Comentarios Recientes

0
Manuel Ángel Fernández

Un Análisis Financiero

Manuel Ángel Fernández | manuel_fdez@yahoo.com

El Legado de Ángela Merkel y el Liderazgo Femenino


Dedicado a Mercedes Angélica (Mechy)


  • Manuel Ángel Fernández | 08-02-2021

Siempre he admirado el rol de liderazgo de la mujer. Hoy más que nunca, admiro a las mujeres que se esfuerzan todos los días por salir adelante.

Admiro a mi madre María Altagracia, por su tenacidad y capacidad extrema para el trabajo. Admiro a mi hermana mayor Sara, por su capacidad de gestión, su sentido común, su sinceridad implacable y su don de comprensión. Admiro a mi hermana Rocío, madre soltera que solventó obstáculos para educarse, graduarse de docente y ser respetada por sus compañeros de trabajo por su calidad de servicio y capacidad de sacrificio.

Tengo la dicha de haberme casado con una mujer extraordinaria, elegante y exigente. Thelma Leonor es una mujer de batalla: mercadóloga, empresaria, creativa, gestora cultural y una prestigiosa artista, además de ser una excelente madre. 

También tengo a mis primas hermanas, mujeres de altos kilates, luchadoras, emprendedoras que han logrado reinventarse para ser mejores madres, mejores esposas y profesionales. Son mis Ángeles de Charlie.

Gracias a Dios aún mantengo amistad con una gran parte de mis compañeras del colegio, las admiro, pues muchas de ellas han sobrellevado enormes decepciones y épocas de crisis intensas, más sin embargo han sabido superar cada uno de esos obstáculos, son mis heroínas. 

La vida me ha dado la oportunidad de compartir laboral y profesionalmente con mujeres valientes: presidentas y gerentes generales de cooperativas, gerentes de negocios de entidades financieras, abogadas, analistas, docentes, emprendedoras y empresarias que han alimentado mi espíritu y de las que he aprendido mucho.

Cada día más, las mujeres han estado ocupando importantes puestos de liderazgo. Recuerdo a Indira Gandhi (India), Benazir Bhuto (Pakistán), Golda Meir (Israel), Margaret Thatcher (la dama de hierro) y en los años noventa a Violeta Chamorro que gobernó Nicaragua entre 1990 y 1997. También la extraordinaria labor de la Madre Teresa, la líder indígena guatemalteca Rigoberta Menchú (premio Nóbel de la Paz en 1992) y la gran Evita Duarte de Perón en la Argentina.

En los últimos años, hemos visto gobiernos como los de Michelle Bachelet en Chile, Cristina Fernández de Kirchner en Argentina y Dilma Rousseff en Brasil. En nuestro país tuvimos la figura de Doña Milagros Ortiz Bosch, Doña Margarita Cedeño y actualmente a Doña Raquel Peña como vicepresidentas, muy eficientes, por cierto.

A nivel económico las mujeres han tomado la batuta. Hasta hace poco el poderoso Fondo Monetario Internacional (FMI) era dirigido por la implacable y exquisita dama francesa Christine Lagarde, quien hoy ocupa la presidencia del Banco Central Europeo. Actualmente el FMI es dirigido por otra mujer, la economista búlgara Kristalina Gueorguieva. 

En los Estados Unidos, por varios años la Reserva Federal, el Banco Central de Estados Unidos, estuvo dirigido por la genial Janet Yellen, hoy en día Secretaria del Tesoro en el recién inaugurado gobierno de Joe Biden.  Así mismo, tenemos a la primera vicepresidenta de los Estados Unidos en la figura de Kamala Harris. Recordemos que, en 2016, Hillary Clinton estuvo a punto de ser la primera presidenta si no fuese por la campaña de descrédito que fue víctima. 

De este grupo de mujeres líderes, me atrae la figura de la canciller alemana Ángela Merkel. Me llama la atención su sencillez y humildad, pues a pesar de ser la mujer más poderosa de Europa y del mundo para muchos, vive de manera frugal, sin extravagancias, va ella misma al supermercado a hacer la compra, no le gusta andar con aparatajes de seguridad ni lambones y le prepara la cena a su esposo, para luego ver la televisión juntos. También admiro su paciencia y sagacidad para poder lidiar con personalidades tan extravagantes como Donald Trump o Silvio Berlusconi. 

Después de 16 años al frente de la principal potencia europea, doña Ángela dice “hasta aquí llegué”. Desde mi punto de vista la Unión Europea tendrá un antes y después de ella. Ella ha logrado dignificar el oficio de la política. 

Desde niña, y bajo un ambiente ateísta y bajo la sombra del comunismo, supo salir adelante con su familia.  Llama la atención que es física de profesión (de ahí su paciencia y serenidad) con doctorado en química cuántica, se dedicó a la investigación científica hasta 1989.

Mujer de ideales férreos y con una enorme capacidad de claridad de pensamiento, logró llegar al poder en 2005, siendo la primera mujer en estar al mando de Alemania desde su fundación como estado federal en 1870. En términos económicos, prefirió una postura pragmática, dando continuidad a las reformas liberales de su antecesor. En términos de relaciones internacionales siempre fue una gran conciliadora, enamoraba a cualquiera con su bellos ojos azules y hermosa sonrisa.

A pesar del tiempo que tiene en el puesto, cuenta con un amplísimo nivel de aprobación dentro de la población. Ha demostrado que se puede gobernar con honestidad, firmeza y sobre todo con valores.

Doña Ángela Merkel, es un orgullo para las mujeres, que deben preservar su legado y seguir exigiendo reivindicaciones.

Por Manuel A. Fernández

Asesor Financiero

manuel_fdez@yahoo.com


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba