Comentarios Recientes

0
Domingo Hernández

Rincón Deportivo

Domingo Hernández | dhernandez@lainformacion.com.do

La "derrota" de Marrero...


  • Domingo Hernández | 25-10-2020

 

 

SANTIAGO, REPUBLICA DOMINICANA-.El pasado sábado, en el Mohegan Sun Casino en Connecticut, Estados Unidos, el domincano Claudiò Marrero “perdió” una pelea por supuesta decisión unánime ante el norteamericano Xabier Martìnez.

La contienda fue una eliminatoria en opción a poder disputar luego el campeonato mundial de los ligeros junior -130 libras-, versión Federaciòn Internacional de Boxeo –FIB-.

Los jueces vieron ganar a Martìnez, los tres, con puntuación de 115-111, uno y dos 114-112. Sin embargo, tal y como ha pasado en otras ocasiones con boxeadores dominicanos y otros de otras nacionalidades, esa votaciòn no estuvo acorde con lo que realmente ocurrió sobre el tinglado.

De ahì el que ponemos entre comillas lo de su derrota.Si bien fue una pelea bastante disputada,  el dominicano Marrero, de mayor experiencia y mejor boxeo que su rival, dominò la mayor parte de los asaltos e incluso tumbò dos veces en el octavo round a su adversario, quien sobrevivió de manera milagrosa al nocaut y por su inteligencia –se amarraba a Marrero constantemente para sobrevivir, lo que finalmente, logró-.

En efecto, Marrero estuvo a ley de una caída para llevarse el triunfo por nocaut automàtico, en razón de que ya había enviado a dos veces a la lona a Martìnez y aùn cuando hizo el esfuerzo, desgraciadamente para èl, ese golpe letal, que provocara esa caída que faltaba, nunca se produjo.

Ese era el momento que debió aprovechar Marrrero para sellar su triunfo, pero lamentablemente no pudo, pues de antemano se sospechaba que sería muy difícil para el nuestro ganar por puntos ese duelo.

Y no es que fuera imposible vencer por esa vìa para el criollo. No, el podía hacerlo, pero para eso hubiese tenido que darle una paliza a Martìnez, abrumarlo a golpes, a niveles tales, que los jueces no tuvieran otra opción que darle el triunfo, porque no tendrìan argumentos para despojarle de la victoria.

Empero, en honor a la verdad, hay que decirlo, a Marrero le faltò en buena parte de la pelea, mayor decisión y agresividad, exponer màs y mostrar mayor determinación en pos del triunfo y lo que hizo fue, a excepción de ese octavo round, cuando si pareció emplearse a fondo, limitarse a lanzar los golpes que creìa necesario para ganar y boxear a los laterales y en el plano defensivo, mientras Martìnez lo perseguía y mostraba mayor empeño en conseguir la victoria. Y esto último suelen tomarlo en cuenta los jueces. Ahì estuvo el fallo de Marrero.

Y esto tiene su explicación en el hecho de que, en muchas peleas, existe lo que se llama el lado A y el lado B. Y en este combate el lado A, lo era Martìnez y el  B Marrero.

Ocurre que Martìnez es un muchacho joven, con gran futuro por delante, pues apenas tiene 23 años de edad, a lo que se suma el hecho de que subió invicto en 15 peleas, con 11 de sus triunfos ganados por nocaut. Sus últimos cinco combates los había ganado por nocaut.

Es decir, Martinez es la promesa, mientras que Marrero, aùn cuando pertenecen ambos a la misma promotora –la Premier Boxing Champion, que organizò la velada-es ya un veterano de 31 años, que ya fue campeón mundial interino, ha peleado varias veces por el título y que inclusive había perdido su último combate antes del lìmite ante el inglès Kid Galahat.

La marca del quisqueyano al subir al cuadrilàtero era de 24-4. Ello indica que, para la empresa promotora  a quien había que proteger de una derrota, era a Martìnez y no a Marrero, pues el primero es el boxeador de mayor futuro y el que màs conviene para el negocio. Esto no deberìa ser, es una injusticia que se le dè la victoria a quien la merece, pero por desgracia este deporte en el plano profesional se maneja asì.

En ello està la explicación de el porquè se determinò decretar ganador a Martìnez y no a Marrero, a quien es prudente observar, el juez de la televisión para ESPN, el señor Carlos Irusta, un argentino con amplios conocimientos de este deporte, tenía ganando al tèrmino de las acciones, 117-111, una anotación no oficial.

Marrero ciertamente mereció ganar el duelo, en razón de que hizo mejor pelea que Martinez. Pero, pudo haber dado màs de sì y haber ganado de manera mucho màs amplia, con un poco mas  de esfuerzo y de entrega de su parte, sobre todo,si sabìa que peleaba ante su rival como una especie de “visitante”, en patiò ajeno, y no como local, ya que el de casa era Martìnez en este caso.

Una làstima, pues, y una amarga realidad que debe servir de experiencia a Marrero para cuando se le presente otro combate de las mismas características de este ante  Martìnez. Ojalà aprenda de este tropiezo. PARA QUE LO APRENDAS O LO RECUERDES:A propósito deClaudio Marrero, es oportuno decir, que èste conquistò el título mundial  interino de los plumas avalado por la Asociaciòn Mundial de Boxeo –AMB-tras vencer por nocaut en el mismo primer asalto al peruano  Carlos Zambrano, el 29 de abril del 2017, a quien de paso le quitò el invicto. ¡Suena la campana! ¡Climmp!

 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba