Comentarios Recientes

0

De Bávaro a Miches: tres playas y una montaña


  • Joel Anico | 10-02-2020

Hace 1 semana estaba como de costumbre en Bávaro, en la costa Este de la República Dominicana, donde pasaría todo un fin de semana pues tenía como propósito grabar un reportaje para mi canal de YouTube.

En la noche del día antes a la grabación recibí una llamada del representante del parque donde haría dicha contenido y me informaba que por razones ajenas a su voluntad tendríamos que posponer la grabación. Luego de pasar un rato incómodo, pues necesitaba llegar a Santo Domingo con material para mi canal, respiré y decidí hacer un recorrido improvisado desde Bávaro hacia Miches a ver que nos encontrábamos.

Al día siguiente salimos cerca de las 10:00 A.M. y allí comenzó un recorrido que al final del día me hizo darme cuenta que todo lo que nos pasa en la vida, que en su momento pudiera crearnos inconvenientes e incomodidades, tiene un propósito y normalmente es para bien.

Luego de retirar algo de dinero en un cajero automático emprendimos el viaje y a unos 30 minutos de haber iniciado el recorrido nos topamos a la derecha con un letrero que llamó mucho nuestra atención, el mismo nos indicaba que cerca estaba una playa que nunca había escuchado mencionar, la playa de LAVACAMA y la curiosidad pudo más que el deseo de continuar hacia Miches.

Siguiendo las indicaciones llegamos al lugar que estaba a unos 10 minuto de la autopista y entre viejas embarcaciones apostadas sobre la arena, un pequeño destacamento y unos cuantos cerditos con pocos días de nacidos no fue difícil quedar maravillados con aquella línea de playa color turquesa. Nos quedamos unos minutos para tomarnos un agua de coco que nos ofrecieron muy amablemente en el lugar, hacer algunas imágenes y continuar nuestro recorrido. Regresando nuevamente a la autopista y a unos 15 minutos de la entrada de LAVACAMA otro letrero llamó nuestra atención, la playa y lago EL LIMÓN y ¿adivinen qué? pues al igual que en LAVACAMA entramos para matar nuestra curiosidad.

El trayecto cuando dejas la autopista es mayormente de tierra pero se tiene acceso fácilmente y mientra avanzas hay preciosos escenarios para deleitarte pero nada como cuando llegas a aquel lugar mágico donde los cocoteros parecían nunca acabar y aquella playa completamente azul hacen que sea casi un delito llegar allí y no dedicarte tiempo de disfrutar ese paisaje que nos regala la madre naturaleza. Allí hice nuevamente imágenes con el Drone y quedé pasmado cuando en las alturas pude ver como se combinaba la línea de playa, un "millón" de cocoteros y el lago El Limón al lado poniendo la cherry de aquel espectacular pastel. Volvimos a la carretera y solo minutos después estábamos en la entrada de el muy mencionado y visitado atractivo turístico MONTAÑA REDONDA.

Entramos al parqueo y allí nos recibió Pedro quien nos dio toda la información necesaria para iniciar nuestro ascenso. La entrada tiene un costo de RD$100.00 para dominicanos y US$5.00 para los extranjeros. Solo vehículos autorizados del mismo lugar tienen acceso a la montaña para subir a los visitantes ya sea en camiones estilo safari o camionetas para grupos más pequeños, dicho transporte tiene un costo de RD$1,000 para el grupo.

El ascenso es toda una aventura y a mitad de camino comienzan las increíbles vistas de la playa y la LAGUNA REDONDA, 10 minutos después ya estábamos en la cima de MONTAÑA REDONDA a unos 1,500 mts sobre el nivel del mar.Al subir allí entendí por que un lugar donde simplemente habían unos columpios y unas hamacas era tan visitado y es que las vistas desde allí son sencillamente ¡IMPRESIONANTES!

Honestamente quedé impactado con la belleza de este destino en sus 360 grados a tal punto que decidimos almorzar allí mismo en un comedor de comida criolla que estaba exquisita.Pasada aproximadamente una hora allí, tomamos el safari que nos regresaría a la falda de la montaña donde procuramos nuestro vehículo y seguimos el recorrido que nos llevó a PLAYA ESMERALDA, una de las playas más hermosas que hemos visitado y donde nos tomamos tiempo para bañarnos y aprovechar el soleado día que estaba de película terminando luego en el malecón peatonal de Miches donde observamos el atardecer y regresarnos a Bávaro para poner fin a un trayecto que sin buscarlo, fue de los mejores recorridos de playa que he hecho en mi país.Las palabras no rinden honor a lo que les cuento y si quieren ver este recorrido en video pueden buscarlo en mi canal de YouTube para que en su próxima visita a la zona lo hagan por ustedes mismos y créanme VIAJERILLOS, no se arrepentirán.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba