Comentarios Recientes

0
Domingo Hernández

Rincón Deportivo

Domingo Hernández | dhernandez@lainformacion.com.do

Una temporada muy sui gèneris...

Aunque en condiciones inusuales, los dominicanos tendràn bèisbol, conforme a LIDOM. Foto fuente externa.


  • Domingo Hernández | 18-08-2020

 

SANTIAGO, REPUBLICA DOMINICANA-.La próxima temporada de bèisbol profesional de la Repùblica Dominicana habrá de ser muy “sui gèneris”, como se dice en el argot popular, cuando algo es  particular o distinto.

Y no sorprende el que haya sido asì, pues la situación lo amèrita y en base a ella es que los directivos de la Liga de Bèisbol Profesional de la Repùblica Dominicana –LIDOM-, encabezada por su presidente, licenciado Vitelio Mejìa,  han elaborado el calendario.

Relativamente todo será diferente a lo habitual y se observan muchas novedades, comenzando por el formato que será de 30 partidos en la serie regular, no habrá round robin o “todos contra todos” como ha sido lo tradicional en los últimos tiempos y el certamen justamente agotarà dos meses –del 15 de noviembre al 15 de enero-.

El público también estarà ausente y sòlo podrá disfrutar de los partidos vìa televisión, radio, redes sociales u otros medios o plataformas. Ha sido, sin lugar a dudas, un torneo bien pensado,acorde a la difícil y especial realidad que vive el país y gran parte del resto del mundo, fruto del coronavirus.

Se sobreentiende, lógicamente, que se habrán de tomar todas las medidas preventivas de lugar en torno al aspecto  salud, en aras de evitar contagios.

Es una manera, en cierto modo,  de no dejar a los dominicanos sin bèisbol, que es y ha sido por años, su principal pasatiempo y en cierto modo un aliciente para seguir adelante y olvidar un poco las grandes dificultades sociales que le abaten, comenzando por la aguda crisis económica que impera, tras la aparición del citado virus.

Debe reconocerse, la firme decisión y el valor del Comitè Ejecutivo de Lidom, asì como de los dueños de los equipos  que participan en montar la venidera edición del torneo, pues, en honor a la verdad, las condiciones actuales, no son las mejores para la organización y celebración de la tradicional justa.

De hecho, la Liga Venezolana de Bèisbol Profesional acaba de reconocer que será muy difícil montar en la tierra de Bolìvar el certamen este año, debido  bàsicamente a la  propia pandemia  y a otras razones , incluido el conflicto que se ha  presentado al béisbol local por la crisis política entre Estados Unidos y Venezuela. Ellos están en “veremos” y es poco probable que se celebre.

En Mèxico, por ejemplo, también se debió suspender el torneo de verano que celebran los azteca anualmente, en donde accionan muchos jugadores dominicanos, por la misma causa, mientras otras naciones, muy en especial las asiaticas, como Japòn y Corea, por ejemplo, lo  celebran de manera muy limitada y especial.

Ello indica las serias dificultades que vive el mundo, producto del COVID-19, lo que naturalmente ha repercutido de manera negativa en todos los deportes, incluido el bèisbol universal y particularmente el nuestro.

De ahì el que debe ser motivo de alegría  y satisfacción el  que la dirigencia beisbolera domèstica no se haya amilanado y aùn en circunstancias adversas como las actuales y con un estándar inusual, en términos de formato y durabilidad, anuncie que se cantarà ¡Playball!Peor y criticable hubiese sido desistir de celebrarlo. PARA QUE LO APRENDAS O LO RECUERDES: Tristram Speaker, està considerado como uno de los mejores bateadores que han producido las Grandes Ligas en toda su historia. Una de sus mayores proezas es haber conectado un total de 792 dobles en su extensa carrera, la cual  se extendió por 22 años para establecer un rècord histórico. En ese período militò  con  los Boston Red Sox, Cleveland Indians, Washington Senators y Philadelphia Athletics, desde 1907 hasta 1928.Pete Rose, mencionado en varias oportunidades en esta lista,  estuvo cerca de igualarlo, pero se quedó corto con 746 en 24 temporadas.!Suena la campana! ¡Climmp!

 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba