Comentarios Recientes

0
José Jordi Veras R.

José Jordi Veras R.


Actitud más solidaria


  • 15.09.2020 - 12:00 am

En estos días hemos visto por las redes sociales sobre el deseo de un gran porcentaje que desea que se levante el toque de queda. 

Es comprensible, desde el punto de vista económico, porque son muchos los sectores de empresas medianas y pequeñas, que han reducido,  no sólo su producción, sino también sus ingresos y hasta han tenido que ver cómo se han desvanecido sus sueños porque han tenido que cerrar sus puertas de forma definitiva. 

El poder levantar todo y regresar a la normalidad, es lo que muchos pueden desear y hay que ponerse en ese lugar porque: o no han podido tener actividad alguna o a pesar de haber abierto los costos fijos de toda índole los tiene al borde de la desesperación.

La prudencia a nivel de salud, manda a que se mantengan medidas, porque aún teniéndolas existen personas que han continuado irrespetando todo, y por eso aún con la cantidad de casos contagiados y muertes, se requiere continuar. Es cierto que las anteriores y las actuales autoridades han seguido las Fases y procesos de ayuda y solidaridad y hasta con desembolsos del Banco Central que son recuerdos se supone han ido a manos de personas físicas y morales que lo requieren. 

Ahora bien, sería bueno que el gobierno pueda ponderar lo siguiente: Cuando todo esto inició fueron muchas las entidades bancarias que dijeron a sus clientes que sus préstamos con sus cuotas e intereses serían congeladas y no se cobrarían por tres meses. Pero, cuando pasaron los mismos, algunos comenzado a cobrar por acumulado. Entonces, ¿Dónde estaba tal ayuda si la mayoría habían estado sin trabajar ni percibir ingresos?

Asimismo, esas pequeñas, medianas empresas y personas físicas; tuvieron y han tenido que seguir pagando sus gastos fijos de luz, agua y demás. Pero no solo no han recibido exenciones o reducciones, al contrario hoy muchas pagan mayor tarifa eléctrica que cuando tenían actividades normales y de horas de mayor consumo. Entonces: ¿Dónde está esa ayuda o sacrificio que también debió hacerse en favor de todos esos negocios?

También, han sido pocas las entidades intermediación financiera y de cualquier otra índole, que han renegociado sus contratos de préstamos para reducir sus cuotas a los usuarios. Entonces: ¿Dónde está esa ayuda para seguir manteniendo en cierre para quienes están en esa situación? 

A propósito de esos fondos de encaje legal como mencionamos más arriba, que se suponía eran y son para empresas y personas que lo necesitan y que han tenido historia de crédito excelente, pero por esta situación y buscando mantenerse de pies han recurrido a todo y les han negado los recursos porque los mismos han tenido alguno que otro atraso. Y a quién se le puede culpar en esta pandemia que pueda tener, en el caso de qué hay sido así, una situación de falta de pago. ¿No se supone que esos desembolsos era para que fueran precisamente para ese tipo de perfiles y no para quienes están estables y en buenas condiciones de flujo de caja o ingresos? ¿Dónde está la ayuda? ¿Cuál ha sido la participación del Estado con una institución como la Superitendencia de Bancos ante eses entidades frente a los clientes?

A propósito de todo esto que hemos tocado, hay una medición o encuesta realizada por agencias de la ONU para medir el impacto económico; social; y sanitario de la COVID-19 sobre nuestro país. Un último informe es de fecha del 20’ de agosto del año en curso, 2020, que indica, entre otros renglones lo siguiente: “ Otro dato relevante es lo relativo a los ingresos: el 59.1% de los hogares de la muestra expresó que ha sufrido una reducción significativa en sus fuentes de ingreso debido a la actual emergencia sanitaria, siendo las principales razones la disminución de ingresos/salarios (36.7%), la pérdida temporal o suspensión de su empleo (18.8%) y la pérdida permanente de empleo (9.3%)“. Con este tipo de estudios el organismo lo que busca es apoyar a las naciones a enfrentar desde los puntos vulnerables con datos estadísticos, la pandemia. 

Viendo todo esto, resulta muy adecuado desde el punto de vista sanitario, mantener medidas como el toque de queda y otras, sin embargo, se requieren de mayores esfuerzos por parte del gobierno y el Estado, más allá de las distintas forma de aportes por vía de las Fases, para colaborar con aquellos que no han iniciado; con sectores productivos que intentan hacerlo o que están en ese proceso, pero tiene que existir un mayor sacrificio de algunos sectores en pensar que no se está en posición de quién gana más, sino de cómo se ayuda a sobrevivir a cada sector de la población, pero con sentido más humano y solidario, para entonces poder seguir prorrogando aún más todas las medidas de restricciones. 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba