Comentarios Recientes

0
Manuel Ángel Fernández

Un Análisis Financiero

Manuel Ángel Fernández | manuel_fdez@yahoo.com

Preservar y fomentar el flujo de efectivo en la crisis


  • Manuel Ángel Fernández | 17-05-2020

Una empresa puede tener crecimiento en las ventas, puede incluso obtener muy buena rentabilidad, y aun así tener muy poco efectivo en sus cuentas. ¿Cómo puede ocurrir esto?: El sistema contable actual se fundamenta en el método de lo devengado, que establece que debe registrarse el ingreso, aún no se haya recibido el efectivo. O sea, que nos podemos encontrar con empresas que tienen altos volúmenes de ventas, pero que todavía no las hayan cobrado, o sea, no las hayan convertido en efectivo.

Por esta situación es que juega un rol fundamental en el análisis financiero empresarial el estudio del estado de flujo de efectivo, pues es que el realmente mide la fluidez del efectivo. Esta fluidez dependerá de la buena o mala gestión que se haga sobre los activos corrientes y el pasivo circulante.

La generación de efectivo es vital porque permite ejecutar las operaciones normales del negocio sin contratiempos, honrar los compromisos financieros de corto plazo, así como realizar las inversiones esenciales para su crecimiento.

Tal es la importancia del estado de flujo de efectivo, que hoy en día, las entidades de intermediación financiera fundamentan su análisis para el otorgamiento de créditos comerciales en la capacidad de la empresa para generar flujos que le permitan honrar sus compromisos presentes y futuros. 

En estos momentos de crisis y reducción de la actividad empresarial la gestión del flujo de efectivo es ya un asunto de supervivencia, para preservarlo se deben tomar algunas medidas:

1. Tener un control absoluto sobre las cuentas por cobrar. Se debe saber cuánto dinero hay en la calle. Investigue cuáles de sus clientes le pueden hacer el pago a través de transferencias o vía remota. Contrate un cobrador que con una ruta establecida pueda ir cliente por cliente a recoger el efectivo. Si es posible trate de ofrecer algún tipo de descuento por pronto pago. Con los clientes más morosos se puede acordar planes de pago.

2. Mantener la rotación del inventario. Trata de salir de mercancías que se puedan quedar obsoletas o con vencimientos de corto plazo. Liquida todo lo que puedas, muebles, equipos o maquinarias que no estés usando. Ofrece servicio de delivery, y marca la diferencia a través de las redes sociales. Ofrece algún beneficio por cada venta que hagas.

3. Ser selectivo con las cuentas por pagar. Realiza un análisis de todos tus compromisos para ver cuáles son prioritarios y cuáles puedes posponer. Negocia plazos con tus principales suplidores, y actúa de buena fe, da siempre la cara. Lo prometido es deuda. No te compliques la vida, si tenías planeado algún viaje de negocios, ampliar el negocio o adquirir un activo fijo, no es el mejor momento para grandes inversiones. Trata de aprovechar las facilidades de tu banco, llama a tu oficial de negocios para ver qué medidas de flexibilización financiera ha tomado tu entidad. 

El flujo de efectivo es como el aparato circulatorio de un ser humano, si disminuye o peor aún se detiene el flujo de sangre, el cuerpo muere. Así sucede con el negocio, si su flujo de efectivo se reduce o se detiene, y esto ocurre con frecuencia, la empresa estará condenada a cerrar sus puertas.

Por Manuel A. Fernández

Asesor Financiero

manuel_fdez@yahoo,com


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba