Comentarios Recientes

0

Las 6 preguntas de Mirador, Judith Rodríguez


  • Marilyn Ventura | 13-01-2021

Judith Rodríguez no es cualquier actriz.  Es una dama del cine y el teatro dominicano con un talento probado y una impecable trayectoria.

Es de esas mujeres que no te cansas de ver actuando, debido a que cada personaje que interpreta supera con creces al anterior.  Se desdobla de una forma impresionante y en sus papeles deja el mejor sabor a boca para verla mil veces más.

A continuación te presentamos a una Judith Rodríguez diferente, quien desnuda su alma y nos comenta sobre temas que muchos desean conocer.

1- Cómo calificas el receso que ha tenido la industria del cine dominicano en estos meses?

Como fatal, definitivamente este tiempo de pandemia ha sido negativo no sólo para el cine, sino para todo el gremio artístico nacional e internacional. Algunos hemos tenido la bendición de poder filmar y terminar nuestras películas y proyectos, pero esa no es la realidad de la gran mayoría. Los cines y teatros cerrados han hecho que muchos de los proyectos teatrales y cinematográficos del país, hechos con sumo esfuerzo, se queden en tiempo de espera hasta ver qué sucederá o cómo aplicaremos medidas más factibles para toda la industria. Muchos artistas sin trabajo y sin saber qué pasará. Este tiempo puede causar mucha incertidumbre, yo trato de mantenerme positiva, pero también atenta a los cambios que se van dando. La vida cambió y no podemos resistirnos a ese cambio, lo que hay es que adaptarse lo mejor posible a éste.

2- Cuál ha sido tu mejor papel y cuál entiendes no ha estado a la altura?

Yo amo cada personaje que he hecho, algunos me han marcado y retado más que otros por distintas razones, pero todos han sido buenos. Rafaela, Toña, Yanelly, Hamlet, Elaine, La Barbie Atlética, Jessie, María, Karina y Génesis son especiales para mí, es que de todos mis personajes he aprendido bastante, tanto de mí misma como ser humano y artista, como de las historias de las cuales he sido parte como actriz.

3- La mujer es tan valorada, en términos económicos y sociales, como el hombre dentro del cine dominicano?

Actualmente, en términos económicos, habría que hacer una investigación amplia para determinar si todas estamos cobrando igual que los hombres, pues yo no podría decirlo a ciencia cierta si sólo me baso en lo que estoy ganando yo o mi círculo cercano. De igual modo, las mujeres estamos trabajando duro y abriéndonos esas puertas continuamente. Muchas también somos creadoras, no sólo actrices, y vamos produciendo nuestros propios proyectos.

4- Si te pusieran a elegir entre el cine y el teatro, cuál sería tu decisión?

Elijo el arte en general. Ambos son distintos y tienen su magia. Yo creo en la libertad que te da el arte como tal, de expresarte como quieras y en el escenario que quieras. Yo me enamoro de las historias y sus personajes, ya sea en cine, en el teatro, la música, los libros.

5- Muchos te ven como una actriz diferente y con todas las condiciones de internacionalización, cómo te visualizas tú y hasta dónde quieres llegar con tu carrera artística?

Gracias por la consideración, yo amo este oficio, estoy en él desde los 16 años y no me pongo límites en lo que quiero lograr. Yo me visualizo creando, sin importar el lugar, es decir, nacional e internacionalmente, hasta que mi espíritu, mi mente y mi cuerpo me lo permitan. Ser artista viene también de un don sagrado que te da Dios o una energía superior y es hermoso sembrar y cultivar con esa gracia. Hacer arte es dar y amar hasta el final.

6- ¿Cuáles son tus planes inmediatos y futuros?

Estos son tiempos muy contradictorios, yo puedo tener muchos planes, pero lo primero es cuidar mi salud física, espiritual y mental, pues sin eso no hay nada. Estamos terminando la post producción de nuestra película Rafaela, (dirigida por Tito Rodríguez de nuestra casa productora Destiny’s Films) para que esta pueda ser estrenada. Llevamos más de 9 años con esta historia y es hermoso lo que hemos logrado. Tenemos planes de volver al teatro con un proyecto que me llena de ilusión, bajo la dirección de Vicente Santos. No hemos podido estrenar “De Niña a Niña”, un documental sobre la desigualdad de género en República Dominicana, que tuve el honor de crear y dirigir gracias a Save the Children RD.

Estoy sumamente ilusionada con el estreno en el Festival del Nuevo Cine Iberoamericano en la Habana, Cuba, de “Dossier de Ausencias”, un docudrama que protagonizo bajo la dirección del director cubano y gran maestro Rolando Díaz, y que en marzo estará en competencia en este festival, que es uno de los más importantes de la región. Entre otras cosas más que tenemos, vamos a ver cómo nos fluye el año, pues estamos en tiempos extraordinarios, uno propone y Dios dispone.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba