Comentarios Recientes

0
Domingo Hernández

Rincón Deportivo

Domingo Hernández | dhernandez@lainformacion.com.do

Una versiòn distinta de Castillo...


  • Domingo Hernández | 09-09-2020

 

SANTIAGO, REPUBLICA DOMINICANA-.El año pasado Luis Castillo evidenciò ser uno de los mejores lanzadores dominicanos del momento.

Su actuación fue impresionante y sorprendió a muchos, incluida la crìtica estadounidense y a los propios fanáticos de su equipo, Rojos de Cincinnati.

El criollo causò grata impresión desde el principio, a niveles tales, que resultò electo para el Juego de Estrellas, que tuvo lugar en Cleveland.

Su eficiente labor hizo posible esa elección, pues Castillo concluyò la primera mitad de la temporada, con marca de 8-3, con 2.29 de efectividad. Para ese perìodo lideraba las Grandes Ligas con 53 transferencias, con 124 ponches en 106.0 entradas lanzadas.

Ademàs, había permitido 62 imparables, con promedio de 5,3 hits por nueve entradas, la que se consideraba la mejor cantidad en el viejo circuito. Habìa permitido dos o menos carreras limpias en 15 de sus 18 salidas.

Para entonces se convirtió en el único jugador de los Rojos elegido para el citado Clásico,además de ser  el primer lanzador de los Rojos en ser seleccionado para este juego desde el cubano Aroldis Chapman en 2015 y el primer  abridor desde los dominicanos Johnny Cueto y Alfredo Simón en el 2014.

Fue, sin dudas, una gran distinción para el quisqueyano, en lo que apenas era su tercer año en las Mayores.

Finalmente, concluyò la temporada con la respetable marca de 15-8, con 3.40 en promedio de carreras limpias permitidas, en 32 salidas, con un whip de 1.14  y 226 ponches propinados.

Este año, sin embargo, la situación ha sido diferente y bien podría decirse que hasta ahora, se ha visto una versión distinta de Castillo, respecto al lanzador que fue el año pasado.

Las cosas no les han salido bien al nativo de Banì, pues en 43.1 episodios lanzados, le han hecho 25 carreras, producto de 47 hits permitidos, cuatro de ellos cuadrangulares, ha concedido 17 bases y propinado 60 ponches.

Su marca es de 1-5, con efectividad de 3.95. Empero, la situación podría comenzar a cambiar para Castillo, si se toma en cuenta que el su última salida, el pasado 4 de septiembre,  ante los Piratas de Pittsburgh dio muestra de comenzar a recuperarse.

En la ocasión, trabajò seis entradas, en las que se le vio eficiente, pues apenas permitió dos carreras, dos bases y abanicò ocho bateadores. Los Rojos ganaron el partido 4-2 y Castillo se alzò con su primera victoria en  casi un año- su último triunfo lo había logrado el 13 de septiembre del 2019..Previamente había sufrido siete derrotas consecutivas.

Dueño de una sòlida  bola rápida, que puede alcanzar las 99 mph, Castillo, dentro de su mecánica de pitcheo tambièn ha logrado desarrollar  un cambio que es considerado uno de los mejores de todo el bèisbol, un arma inclusive que le dio muchas de sus victorias el año pasado.

Lo que se espera, pues,  es que èste, su último triunfo, represente para èl un reencuentro con la senda victoriosa que experimentò el año pasado.

Y aùn cuando el tiempo es cada vez màs corto y la actual se trata de una temporada muy especial, por motivos conocidos, todavía podría recuperar parte del terreno perdido, enderezar el camino y terminar con números decentes si puede preservar la salud. De hecho, el dirigente de los Rojos, David Bell, mantiene la fe en su brazo y asì se lo ha manifestado, según informes. A sus 27 años, se estima que Castillo està en franco proceso de desarrollo del gran potencial que atesora, razón por la cual, es probable que todavía no se haya visto lo mejor èl.Le queda mucho por delante. No lo pierdan de vista. PARA QUE LO APRENDAS O LO RCUERDES: Joe Sewell, es protagonista de una de las marcas màs difíciles de romper en Grandes Ligas. En 1932, Sewell apenas se ponchò en tres ocasiones, tras consumir un total de 503 turnos. ¡Suena la campana!!Climmp!

 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba