Comentarios Recientes

0
Manuel Ángel Fernández

Un Análisis Financiero

Manuel Ángel Fernández | manuel_fdez@yahoo.com

¿Cómo prevenir fraudes, robos y/o estafas en la empresa?

Foto: Fuente Externa


  • Manuel Ángel Fernández | 30-10-2019

Sin lugar a duda, uno de los eventos más traumáticos para cualquier empresa es haber sido víctima de un robo, fraude o estafa por parte de empleados o clientes, o una combinación de ambos. Lamentablemente, estos actos delictivos ocurren con más frecuencia de lo que uno desearía.

Expertos entienden que hay tres elementos necesarios que pueden fomentar la ocurrencia de estos hechos:

1. Incentivos o presiones: Empleados o ejecutivos de una compañía que saben que sobrepasando ciertas metas de negocios pueden acceder a jugosas retribuciones pueden verse incentivados a cometer fraudes para poder cumplir el objetivo y así cobrar sus comisiones. También pueden cometerse actos deshonestos por presión (necesidad imperiosa por cumplir con lo exigido para evitar ser despedido) o por necesidad (tener un serio problema de salud de algún familiar). Obviamente no estamos diciendo que todo el que tenga una urgencia o necesidad imperiosa será proclive al robo o la estafa, pues sé de gente muy seria, que aún con grandes necesidades y tentaciones, se mantienen firmes, pues no hay mejor activo para un empleado que su integridad.

2. Oportunidad: Sin lugar a duda, es el elemento primordial para poder fraguar un fraude o robar. Esto ocurre cuando empleados o ejecutivos inescrupulosos, a sabiendas de ciertas debilidades de control en la empresa, abusan de la confianza depositada en ellos para defraudar las arcas del negocio, o peor aún estafar a sus propios clientes. Se dan casos también de confabulaciones entre empleados y clientes para diseñar fraudes o estafas, en contra de la empresa o de otros clientes.

3. Racionalización: Significa justificar lo mal hecho basado en experiencias o hechos pasados, o porque otros lo hacen, por ejemplo, racionalizar un robo en la empresa argumentando que mi jefe también lo hace, o lo hice porque me lo merezco, o no fue un robo sino un préstamo que tomé de la caja chica, y cosas así. En muchas empresas que no cuentan con muchos controles, lo mal hecho suele hacerse la norma, pero no por eso deja de ser algo mal hecho.

Para evitar estos hechos es importante ser estricto en el diseño, ejecución y supervisión de los controles internos. A continuación, le enumeramos algunas medidas preventivas para evitar los fraudes, estafas y robos en las empresas:

• Crear un sistema de gestión y prevención de riesgos de acuerdo con el tipo de empresa, que puedan ser mitigados a través de un sistema de control interno efectivo. 

• Realizar arqueos o pruebas periódicas para verificar que los controles funciones de manera óptima.

• Segregar funciones para que una operación o transacción sea revisada por varias personas. Así, si alguna persona comete fraude la siguiente en el proceso pueda detectarlo y denunciarlo. Por eso es por lo que no es buena idea que en una empresa una persona maneje múltiples procesos.

• Seleccionar y mantener un equipo de colaboradores honestos y con capacidad de realizar sus funciones de forma óptima. Los departamentos de gestión humana deben prestar servicios de psicología para poder ayudar y detectar empleados con problemas financieros graves.

• Diseñar y establecer un manual de funciones de puestos eficiente, que establezca los límites y responsabilidades de cada miembro de la organización.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

MÁS CONTENIDO EN ECONOMÍA

Ir arriba