Comentarios Recientes

0

Bajo tu propio riesgo


  • Joel Anico | 16-06-2019

El fin de semana pasado estuve, como de costumbre, grabando para mi canal de YouTube en una de las más recientes unidades del grupo H10, su nuevo hotel Ocean El Faro, que vale notar, es un hotel de ensueño.
   
Durante mi estadía allí estuve colocando algunos post promoviendo diferentes áreas con el propósito de darlo a conocer entres mis seguidores y no seguidores. Dichos post motivaron a varias personas a escribirme y hacerme diversas preguntas; una de ellas me llamó especialmente la atención pues, primero, era una persona del otro lado del mundo, específicamente de Medio Oriente y segundo, su pregunta en inglés que fue la siguiente: “Próximamente tengo un viaje programado a ese hotel, pero no sé qué hacer, ya que las noticias hablan de la inseguridad y las muertes en tu país y que es inseguro para los turistas. ¿Puedes decirme algo que me ayude a tomar una decisión por favor?"
   
Ese mensaje me conmovió, pues me daba rabia ver como los comentarios, mal intencionados de un grupo con intereses personales, han implantado en "segundos" en la mente del mundo una imagen de nuestro país que se aleja muchísimo de la realidad; respiré y mi respuesta a ella fue la siguiente:
   
Gracias por tomarte el tiempo de escribirme, paso a responderte. Si bien es cierto que nuestro país está lejos de ser perfecto mucho más cierto es que estamos muy lejos de ser ese país inseguro que han querido vender por casos aislados como pasa en todos los países del mundo. Pero, así como te digo una cosa te digo la otra, puedes venir bajo tu propio riesgo; riesgo de quedar hipnotizada cuando veas tras la ventanilla de tu avión las playas más hermosas del mundo, riesgo de que al salir del aeropuerto un grupo de merengue te reciba y que su música haga que tu cuerpo, a pesar del cansancio de horas de vuelo, quiera moverse involuntariamente, es inevitable. Corres el riesgo de que donde sea y cuándo te muevas, la amabilidad del dominicano te enamore.
   
Y qué decirte a la hora que pruebes un buen mangú, un sancocho, unos fritos verdes con salami, tus ojos brillarán. Aquí correrás muchos riesgos, no es mentira, correrás el riesgo de ver que en cada esquina de este país se arma una fiesta con un dominó y unas cuantas cervezas; riesgo de sorprenderte que hasta el más necesitado siempre tiene un plato de comida que brindar, este país, para ustedes, es un riesgo total y al final de tu viaje, cuando ya debas regresar a tu país sabes ¿cuál va a ser el peor riesgo de todos? ¡Qué te quieras quedar!
   
Esas fueron mis más sinceras palabras hacia esa chica que la perversidad de noticias amarillistas le sembraron en la mente muchas dudas, a ella y a miles de personas que tienen el deseo de conocer este pedazo de tierra, que para todo el que toma la decisión de visitarla se convierte en su pequeño paraíso, al final sus palabras fueron: “Me Encanta Ese Riesgo, Lo Tomaré”.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba