Comentarios Recientes

0

El Ciego de Nagua, fuente de inspiración para muchos


  • Marilyn Ventura | 30-03-2020

No ha sido una ni dos veces que se han escuchado voces como las de Krency García, El Prodigio, o Yovanny Polanco, asegurar que Bartolo Alvarado, conocido artísticamente como El Ciego de Nagua, ha sido una sólida fuente de inspiración dentro de la música típica.

Y no solo por su genialidad al manipular el instrumento del acordeón, sino también por su calidad humana y profesional que siempre le caracterizó.

Muchos de los actuales acordeonistas lo consideraban su “papá”, ya que Bartolo jamás tuvo una respuesta negativa para ceder sus conocimientos a sus homólogos.

Conocer su historia deja inquieto a más de uno, debido a que desde pequeño sintió inclinación por los instrumentos musicales, iniciando a tocar una tambora con apenas dos años de edad.

Nació ciego, pero eso no le impidió hacerle entender a sus padres lo que quería hacer en la vida.  De manera autodidacta aprendió a tocar acordeón a los nueve años.

De ahí en adelante este fue su transitar, grabando su primera canción a principios de los 70, y después de esto no paró de hacer éxitos a ritmo de perico ripio.

Los años 80 marcaron una década exitosa para el artista, cotizándose entre los mejores de la música típica, con un repertorio de gran popularidad y arrastre en aquella época.

De forma acelerada, su música se coló en la radio nacional, lo que lo llevó en el 1973 a realizar su primera gira por Estados Unidos.  De esto siguió un contrato con la compañía Discomundo.

En el 1973 también siguieron los éxitos, ya que grabó la canción “Fua”, conocida también como “La luz”, tema que marcó toda una época y fue uno de sus más grandes aciertos por la situación que vivía el país en ese entonces.

Por supuesto que “El diente de oro” fue otro de sus más emblemáticos temas, el cual fue grabado por muchos artistas y agrupaciones típicas.

En sus hombros tuvo veinticinco álbumes, grabados durante su dilatada carrera artística. En su rosario musical se encuentran canciones conocidas dentro del repertorio típico derecho, como  Chiche Bello, El gusto, Pena profunda, La que sufre callada, La profeta, Mujer allantosa, La lámpara apagá, La bailadora, Dame un besito, El deseo y la vaina y La colita blanca, entre otros.

En vida recibió numerosos reconocimientos, entre ellos el del Ministerio de Cultura que lo declaró como “Activo Cultural de la Nación” en el 2013, siendo el primero de ese género musical en recibir tan alta distinción.

Bartolo Alvarado nació en el paraje La Jagüita, del municipio Cabrera, Nagua, provincia María Trinidad Sánchez, República Dominicana, el 10 de enero de 1947, era hijo de Ramón Alvarado y Juana Pereira.  Su nombre de pila es González Alvarado Pereira.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba