Comentarios Recientes

0

María Dimitrova: Por ahora no me retiro, voy a seguir un ciclo más


  • Redacción | 26-04-2020

Con cuatro medallas de oro consecutivas en Juegos Centroamericanos y del Caribe, en la modalidad de kata en karate, María Dimitrova decidió ir por su quinto título en la próxima edición de esta competencia a celebrarse en el 2022 en Ciudad Panamá.

En el 2018, en los Juegos Centroamericanos y del Caribe celebrados en Barranquilla, Colombia, Dimitrova, tras la conquista del metal dorado en kata, había anunciado que era su última competencia centroamericana.

“Por ahora no me retiro. Voy a seguir. Voy a hacer un ciclo más, ir a mis quintos Juegos Centroamericanos y del Caribe”, manifestó la laureada atleta al ser entrevistada en la red social del Comité Olímpico Dominicano Colimdo Instagram live.

Para rectificar lo anunciado en el 2018, Dimitrova señaló que la “decisión en Barranquilla fue porque me sentí agotada, y tenía una serie de proyectos que exigían tiempo, los cuales ahora están fluyendo solos”.

La medallista de plata en kata en los pasados Juegos Panamericanos Lima 2019 dijo que tomó la decisión de continuar un ciclo más recientemente y seguir hacia delante, siempre y cuando no surjan otras prioridades.

El coronavirus ha dado un giro distinto al mundo

“Todo ha sido un proceso muy complicado, tanto emocionalmente como psicológicamente, pero creo que el ser humano tiene que adaptarse. Esta pandemia le ha dado un giro distinto al mundo, no solo al área deportiva, sino a todo”.

Así se expresó María Dimitrova al hacer referencia sobre lo que acontece en el mundo por la pandemia del coronavirus.

La deportista indicó que la pandemia del coronavirus ha impactado más en la parte social, al admitir que ha sido bastante difícil adaptarse a la cuarentena, al confinamiento, “principalmente para nosotros los deportistas que estamos constantemente viajando, entrenando y en competencias”.

“Estamos encerrados. Entre cuatro paredes. Todo ha sido un proceso muy complicado, pero es un proceso de adaptarse, y lo bueno es que el ser humano se adapta a lo que sea y como sea”, continuó diciendo.

Explicó que la pandemia del coronavirus ha dejado grandes lecciones a la sociedad, no solo en la República Dominicana, sino en el mundo, y que de la situación que se vive hay cosas productivas que se pueden hacer con el tiempo que se tiene disponible.

Trabajo físico en el confinamiento

El área de la terraza de su hogar es ahora el lugar de entrenamiento de María Dimitrova como una forma de mantener sus condiciones físicas y técnicas.

Entiende la campeona por equipo en kata en Lima 2019 que los atletas, sin excepción, deben asumir su responsabilidad y no tomar este tiempo como si fueran unas vacaciones.

“Nuestro trabajo es entrenarnos, manteniendo la forma hasta donde se pueda”, aseguró, al tiempo de señalar que realiza los entrenamientos básicos del karate con un programa que suministra de manera virtual su entrenador físico Tony Parra.

Explicó que, dentro del itinerario de ejercicio trabaja la parte explosiva de su cuerpo, haciendo barras, pechadas y otros que no sean obstáculo con los del entrenador técnico.

Proyectos personales y una fundación

Además de ser una atleta de alto rendimiento, María Dimitrova tiene una Academia de Artes Marciales, para el aprendizaje de defensa personal, así como cinco escuelas de karate que responden al nombre de “Dimitrova Dojo” (una en Santo Domingo y las otras en la región Este).

Su proyecto más reciente tiene algo más de un año. Es la creación de una fundación por medio de la cual realiza una loable labor social a través de la cual apadrina a niñas de escasos recursos en la práctica del karate.

Explica Dimitrova que la idea de la fundación, que se desempeña a través de un trabajo combinado con el Ministerio de Educación, nació cuando niñas, a la salida del centro educativo público, pasaban por mi escuela de karate y se quedaban mirando las clases, pero que sus padres no contaban con los recursos para la membresía.

“De ahí nace la inquietud de formar una fundación para ayudar a esas pequeñas cuyos padres no pueden pagar una membresía. El requisito es que tengan un buen promedio donde estudian”, agregó.

Dimitrova indicó que la fundación, que también recibe el apoyo de personas independientes, tiene como objetivo apoyar a niñas que han sido maltratadas.

Dijo que la membresía actual es de casi 100 infantes, las cuales actualmente reciben las clases virtuales por la pandemia del COVID-19. “Es muy lindo ver a esas niñas en el callejón de sus casa practicando. Yo misma soy la que les doy las clases”, reveló Dimitrova, quien en el último ranking ocupó el séptimo lugar en la carrera por un cupo Para los Juegos Olímpicos de Tokio.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba