Comentarios Recientes

0
Luis Alberto De León Alcántara

Luis Alberto De León Alcántara


Actitudes y soluciones


  • 06.08.2020 - 12:00 am

La actitud importa mucho en la vida. Ella refleja lo que llevamos dentro de nuestro interior. No se equivocan las personas al decir: “El rostro es el espejo del alma”. Claro está, sabemos de la existencia de la hipocresía, la superficialidad, el teatro y otras formas de engañar a los demás, pero en el fondo, tarde o temprano dejamos salir con un simple gesto lo que somos en realidad. Incluso hasta los propios actores y actrices tienen que ensayar para lograr que el público crea los ademanes que realizan en las películas o en las telenovelas. 

La sociedad actualmente está presentando diversas actitudes ante el Coronavirus. Algunos por ejemplo, no han dejado de vivir de forma normal. Andan sin mascarillas, hacen sus pequeñas fiestas con sus amigos, van a los ríos y a las playas. En fin, se la pasan chévere night, ha propagado con el comportamiento que el virus es un invento, que quien está con Dios nada les falta, que los demás tienen miedo y están confundidos, por eso se protegen tanto.  

Sin embargo, los que son prudentes, los que se cuidan y están cuidando a los demás, llevan el protocolo del distanciamiento social, usan desinfectantes y viven promoviendo la prevención por todos los medios posibles: radio, televisión, redes sociales, etc. Son guardianes de la humanidad. No tienen miedo a contagiarse, solamente están siendo precavidos protegiéndose a sí mismos y evitando que otros se infecten. 

Esas son personas que suman, jamás restan. Usan sus actitudes para llevar esperanza y optimismo. Lo hacen justamente en estos tiempos difíciles para ser solución, no caos. Ahora, es bueno aclarar, que no se consideran héroes ni mejores que los demás por hacer esto, sino que la conciencia les ha enseñado que el sentido común, la educación moral y la ética pueden salvar vidas. 

Quizás eso y otras cosas más están haciendo falta en estos instantes. Me refiero a individuos que con sencillas actitudes logren convencer a los indiferentes y pesimistas, que cuando la vida peligra, hay que dejar a un lado muchas de nuestras prioridades personales y tener la suficiente humildad para ver el panorama completo de lo que está pasando en el mundo, y unir fuerzas. Que en ocasiones hay que sacrificar y eliminar el egoísmo, la arrogancia, el libertinaje y los malos hábitos, para contribuir al bien, no al mal.  

En definitiva, cada uno tiene la decisión de asumir la responsabilidad y la actitud que desea. Somos libres de elegir. Pero siempre es bueno hacerlo con detenimiento, con calma, no pensando únicamente en lo inmediato sino en el futuro, en el después…, porque esto garantiza aprendizaje   y madurez de reconocer que comprendemos cómo funciona el ambiente que nos rodea. Además, con el tiempo nos volvemos sabios, seres humanos que vamos acumulando sabiduría e inteligencia por utilizar el conocimiento, no solo para uso personal sino de manera colectiva. Entonces, aunque otros ignoren lo que acontece, hagamos el esfuerzo de ser parte de la solución y no nos sumemos al problema. 

TEMAS RELACIONADOS


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba