Comentarios Recientes

0

Un sueño pospuesto pero nunca cancelado


  • Joel Anico | 22-03-2020

Y así de la nada y sin esperarlo mis VIAJERILLOS, este mundo muchas veces convulso en el que vivimos se ha puesto en pausa obligatoria y precautoria. 

La llegada inoportuna y desagradable de este virus que sin invitación se coló en nuestra fiesta de vida diara para interrumpirla de repente ha parado en seco todos nuestros planes, en mi caso todos los viajes,  para hacer de las suyas y no de manera sigilosa sino abrumadora.

Este período de cuarentena en el que nos han sumergido por el bien de todos, nos ha hecho prestarle atención en tan solo horas a cosas que durante meses y probablemente años no nos habíamos tomado el tiempo de sentarnos a pensar como por ejemplo, lo preciado de la libertad, lo preciado del tiempo de calidad compartido con los nuestros y sobre todo con nosotros mismos.

Nos ha tocado poner a prueba nuestra creatividad para que el encierro entre cuatro paredes no nos haga crecer la natural ansiedad que provoca en muchos el ametrallamiento de noticias que siendo falsas o verdaderas no dejan de ser en su mayoría desalentadoras y que nos hacen añorar la libertad que tan solo días atrás teníamos.

Pero dentro todo esto hay una libertad que nunca nos quitarán y es la libertad de SOÑAR pues mal que bien esto que ahora atravesamos definitivamente no será para siempre y no por que como dice el refrán, el cuerpo no lo resista, sino por que definitivamente PASARÁ y cuando toda esta angustia sea diluida y posteriormente desaparecida nuestra tierra seguirá allí y ¿saben que? seguirá mucho mejor, mucho más hermosa pues estos días paradójicamente son días de aliento y regeneración para este planeta que tanto lo necesita, le estamos dando un descanso de nosotros mismos que era necesario y eso ella, la madre tierra, lo agradecerá.

Ya luego, después que pase la tormenta y salga el sol y podamos nuevamente poner nuestros pies en la intemperie, encontraremos un ambiente probablemente mejorado y al que valoraremos más que antes, entonces, esos viajes pausados podrán ser retomados y se nos brindará una nueva oportunidad de disfrutar pero de una manera sana de cada una de las maravillas que nos esperan afuera, por lo pronto, cuídate, quédate en casa y cada día que amanezca mira por tu ventana y sueña, sueña con ese lugar añorado, imagínate allí porque esto PRONTO PASARÁ.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba