Comentarios Recientes

0

Presidente implora a la Virgen por vacunas contra Covid


Abinader resalta pandemia y crisis moral como desafíos a su gestión


  • Redacción | 21-01-2021

El presidente de la república, Luis Abinader pidió este jueves a Dios y la Virgen de la Altagracia, que ayude al Gobierno a continuar trabajando para tener la vacuna contra el COVID-19 a la mayor brevedad, a fin de hacer frente a la pandemia.

“Le pido a Dios y a la Virgen que nos ayuden a seguir buscando el camino que este país necesita. Que nos ayude a darnos la fuerza que nos ha dado hasta ahora, sabiduría, pero sobre todo también que tengamos y continuemos con la humildad de que si nos equivocamos, también rectificar”, sostuvo el mandatario.

Agregó que debido a la pandemia, no pudo junto a su esposa Raquel Arbaje acudir a la Basílica de Higüey, costumbre que iniciaron en 2011.

El mandatario indicó que debido a la crisis generada por el COVID-19, “la gente tiene mucha ansiedad, está desesperada porque quisiera tener mayor contacto (con los demás)”.

El jefe de Gobierno se expresó en esos términos durante su participación en la misa por el Día de Nuestra Señora de la Altagracia, en la capilla San Rafael del Palacio Nacional.

En la ceremonia participaron la vicepresidenta Raquel Peña y la primera dama Raquel Arbaje, así como otros funcionarios.

Abinader resalta pandemia y crisis moral como desafíos a su gestión

El presidente Luis Abinader resaltó que la crisis generada por la pandemia del covid-19 y sus consecuencias, además la profunda crisis moral en que se encontraba el país son de los retos más difícil con los que le ha tocado gobernar, comparando con pesas con las que ha tenido que cargar.

Al participar en una misa por el Día de Nuestra Señora de La Altagracia en la capilla San Rafael del Palacio Nacional, Abinader aseguró: “A mí me parecía que yo vine a gobernar como si estuviese en la caja de bateo antes de ir al home, y el bate tenía tres pesas. 

Cuando se gobierna normal se va con un bate sin pesas, pero de esas tres pesas la más difícil es la pandemia, con sus consecuencias como la crisis económica y la profunda crisis moral que había en este país entre muchas otras”.

En tal sentido, el mandatario pidió a Dios y a la Virgen que ayuden al pueblo dominicano a seguir buscando el camino que necesita, dando las fuerzas que nos ha brindado hasta ahora, sabiduría y sobre todo la humildad de rectificar a la hora de equivocarse, lo cual destacó es una de las atribuciones que debe tener un gobernante.

Abinader manifestó que es la primera vez en 50 años que en la Basílica de Higüey no hay actividades, lo que demuestra en la situación tan especial en que se encuentra el país, en la cual nos hemos tenido que adaptar.

“Yo espero que el próximo año a esta misma hora y este mismo día estemos en la Basílica de Higüey, pero en circunstancias muy diferentes a la que estamos.

Durante la misa el presidente Abinader estuvo acompañado de la primera dama Raquel Arbaje, la vicepresidenta de la república Raquel Peña, su madre y hermanos. De igual forma también participaron varios ministros.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba