Comentarios Recientes

0

Poemas que inspiran amar con el alma


  • Ignacio Guerrero | 06-08-2020

“Desearía poder hablarte, desearía poder sonreírte, desearía poder abrazarte, pero sobre todo desearía poder besarte”. (Anónimo)

Amar, solo amar

Cuando se decide cultivar el amor verdadero, solo hay espacios para amar con el alma; ese debe ser la misión y la práctica de los enamorados con un objetivo esencial: alcanzar la felicidad.

¿Cuándo se aprende a amar? Es posible amar y ser amado cuando se compartan sentimientos nobles entre personas que basen las relaciones en virtudes y valores como confianza, solidaridad, abnegación, compresión, sinceridad y el amor.

Entrañables amigos y amigas, amén con el alma y el corazón, porque solo así serán amados y muy felices. (Ignacio Guerrero). 

*“Esclava mía”

(Pablo Neruda)

“Esclava mía, témeme. Ámame. Esclava mía!

Soy contigo el ocaso más vasto de mi cielo,

y en él despunta mi alma como una estrella fría.

Cuando de ti se alejan vuelven a mí mis pasos.

Mi propio latigazo cae sobre mi vida.

Eres lo que está dentro de mí y está lejano.

Huyendo como un coro de nieblas perseguidas.

Junto a mí, pero dónde? Lejos, lo que está lejos.

Y lo que estando lejos bajo mis pies camina.

El eco de la voz más allá del silencio.

Y lo que en mi alma crece como el musgo en las ruinas.

un amor en que el cariño y el miedo van de la mano”.

*“Si me quieres, quiéreme entera”

( Dulce María Loynaz)

“Si me quieres, quiéreme entera,

no por zonas de luz o sombra…

Si me quieres, quiéreme negra

y blanca, Y gris, verde, y rubia,

y morena…

Quiéreme día,

quiéreme noche…

¡Y madrugada en la ventana abierta!…

Si me quieres, no me recortes:

¡Quiéreme toda!… O no me quieras”

*“No me pidas que me aleje de ti”

(Ricardo Linares)

“No me pidas que me aleje de ti

no, no me digas que te abandone,

que olvide el pasado, el ayer,

sin luchar para que lo nuestro funcione.

Sé que no has dejado de quererme

tus sentimientos están conmigo,

por tu boca salen palabras

inapropiadas sin sentido.

Acuérdate mi amor

de aquellos dulces momentos,

una rosa, un beso, un papel escrito que veías,

al tener los ojos abiertos.

Ahora tu luz se ha apagado

soy protector, amante y guía,

alumbrando caminos

hasta el resto de los días.

Hoy la rosa la puedes oler,

el papel lo puedes tocar,

el escrito te lo puedo leer,

mis labios te pueden besar.

Acuérdate mujer

que a Dios hicimos juramentos,

de no separarnos jamás

por alegrías, sufrimientos.

Por todo, no me pidas que te deje,

que me vaya vida mía,

porque ahora más necesito

aliviar tu terrible agonía.

Nuestras vidas están unidas

por cimientos bien forjados,

no hay mal en este mundo

que derribe lo formado.

Por eso te pido, imploro, ruego,

no te apartes mi fiel amada,

sin tu persona y cariño

en mi existir, no soy nada”.

*“Dame la mano”

(Gabriela Mistral)

“Dame la mano y danzaremos;

dame la mano y me amarás.

Como una sola flor seremos,

como una flor, y nada más...

El mismo verso cantaremos,

al mismo paso bailarás.

Como una espiga ondularemos,

como una espiga, y nada más.

Te llamas Rosa y yo Esperanza;

pero tu nombre olvidarás,

porque seremos una danza”.

“Entrégame el tiempo que te sobre, y lo gastaré en hacerte la persona más feliz del planeta”. (Anónimo)


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba