Comentarios Recientes

0
Domingo Hernández

Rincón Deportivo

Domingo Hernández | dhernandez@lainformacion.com.do

reto para Canó


  • Domingo Hernández | 03-03-2020

Reto-Canó

Word-4-3-20

 

 

La llegada el año pasado de Robinson Canó a los Mets de Nueva York, procedente de los Marineros de Seattle, creó grandes expectativas.

Sin embargo, su presencia en el Citi Field, estadio del equipo, y en otros escenarios con este uniforme,  no causó el impacto deseado.

El intermedista dominicano vio limitada su temporada a sólo 107 partidos, en los que promedió 256, producto de 100 imparables conectados, 13 de ellos cuadrangulares, 28 dobles, 46 vueltas anotadas y 39 impulsadas.

Esos números no son habituales en un jugador del nivel de Canó, quien en un momento de su carrera fue considerado el mejor segunda base de todo el béisbol.

Ese descenso, no obstante, tiene su explicación en el hecho de que el nativo de San Pedro de Macorís, tuvo problemas de lesiones en buena parte de la campaña, tanto en su cuádricep, como en la corva  y la mano, lo que lo mantuvo inactivo por varios períodos.

Cabe señalar,  que en buena parte de su trayectoria en las Mayores, siempre fue un jugador saludable y bastante estable, muy en especial en el lapso comprendido entre el 2007 y el 2017.

En toda esa etapa, Canó jugó las temporadas completas -160 juegos-, a excepción del 2015 y el 2017, cuando vio acción en 156 y 150 partidos, respectivamente.

Ello quedó evidenciado a su paso por los Yankees de Nueva York, con quienes vivió sus mejores campañas,  y posteriormente en sus primeros años con los Marineros, equipo este último con el cual firmó un pacto por 10 años y 240  millones de dólares en el 2013,  uno de los más lucrativos en toda la historia del béisbol.

Empero, el paso de los años, suele hacer más vulnerable la salud de un atleta, en este caso de un jugador de béisbol. Y Canó no es la excepción.

El veterano beisbolista ya arribó a los 37 años de edad, y esto lo hace cada vez más frágil con respecto a su salud.

Ello explica el porqué debe estar consciente de su situación. Y al parecer lo está, pues ya ha tomado, según informes, una serie de precauciones, en aras de poder mantenerse saludable.

Durante la temporada muerta se dedicó a fortalecer sus piernas, al someterse a intensos ejercicios. Posteriormente, ya en Estados Unidos, se sometió a una serie de pruebas, en interés de asegurarse de que sus corvas y cuádriceps se mantuvieran en condiciones óptimas.

Si las cosas salen tal y como la tiene planeadas y Canó finalmente logra mantenerse en salud, no hay dudas de que será una pieza clave para que los Mets, ahora comandados por el dominicano Luis Rojas, logren ser un equipo altamente competitivo y consecuentemente, pasen a la postemporada, lo que representa para la organización su primer objetivo.

Canó, quien en sus 15 temporadas en las Mayores, batea para un respetable 302 de promedio, con 324 cuadrangulares, 1,234 carreras anotadas y 1,272 impulsadas, con su incuestionable talento, del cual todavía a su edad le queda bastante y su extensa experiencia, es mucho lo que habrá de aportar a los metropolitanos en esta venidera campaña.De ser así, como se espera, de algún modo, se habrá reivindicado con la afición y ejecutivos de los Mets de Nueva York, quienes anhelan verlo jugar al más alto nivel.  Ese y no otro, será su gran reto. No lo pierdan de vista.PARA QUE LO APRENDAS O LO RECUERDES: A propósito de Canó, es oportuno decir que éste en el 2007, terminó como  sexto en la Liga Americana en partidos jugados (160), noveno en triples (7), y décimo en hits (189), dobles (41), y en veces al bate (670). Fue el único bateador en el top 10 en dobles en el nuevo circuito en 2006 y 2007. A ello hay que agregar que es ganador de dos bates de plata y u guante de oro. ¡Suena la campana! ¡Climmp!

 

 

 

 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba