Comentarios Recientes

0
Domingo Hernández

Rincón Deportivo

Domingo Hernández | dhernandez@lainformacion.com.do

Una responsabilidad individual...


  • Domingo Hernández | 04-08-2020

 

SANTIAGO, REPUBLICA DOMINICANA/.En los Marlins de Miami y los Cardenales de San Luis se han registrado brotes de Coronavirus.

Ambos casos han puesto en alerta a los demás equipos que militan en las Grandes Ligas e incluso han llamado poderosamente la atención de las autoridades de la industria beisbolera, incluido la del Comisionado, Rob Manfred.

No pocos estiman que la situación actual podría írsele de las manos a Mayor League Basseball –MLB- y que esto puede provocar la posibilidad de que la actual temporada pueda ser suspendida, en caso de agravarse la situación.

Se ha querido culpar al Comisionado y a MLB por el avance que registra la pandemia a lo interno de la gran carpa. Se dice,inclusive, que ha habido un mal manejo en términos institucionales.

Sin embargo, en màs de una ocasión se ha denunciado que algunos jugadores de los equipos señalados –Marlins y Cardenales- han violado las reglas de protocolo establecidas, en interés de evitar el contagio del mal.

Se rumorea, que muchos de ellos se han ido de fiesta y que  esta ha sido la causa fundamental de que el virus se haya propagado tan rápidamente en algunos conjuntos.

De ser esto cierto, es una verdadera làstima, porque esos que se han contagiado en medio de parrandas, también pueden haber infectado a otros compañeros que quizás se han cuidado y asumido una conducta correcta, con el propósito  de preservar su salud y rendir la mejor labor posible a favor de sus organizaciones.

Debe entenderse, que por màs reglamentaciones que pueda establecer MLB para luchar contra el COVID-19, si las mismas no son respetadas cabalmente por los peloteros y por toda la familia que representa a las Mayores, el esfuerzo habrá de resultar infructuoso y el mal proseguirà su agitado curso, será, pues, indetenible.

Es responsabilidad individual de cada jugador, técnicos y demás integrantes del espectáculo asumir de manera ìntegra las normas establecidas para evitar ser contagiados y, lógicamente, contribuir a controlar la enfermedad.

Se supone que cada pelotero es un profesional,  una persona adulta, que tiene la madurez suficiente para entender que se està batallando frente a un enemigo silente, una especie de fantasma altamente peligroso, cuyo contagio se produce con enorme facilidad, razón por la que hay que tener el mayor cuidado y protección posibles  para no convertirse en su vìctima y de paso, evitar contagiar a otros que, de hecho, bien podría ser un familiar cercano –un hermano, los padres o cualquier otro- no sòlo otro jugador. De ahì el que los jugadores y demás miembro del personal de los equipos, deberían reflexionar al respecto y asumir –si es cierto lo de la violación de los protocolos- con una mayor seriedad  todo lo relativo al Covid-19. Esto, por el bien suyo, en lo particular, de la presente temporada y de todo el bèisbol, en sentido general. ESQUINITAS-. Despuès de perderse los primeros siete juegos del equipo, los Nacionales de Washington integraron ayer al dominicano Juan Soto a su alineación para el partido que la escuadra iba a celebrar ante los Mets de Nueva York.Soto, quien bateò para 282  en la temporada pasada, con 34 jonrones conectados, cinco triples, 110 carreras anotadas e igual cantidad de impulsadas, fue factor fundamental para que los Nacionales se coronaran campeones mundiales.Para esta ocasión, en una estación recortada, el criollo sigue siendo un jugador vital para que los Nacionales puedan avanzar a la siguientes  fases de la temporada, siempre que pueda mantenerse saludable…PARA QUE LO APRENDAS O LO RECUERDES:Tristram Speaker consiguió 792 dobletes en 22 temporadas, durante las cuales jugó para los Boston Red Sox, Cleveland Indians, Washington Senators y Philadelphia Athletics, desde 1907 hasta 1928. El suyo, es uno de los rècord difíciles de romper en las Mayores. ¡Suena la campana! ¡Climmp!

 

 

 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba