Comentarios Recientes

0

Globalia expone su versión sobre proyecto ecológico en Bayahíbe


  • Redacción | 09-02-2020

Globalia ha propuesto la construcción de Leaf Bayahíbe, un proyecto comprometido con el medioambiente, ideado para el área de recreo Guaraguao- Punta Catuano, colindante con el Parque Nacional Cotubanamá, en una propiedad adquirida de buena fe en el año 2000. 

Para dar curso a la compra, los vendedores presentaron a Globalia varios documentos oficiales que certificaban que la parcela 24-A no era parte del entonces denominado Parque Nacional del Este. La empresa adquiriente, Globalia República Dominicana, S.A., fue constituida el 29 de julio de 1999, el contrato de venta fue firmado en fecha 28 de octubre de 2000 y el nuevo título de propiedad a favor de Globalia se emitió el día 3 de noviembre de 2000. 

En los últimos 20 años, se ha ido reduciendo el tamaño del proyecto, a medida que crecía a nivel global la preocupación por el medioambiente. Lo que empezó como un gran hotel en régimen de todo incluido, similar a los que ya existen los principales destinos turísticos del país, ha evolucionado hasta convertirse en un proyecto totalmente ecológico idóneo para esa zona, amigable con el medioambiente, de muy baja densidad y con un enfoque ecosostenible y auto sustentable, en total armonía con los ecosistemas existentes. 

Leaf Bayahíbe, será un modelo de turismo alternativo totalmente compatible con los recursos naturales y con el patrimonio cultural de la zona, muy similar al que ha desarrollado Costa Rica, que acaba de ser seleccionada como el Mejor Destino de Vida Silvestre y Naturaleza 2019. 

Por esto, Globalia presentó en el 2019 al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MIMARENA) un proyecto turístico sostenible de muy baja densidad. Hablamos de 96 habitaciones totalmente integradas con el medio ambiente. Sólo habrá instalaciones en el 4,7% de la parcela. O sea, 11.517 metros cuadrados sobre un total de 244.791 metros cuadrados. 

Este modelo de turismo de naturaleza representa actualmente la principal tendencia del turismo mundial, y Leaf Bayahíbe está orientado a un perfil de turistas con un buen nivel educativo, generalmente con alto poder adquisitivo y con una marcada preferencia por la sostenibilidad ambiental y la apreciación de la cultura local. 

El turismo de naturaleza se sustenta, fundamentalmente, en la preservación y puesta en valor del patrimonio ambiental, la cultura y la biodiversidad, donde los parques naturales, las reservas protegidas, el ecoturismo, el medio rural, el agroturismo y las comunidades asumen el protagonismo. 

Ambientalmente sustentable 

Las 96 habitaciones, ubicadas en cabañas de madera de un piso, representan una densidad de 4 habitaciones por hectárea, una de las más bajas del mundo en proyectos de esta naturaleza. En Bayahíbe y en otros destinos turísticos dominicanos lo usual es una densidad de 40 habitaciones por hectárea, en grandes edificaciones tradicionales. 

Las habitaciones de Leaf Bayahíbe tendrán un diseño ecológico y de lujo, construidas con materiales ambientalmente amigable como madera, techos de cana, pisos de gravilla y arena, aprovechando elementos autóctonos de la zona, no tóxicos para la salud, duraderos y reciclables, con uso mínimo de componentes cementicos y agregados sintéticos y el uso de energía alternativa a través de paneles solares. 

Otras características 

Se trata de pequeñas edificaciones que se “mezclan” con el paisaje, y el conjunto natural exigente, tomando en cuenta las variaciones estacionales (lluvias, ángulo solar, etc.) y ajustándose a la topografía del terreno. 

Sus áreas sociales serán: lobby de 325 m2, plaza de lobby de 180 m2, spa con plaza ecológica de descanso y gimnasio de 595 m2, snack y bar de playa de 250 m2, tres restaurantes, área de servicios con cocina central de 380 m2 y habitaciones de empleados de 438 m2. 

El sistema de energía eléctrica se basará en paneles solares; tendrá un sistema ecológico para la recolección, tratamiento y disposición de las aguas residuales, al igual que el manejo y disposición de residuos sólidos domésticos. La operación contempla el uso de productos orgánicos y reciclables, no se utilizarán plásticos y se colocarán dispositivos de ahorro energeticos y en los sistemas de agua. 

De lo tradicional a lo sustentable 

El permiso ambiental es muy exigente y excluye del alcance del permiso la construcción de infraestructuras en áreas de humedales, manglares, ciénagas, cañadas y cualquier otra área de vulnerabilidad ambiental. 

El plan de manejo de la obra incluye la asesoría de un equipo de especialistas en botánica, ornitología, herpetología, arqueología, espeleología y biología marina para asegurar la protección ecológica, natural y cultural total del área. Además de las exigencias de las regulaciones locales, el cuidado ambiental lo impone el mercado de turistas al que está dirigido. 

No se está construyendo 

El proyecto aún no ha iniciado. Sólo se ha comenzado a despejar el área donde se construirán las nuevas instalaciones que donará Globalia al MIMARENA para el manejo del Parque Nacional.

 que permitirá establecer efectivas estrategias de control y regulacion de las actividades en area protegida. 

Estas nuevas instalaciones son necesarias porque en 2008 un tribunal de primera instancia reconoció el derecho de propiedad de Globalia sobre la parcela en cuestión y ordenó a MIMARENA desalojar las instalaciones que mantenía allí y entregar los terrenos a su legítimo propietario. 

Además, le impuso una penalidad de diez mil pesos por cada día que dilatara el cumplimiento de esta decisión. El precio de acceso al parque para los visitantes es de 250 pesos por persona. El Tribunal Constitucional, en su Sentencia TC/0211/15, de agosto de 2015, ratificó la decisión original y reconoció el derecho de propiedad de Globalia. Finalmente se llegó a un acuerdo mediante cual Globalia reubicaría y construiría nuevas instalaciones para el Parque Nacional. 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

MÁS CONTENIDO EN ECONOMÍA

Ir arriba