Comentarios Recientes

0

Los contratos musicales más caros de la historia


  • Marilyn Ventura | 14-09-2020

Mucho se habla de quién ha obtenido el contrato más caro y grande dentro de la industria musical.  Lo cierto es que esta cuestionante hay que dividirla entre el mercado anglosajón, británico, europeo y latino.

¿Quedaba alguna duda acerca de quien sigue siendo el Rey del Pop? En efecto, el contrato discográfico más caro de la historia de la música, valorado en 250 millones de dólares, fue ofrecido a Michael Jackson, después de su muerte.

La cara más paradójica y oportunista de una industria que vio en la muerte del artista de Thriller una mina de oro con la que lucrarse, entablando un contrato con la familia Jackson que se vio traducido en 31 millones de copias vendidas en los doce meses que siguieron a la muerte de Michael Jackson en junio de 2009. 

En el mercado británico Adele negoció el contrato discográfico más caro de la música británica, confirmando de este modo su status de diva de la canción tas el éxito de sus álbumes 21 y 25.  Se dice que fue por 131 millones de dólares y se convirtió en la mujer mejor pagada de la música en el 2018.

En el mercado latino se debate Ozuna y Daddy Yankee por el primer lugar, este último acaba de firmar con Universal Music Group y aunque no se ha precisado la cantidad se habla de más de 150 millones de dólares.  Ozuna firmó el año pasado con Sony por 100 millones de dólares.

Ambos han sido considerados como contratos de gran envergadura, tomando en cuenta que se trata de artistas latinos.

Con estos contratos musicales más caros de la historia demuestran el buen olfato de las discográficas para detectar futuros beneficios en la mayoría de ocasiones.  De seguro que las cifras de futuros contratos aumentarán aún más en los próximos años.

Otros contratos millonarios

El caso de la cantante Whinie Houston, creadora de I Will Alway Love You, fallecida en 2012, firmó un contrato de 100 millones de dólares en 2001 con la discográfica Arista a fin de publicar varios discos nuevos y un recopilatorio de grandes éxitos.

En aquel mismo año, Mariah Carey también firmaría su contrato para los fallidos disco y película Glitter, valorado en 100 millones de los cuales la cantante sólo recibió 28 tras la ruptura de contrato por el escaso éxito del primer álbum. 

Recordemos a Robbie Williams, quien en 2002, el cantante británico firmó un contrato con EMI valorado en 115 millones por la publicación de cuatro nuevos discos. El artista de Rock DJ definiría este momento como "ser rico más allá de mis sueños más salvajes". Todo un showman. 

De su lado Adele, el contrato con EMI valorado en 90 millones de libras (unos 130 millones de dólares), la convirtió no solo en la celebridad musical mejor pagada de la escena británica, sino también en la cantante con el contrato más caro de la historia en el 2018.

Bruce Springsteen, el cantante de Born in the USA firmó en 2005 un contrato con Columbia Records valorado en 150 millones de dólares que incluía cinco nuevos álbumes, todos ellos número 1 en el Billboard 200 durante los años siguientes.

Jay-Z, el actual propietario de Tidal abandonó Def Jam en 2008 tras serle ofrecido un contrato de 150 millones de dólares por la compañía de música en vivo Live Nation, cuya discográfica Roc Nation pasaría también a explotar los álbumes del rapero. 

Lil Wayne, en 2012 surgió la polémica cuando el problemático Wayne aseguró que el sello Cash Money no quería publicar su álbum ni permitirle abandonar la discográfica. 

Una versión no del todo cierta si se tiene en cuenta que realmente el sello temía que Wayne fuese pagado por una compañía más competitiva, de ahí que pasaran a ofrecerle un contrato de 150 millones por la producción de cuatro álbumes.

Tres años después Birdman, cofundador de Cash Money, cedería el contrato de Wayne a Jay-Z por 75 millones de dólares con motivo de la salida de Tidal al mercado. 

U2, tras el éxito de la banda de Bono con los álbumes The Joshua Tree y Achtung Baby, Polydor desplegó ante el grupo irlandés un contrato de 200 millones de dólares en el que se incluían nuevos álbumes como Pop, considerado uno de los más flojos del grupo, o All That You Can't Leave Behind y Vertigo, dos de los más famosos de U2 durante los últimos años. 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba