Comentarios Recientes

0

Destacan buen inicio del Director del INTABACO


  • Juan Castellanos | 16-10-2019

El cambio ha sido muy bueno, lo demuestra el Ing. Agron. Manuel Alejandro Ureña, al traer el tema de la conservación del suelo y el deterioro que presentan los suelos cultivados con esta aromática planta. La rotación tiene innumerables ventajas para el terreno y para el cultivo del tabaco.        

En primer lugar es una forma de aprovechar de forma equilibrada los nutrientes del terreno. Realizando la rotación de cultivos con la planta oleaginosa y a la vez leguminosa, como es el maní además de disminuir las plagas y enfermedades que atacan al tabaco, también agrega nitrógeno al terreno a través de la bacteria Rhysobium leguminosarum.
   
El Director del INTABACO está implementando en todas las tierras tabacaleras como ya hemos señalado, un sistema de rotación de cultivos con lo cual se logra evitar la proliferación de enfermedades y plagas del tabaco. Además del uso equilibrado de los nutrientes del suelo, disminución de la creación de toxinas en el terreno, proliferación de diferentes microorganismos del suelo productores de nitrógeno de forma independiente y cuando se utilizan plantas leguminosas la proporción de grandes cantidades de nitrógeno a través de las bacterias del genero Rhyzobium, las cuales viven en simbiosis con las plantas leguminosas.
   
Como señala una nota informativa del INTABACO publicada recientemente, cultivando el maní en rotación con el tabaco se pueden obtener de 6 a 8 quintales de maní por tarea, los cuales mercadeados en el país puede ofrecer una buena rentabilidad. Si deciden los agricultores agregarle valor al maní, pueden obtener elevados precios en el país como también en el exterior, si se deciden por la exportación. Además del maní, el INTABACO enumera un listado de cultivos los cuales se podrían completar con especies de diferentes leguminosas, para una  aplicación ventajosa de la rotación de cultivos. Todos los cultivos que se utilizan en las rotaciones, producen una gran cantidad de rastrojos los cuales deben enterrarse en el suelo con la arada. Esto es muy beneficioso en el mejoramiento de las cualidades físicas y también nutritivas y microbianas del suelo.
   
En un recorrido que realizamos por todas las parcelas cultivadas de tabaco a principio del año 2012, invitado por el Ing. Lorenzo Fernández, Director del INTABACO en esa época, pudimos observar el gran deterioro de los suelos, a causa de la erosión producida por el agua de lluvia.                         

Es necesario para completar la obra de conservación de suelos, además de la rotación de cultivos realizar un programa para la totalidad de los terrenos inclinados o de jaldas, dedicados a la producción de tabaco, de prevención de la erosión a través de la construcciones de zanjas siguiendo las curvas de nivel.                       

El INTABACO goza del prestigio de ser uno de los Departamentos de Agricultura, que desde el año 1962 ha sido el promotor y realizador de muchos de los cambios avanzados en la agricultura de la zona Norte y el país.        

Con el problema del deterioro de los suelos agrícolas y su recuperación, a través de la aplicación de técnicas sencillas pero muy efectivas de conservación del suelo, las tierras tabacaleras de esta zona Norte, podrían convertirse en modelo de producción con sostenibilidad y amigable con el medio ambiente.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba