Comentarios Recientes

0

Poemas que causan lágrimas por la pérdida de un ser querido


  • Ignacio Guerrero | 13-08-2020

“Hay muertos que van subiendo cuanto su ataúd más baja...”  (Manuel del Cabral)

In memoriam a don Príamo Rodríguez

Muerte y tristeza

La muerte genera dolor y tristeza, porque nos lleva a seres queridos y útiles a la  sociedad.

Algunos poetas y pensadores afirman que :  “La muerte no existe, la gente sólo muere cuando la olvidan; si puedes recordarme, siempre estaré contigo”; esa sentencia es propicia para enaltecer al doctor Príamo Rodríguez Castillo, porque siempre perdurará entre nosotros, porque su legado y sus obras nos seguirán guiando por el camino del bien.

Cuando hablamos o escribimos sobre don Príamo, los rostros se cubren de lágrimas, por que él fue solidario y surcó las rutas hacia el éxito, la justicia social, la libertad y el bienestar social

Que su alma descanse en paz y gloria eterna, don Príamo. (Ignacio Guerrero)

*“AIRE DURANDO”

(Manuel del Cabral)

“¿Quién ha matado este hombre

que su voz no está enterrada?

Hay muertos que van subiendo

cuanto su ataúd más baja...

Este sudor... ¿por quién muere?

¿Por qué cosa muere un pobre?

¿Quién ha matado estas manos?

¡No cabe en la muerte un hombre!

Hay muertos que van subiendo

cuanto su ataúd más baja...

¿Quién acostó su estatura

que su voz está parada?

Hay muertos como raíces

que hundidas... dan fruto al ala.

¿Quién ha matado estas manos,

este sudor, esta cara?

Hay muertos que van subiendo

cuanto más su ataúd baja…”

*DESPEDIDA A DON PRÍAMO RODRÍGUEZ CASTILLO

ADIÓS

(Minerva Calderón)

“Porque la vida concluye cuando menos lo esperas;

porque el tiempo corre tan de prisa, que apenas podemos disfrutar la alborada; 

porque la reflexión y el conocimiento impulsan el acto creativo, 

hoy, le digo adiós, con respeto y un pesar profundo.

Adiós, incansable creador de sueños,

líder emprendedor y visionario,

a usted le dedico un aplauso desde el alma,

porque fue vencedor de adversidades,

defendió con valentía sus verdades,  

hizo del trabajo su bastión de triunfo.

Adiós, por el final de una vida productiva;

por el final de intensas horas de labor creativa;

por el final de cientos de viajes por el mundo, 

proyectando sus anhelos de educación y 

vinculación humana.

Su mente ágil, visionaria, decidida,

se adelantaba al ritmo del tiempo; 

se desdoblaba en múltiples ideas,

retaba a seguirlo en una nueva hazaña. 

Adiós, hasta el encuentro final en la eternidad, 

ineludible realidad plasmada en el tiempo.

Algún día todos caminaremos por la dimensión infinita del silencio.

Algún día descubriremos el verdadero valor de haber servido.

El valor de perdonar, purificar el alma; 

construir un mundo solidario;

prodigar bondades;

callar para no herir con las palabras;

agradecer desde lo más sencillo hasta lo más grandioso;

compartir el bienestar y las sonrisas;

edificar sobre la verdad y la justicia;

entender la transitoriedad de la existencia.

Creador del Universo,

en nombre del encuentro ineludible con el final terrenal, 

invoco tu presencia. 

Padre, fuente de perdón y de bondad,

condúcelo por el trayecto de la paz y del descanso eterno.

Fortalece y bendice su familia.

Llena de solidaridad y creatividad la familia utesiana, 

para que   el árbol frondoso de la sabiduría 

regale al mundo los frutos del saber.”

Minerva Calderón López

Santiago de los Caballeros

6 de agosto de 2020

*“El Viernes Santo al alma”

(Hernando de Acuña)

“Alma, pues hoy el que formó la vida

y el que tiene poder sobre la muerte,

sólo por remediar tu eterna muerte

dio el precio inestimable de su vida,

mira que es justo que en ti tengan vida

los méritos y pasos de su muerte,

y conoce que es viento, sombra o muerte

cuando el error del mundo llama vida.

Y así podrás, saliendo de esta muerte,

entrar en posesión de aquella vida

que no la acabará tiempo ni muerte.

Endereza el camino a mejor vida,

deja el siniestro que te lleva a muerte,

que el derecho es más llano y va a la vida.”

“Vivir en el corazón de los que dejamos detrás de nosotros no es morir.”

(T. Campbell)


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba