Comentarios Recientes

0

Tito y Quilvio, pareja de padre e hijo campeones con Águilas


  • Tuto Tavárez | 19-01-2021

Con la conquista de la corona 22 se produce un hecho sin precedentes en el equipo de las Águilas Cibaeñas, una pareja de padre e hijo guían el equipo desde la presidencia hasta coronarse campeones.

Se trata de Ricardo “Tito” Hernández y su vástago Quilvio Hernández, quien vio cristalizado su sueño el pasado lunes, cuando las Águilas se ciñeron la corona 22 sobre su cabeza.  

Desde la presidencia de los cibaeños, Tito conquistó cinco títulos, en algo más de una década, entre 1985 y 1999.

Quilvio su sucesor en las Águilas Cibaeñas, había intentado sin éxito emular a su padre y quien fue el responsable de introducirlo en los puestos cimeros del conjunto representativo de la región Norte.

Como Gerente General Quilvio acumuló éxitos con los amarillos, pero faltaba esa corona como presidente,  para ser la primera pareja de padre e hijo que escribe esa hazaña.

¡Misión cumplida, ya me puedo retirar tranquilo! Dijo el joven presidente de las Águilas Cibaeñas al momento de recibir el trofeo de monarca, que adornará las oficinas del equipo en el estadio Cibao.

Las Águilas dispusieron 7-4 de los Gigantes en el estadio que identifica otro ícono de las Águilas, Julián Javier, de San Francisco de Macorís, para sumar la corona que los iguala con los Tigres del Licey en cetro con 22.

Tito Hernández ganó su primera corona como presidente de las Águilas Cibaeñas en la temporada de 1985/1986 y repitieron en 1986/1987.

Volvieron a ganar con Tito en la presidencia en 1992/1993, también en 1995/1996 y al siguiente 1996/1997.

A pesar de los éxitos, Tito Hernández tenía una meta que cumplir y era ganar una Serie del Caribe para las Águilas Cibaeñas, para lo cual en 1996 preparó un trabuco para jugar el clásico en la capital dominicana, pero perdieron.

La Serie del Caribe de 1997 tenía como sede a Hermosillo, México y Tito volvió a preparar otro gran equipo, el cual comenzó perdiendo los dos primeros partidos, pero se repuso y terminando siendo campeón.

Así, Tito Hernández desde la presidencia del equipo dio la primera corona de Serie del Caribe a las Águilas Cibaeñas y esa es una materia pendiente para su hijo Quilvio, en el propio México, pero en otra ciudad, Mazatlán.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

MÁS CONTENIDO EN BÉISBOL

Ir arriba