Comentarios Recientes

0
Manuel Ángel Fernández

Un Análisis Financiero

Manuel Ángel Fernández | manuel_fdez@yahoo.com

Economía, Finanzas y Coronavirus


  • Manuel Ángel Fernández | 16-03-2020

Para nadie es un secreto que estamos viviendo tiempos muy difíciles. Una nueva amenaza sanitaria conocida como Covid-19 está empujando al mundo a una nueva crisis. Con la proliferación del virus en Italia y toda Europa, los mercados se desplomaron el pasado lunes 9 de marzo (otro lunes negro). Fue tanta estrepitosa la caída que se tuvo que activar el “circuit breaker”, un dispositivo a través del cual se detiene temporalmente la bolsa de Nueva York (NYSE) cuando las pérdidas sobrepasan el 7%.

El Bono del Tesoro a 10 años, uno de los instrumentos de inversión más seguros, abrió la semana pasada con un rendimiento del 0.58%, un acontecimiento nunca visto. Esto se debió a que el pánico provocado por el coronavirus llevó a los inversionistas a deshacerse de sus acciones y buscar refugio en instrumentos seguros, como los bonos del tesoro.  

Todos los eventos multitudinarios, ya sean artísticos o deportivos, han sido suspendidos. Italia decretó el cierre total de sus fronteras como medida extrema para contener los contagios, y España parece que va a tomar medidas similares. 

Estados Unidos, decidió prohibir la llegada de vuelos desde Europa y China, y las cancelaciones de hoteles están a la orden del día. El pasado viernes 13 de marzo, el presidente Trump decretó la emergencia nacional para así poder acceder a fondos extraordinarios para contrarrestar la pandemia.

Nuestro país, tan dependiente del turismo y las remesas, sentirá un bajón de ingresos por estas vías, lo cual es realmente preocupante. Una reducción de nuestro ritmo de crecimiento, y paralización de la actividad económica, puede desencadenar en un incremento del desempleo y reducción de la producción.

En tal sentido, en estos momentos delicados, debemos ser inteligentes y hacer un buen uso de la prudencia financiera. No es momento para excesos en el gasto. Por lo tanto, se antoja una buena idea establecer controles estrictos en los gastos a través de presupuestos. Si en los próximos meses se tenía planeado algún gasto de consideración, sería recomendable reconsiderarlo.

Siempre hemos hablado de las bondades de tener un fondo de contingencia para cuando se presenten eventualidades, y ahora más que nunca, es el momento de crear un fondo para cubrir por lo menos tres meses de nuestros gastos.

Por otro lado, revisa la despensa de tu casa, y redacta una lista con aquellos artículos básicos necesarios que te faltan para que los puedas adquirir. No es buena idea llevarse del pánico y comprar grandes cantidades de productos perecederos que se puedan dañar, y tampoco comprar a borbotones aquellos productos de higiene recomendados para evitar la enfermedad como cloros, jabón de cuaba, manitas limpias, etc.., los demás también los necesitan, evita acaparar estos productos.

Nuestro hogar, será por un buen tiempo nuestro refugio, cuida de él. Establece medidas considerables de higiene.  Suspende fiestas y reuniones sociales hasta nuevo aviso. Comparte con tus familiares, lee libros y mantente siempre informado con fuentes creíbles.

Pienso que algo positivo que podemos hacer es meditar. Esta situación nos recuerda que somos seres vulnerables, y por lo tanto no podemos vivir la vida con excesos y con una total falta de prudencia. Esto nos recuerda, lo valioso de algo tan sencillo como lavarse las manos para preservar nuestra salud. Ha llegado el momento de reflexionar, de ser más humildes, de respetar la naturaleza, y hacer siempre el bien, sin mirar a quien.

Por Manuel A. Fernández

Asesor Financiero

manuel_fdez@yahoo.com


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba