes muy excepcionales en los políticos, nadie como usted senador para levantar la voz en el congreso en defensa de la mujer. 

Después de un profundo ejercicio tratando de ponerme en la piel de tantas mujeres como las que describo, me rompía  la cabeza dando mente a unas palabras mediante las cuales pudiera transmitir tales sentimientos.

Ante el fracaso de mi pretendido histrionismo, mi mayor triunfo sin dudas, es apelar a Julio César Valentín, el senador que gusta de la poesía y quien ama la poesía, tiene un gran corazón.  

Ojalá mis palabras toquen el corazón de nuestro senador Julio César Valentín.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba