Comentarios Recientes

0
Manuel Ángel Fernández

Un Análisis Financiero

Manuel Ángel Fernández | manuel_fdez@yahoo.com

Cooperativismo y Soluciones ante la Pandemia


  • Manuel Ángel Fernández | 20-07-2020

Recientemente dos de las más importantes cooperativas de la provincia de Santiago cumplieron 68 años de existencia. Creo que en la historia de la República Dominicana pocas entidades gozan de este nivel de longevidad. 

El pasado 3 de julio, la Cooperativa La Altagracia, todo un ícono del cooperativismo nacional e internacional cumplió 68 años dando soluciones a una comunidad extensa de socios. Nacida en plena parroquia Nuestra Señora de la Altagracia, esta entidad se ha constituido en todo un modelo cooperativista.

Así mismo, el pasado 10 de julio, la Cooperativa San Miguel, nacida en la comunidad de Las Charcas, también celebró su 68 aniversario. Esta entidad cuenta con la inexpugnable fidelidad de sus socios, y se ha convertido en un canal de desarrollo para toda la zona sur de la provincia.

Estas entidades fueron forjadas por el padre Pablo Steele, experto técnico en cooperativas enviado por la orden sacerdotal de Los Scarboros del Canadá y quien se encargó de sembrar la semilla del Cooperativismo en nuestra nación.

En esta triste circunstancia que estamos padeciendo por la pandemia del Covid-19 el cooperativismo dominicano debe empoderarse y convertirse en un catalizador de soluciones para enfrentar esta calamidad. El cooperativismo local tiene un alto nivel de identificación en cada una de las comunidades donde tiene presencia, por lo que hay cuatro ejes de acción donde pueden incidir con potenciales buenos resultados:

1. Información: La estructura de entidades cooperativistas, con una amplia capacidad de difusión, puede diseñar canales y programas de educación con el fin de mantener informados a cada comunidad sobre la proliferación del virus.

2. Educación: Uno de los siete principios universales del cooperativismo. Las cooperativas pueden diseñar planes educativos y talleres sobre el manejo de la higiene, la prevención y la salud en sus zonas de gestión.

3. Ayudas: Las cooperativas, como grandes representantes de la economía solidaria, están llamadas más que nunca a donar equipos e insumos médicos en sus comunidades, realizar campañas masivas de desinfección, crear boticas populares, adquirir y distribuir pruebas rápidas, etc.

4. Financiamientos: Las cooperativas de ahorros y créditos pueden elaborar planes de financiamientos en dos vías: Canalización de liquidez a las micro, pequeñas y medianas empresas y reestructuración de deudas para aligerar la carga financiera en las familias, ambos en condiciones especiales. 

Sin lugar a duda, el cooperativismo debe convertirse en una fuente de sosiego y tranquilidad para el pueblo dominicano en esta terrible situación de salud que todos estamos padeciendo.

Por Manuel A. Fernández

manuel_fdez@yahoo.com

Asesor Financiero


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba