Comentarios Recientes

0
Domingo Hernández

Rincón Deportivo

Domingo Hernández | dhernandez@lainformacion.com.do

La muerte de José -Moñita-Jiménez

José -Moñita-Jiménez


  • Domingo Hernández | 16-01-2020

La muerte de José –Moñita-Jiménez…

 Sorprendió  y a la vez conmovió  a la colectividad deportiva nacional, básicamente a la de Santiago de los Caballeros, de donde era nativo, la muerte del exboxeador profesional José –Moñita-Jiménez.

Hasta donde se sabía, Jiménez siempre fue una persona saludable. No se conocía que padeciera problemas de salud.

 En los últimos años, Jiménez estuvo residiendo en Puerto Rico, en donde, según informes, trabajaba en un establo de caballos propiedad del dirigente de los Toros del Este, el boricua Lino Rivera.

 Previamente, de acuerdo a sus propias palabras, cuando conversamos en una ocasión con él, trabajó como ayudante del cuerpo técnico,  del extriple campeón del mundo en pesos diferentes, el puertorriqueño Félix –Tito-Trinidad, cuando éste estaba activo.

 Es decir, “Moñita”, como se dio a conocer en el mundo boxístico, relativamente había hecho su vida en la vecina isla en los últimos años.Extraoficialmente se dice que su deceso se produjo consecuencia de un paro cardíaco. Es, sin lugar a dudas, un hecho que enluta el boxeo dominicano ,en razón de lo que representó para este deporte.

Su carrera…

Boxeador avezado, técnicamente bien dotado, de magnifico cabeceo y juego de cintura, fue un maestro en el arte de evadir los golpes del contrario, agresivo,valiente y determinado, de buena velocidad de manos, -Moñita- , aunque no tenía pegada, basó su éxito en el pugilismo debido a su efectivo boxeo de contragolpe.

Su carrera no alcanzó gran relevancia internacional, pero en el plano doméstico fue un triunfador, en donde llegó a enfrentar y vencer a  lo mejor de lo mejor, aún cuando también sufrió algunas derrotas.

 Jiménez fue doble campeón nacional - gallo -118 libras- y pluma -126 libras-. Debutó como profesional a principios de los años 70 –en los libros de récords aparece que su debut fue el 14 de noviembre de 1974, ocasión en que empató con Antonio –Kid Can-Cruz-. Empero, lo cierto es que  debutó  antes de esa fecha-.

 Conquistó el campeonato nacional de los gallos, tras vencer por decisión a otra gloria del boxeo dominicano, Julio Soto Solano, el 3 de octubre de 1977, en Santo Domingo, para luego perderlo en la revancha ante el propio Solano meses después.

 El trono nacional de los plumas, lo ganó el 15 de agosto de 1985 ante  Manuel Batista, en espectacular combate escenificado en el antiguo Palacio de los Deportes hoy Gran Arena del Cibao, en Santiago.El 11 de mayo de 1987, retuvo esa corona en memorable pelea ante otra gran figura del boxeo quisqueyano, Danilo –Cuero Duro-Cabrera, frente a quien protagonizó dos épicas batallas que tuvieron como escenario en el entonces  Palacio de los deportes de Santiago.

 Además de los citados, logró victorias importantes ante los boricuas: Andrés –Puppy-Hernández y Luis –Papote-Rosario –hermano del excampeón mundial ligero y welter junior, el fenecido Edwin –El Chapo-Rosario, Enrique Sánchez, Leopoldo –Gallito-Frías, y alcanzó un discutido empate en Venezuela ante el para la época bien cotizado y clasificado mundial, el venezolano Angel Levy Mayor, quien, dicho sea de paso, llegara a disputar el trono universal ante el astro panameño, el fenecido Eusebio Pedroza.

 Asimismo, enfrentó a los puertorriqueños Julián Solis y Juan Nazario, además del dominicano César –Patico-Polanco, frente a quienes sucumbió. Paseó su clase por rings de:Puerto Rico, Venezuela y Colombia. Sirva éste como pequeño, pero sentido homenaje a uno de los más eficientes y populares boxeadores que ha producido el boxeo dominicano, pese a que el récord que aparece en los libros sobre su trayectoria profesional  no exprese en grado exacto la calidad  que exhibió encima del tinglado. Paz a sus restos y nuestras más sentidas condolencias a sus familiares. PARA QUE LO APRENDAS O LO RECUERDES: En la temporada correspondiente a 1977-78, las Aguilas Cibaeñas vencieron en la final a los Tigres del Licey para coronarse campeones  en una serie que ganaron con récord de cinco triunfos y dos reveses. Al Holland, Aguilas Cibaeñas, fue el Jugador Más Valioso en aquella ocasión. ¡Suena la campana! ¡Climmp!

 

 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba