Comentarios Recientes

0
Domingo Hernández

Rincón Deportivo

Domingo Hernández | dhernandez@lainformacion.com.do

Una seria amenaza en la división welter…


  • Domingo Hernández | 11-04-2021

Tradicionalmente la división welter ha sido altamente competitiva.

Este casillero ha estado por lo regular poblado de mucho talento en lo que concierne al boxeo internacional.Esta vez, no es una excepción.

Nuevos valores descollan con gran propiedad, unido a los veteranos que todavía se mantienen compitiendo a un alto nivel, tales, como:El filipino Manny Pacquiao, el norteamericano Shawn Porter y Keit Thurman, asì como Terrence Crawford, entre otros.

Dentro de la nuevos valores, hay uno que merece especial atención. Se trata del estadounidense Jaron Ennis, quien con apenas 23 años de edad, ha mostrado progresos extraordinarios.

Ennis, quien previo a hacerse profesional conquistò cuatro campeonatos nacionales de los guantes de Oro en los Estados Unidos, debutò en el 2016, en una contienda en la que noqueò fácilmente a su rival de turno, Cory Muldrew.

A partir de ahì enfilò proa hacia el estrellato pugilístico y no ha parado. Actualmente suma 27 victorias, sin derrotas, con 25 nocauts propinados, lo que habla muy bien del poderìo que alberga en ambos puños.

En su màs reciente salida, el pasado sábado, en el Mohegan  Sun Casino de Uncasville,  Connecticut, Ennis desarrollò una especie de obra de arte. En la ocasión vapuleò al competitivo y valiente púgil ruso, Sergey Lipinet, un excampeòn mundial de los welters junior -140  libras, al que noqueò espectacularmente en apenas seis asaltos.

La contienda, pautada originalmente a 12 rounds, fue en disputa del título de las 147 libras. Lipinet, aunque buen boxeador, prácticamente no pudo hacer nada ante Ennis, quien no le permitió libertades y lo castigò a su antojo de principio a fin.

En efecto, Ennis luciò muy superior a un Lipinet que jamàs pudo encontrar su ritmo ni descifrar su estilo. El joven pugilista, quien aventajaba a su rival en estatura, alcance y juventud, impuso su patrón de pelea, y en base a un efectivo jabs, tanto de izquierda como de derecha –es ambidiestro-, fuertes combinaciones, estupendo boxeo y una velocidad meteórica, estableció en pleno dominio sobre el tinglado hasta concluir el ya desigual combate con una devastadora combinación de derecha en gancho y sòlida izquierda que depositò en la lona como muerto a Lipinet, quien necesitò varios segundos para levantarse y reponerse.

Lipinet debió ser asistido por el mèdico de la arena y otro personal de auxilio para luego restablecerse y volver a la normalidad.

El ruso, quien apenas exhibìa una derrota en su haber-cuando expuso el trono mundial ante el mèxico-norteamericano Miguel Angel –Mickey-Garcìa quien lo venció por puntos- y en cambio había hilvanado 16 triunfos, con 12 por la vìa rápida y un empate, nunca había sido noqueado e incluso se caracteriza por su gran capacidad asimilativa.

No obstante, esta vez se vio doblegado en la mayor parte del trayecto del pleito por un adversario superior en todo, quien lo hizo claudicar tras someterlo a un golpeo sistemático y metódico   en toda la ruta.

El triunfo de Ennis, tan contundente como espectacular, debe poner en alerta a los demás clasificados en su categoría, incluido a los actuales campeones, en razón de la manera en que dominò a su contrario y la exelsa calidad mostrada.

Ciertamente, Ennis parece tenerlo todo para convertirse en un futuro no lejano en campeón del mundo. Y que conste, no en un campeón cualquiera, sino uno de esos que llegó para quedarse y hacer historia.

El muchacho, quien pertenece a la prestigiosa empresa Premier  Boxing Champions,que regentea el multimillonario promotor estadounidense Al Haymon, posee un cùmulo de cualidades difíciles de encontrar en un boxeador común: buen boxeo, rapidez de manos y piernas, inteligencia, valentía y poder devastador, a lo que se suma su privilegiado físico para su división.

De ahì el que Jaron Ennis se convierte en una seria amenaza para la estabilidad de todos los welters del mundo.En èl  late un futuro campeón  mundial. Hay que seguir los pasos de  este portentoso púgil, quien parece estar destinado para grandes cosas dentro del apasionante  y amplio mundo del boxeo. Su consagración parece ser cuestión de tiempo. PARA QUE LO APRENDAS O LO RECUERDES: A propósito de Ennis, es oportuno decir que èste, previo a su penúltima pelea –antes de noquear a Lipinet- sumaba 16 nocauts en forma consecutiva. Que conste, sòlo dos de sus víctimas les han llegado al lìmite. En definitiva, estamos en presencia de un noqueador. ¡Suena la campana! ¡Climmp!


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba