Comentarios Recientes

0

Café edición 15 de febrero 2020


  • Miguelina Medina | 14-02-2020

Tres Carmen

En el mundo sin pausas

el desierto vierte su vibrante inquietud

el espacio su caminado tiempo

las estrellas reales sus ojos de Carmen 

y  parece que yo soy, de ellas, una.

Ya iba muy lejos el tiempo

pero tres Carmen devolvieron los suyos

y a los desiertos ocultos trajeron lluvias

y a los tiempos descansos.

Una es expresión sublime

una confesión oculta,

un pálido rosado de cristal

la otra.

‘Savia fecunda’

Una nueva voz ha surgido

las mismas voces

que me fueron dadas hace tiempo.

Aflora esbelta y reina

entre dos azules

pero no le es simple ser reina 

un firmamento profundo se repite en sus sueños

un fondo que da vueltas a la noche 

que intenta atontarle las estrellas.

 Tu flor

Ahora comprendo

al poeta que vela sus versos

que escribe en el cielo a una flor

y le envía sus suspiros.

No soy yo esa flor 

y lo comprendo

envuelta en pétalos tiernos

y algodones gruesos ella está

y sin rizos sus pedúnculos.  

Amanecieron mis lágrimas junto a la noche

un día en que te vi dentro de sus ojos

dentro de sus versos delirantes.

Anhelé yo ser esa flor.

Mas, no lloro más  

ahora comprendo que sea tu flor

yo también admiro sus versos. 

Es más hermosa que mis versos

tu flor.  

Culpas en geometría

La procacidad de unas aguas

corridas por las hendijas

son las luces del infierno

Recula el dueño de estas lluvias blancas

culpable de estos oscuros movimientos del alma. 

Toda la geometría llena de un rocío

que ofende hasta la misma palabra.

A esas aguas 

les intento comprender sus persistencias

pero solo logro incentivar

una misma palabra. 

Autora:  Miguelina Medina


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba