Comentarios Recientes

0

Félix Fermín dueño de uno de los récords más difíciles de superar en Grandes Ligas


  • Fuente Externa | 13-01-2021

Puede que el béisbol tenga 150 años de edad, pero todos sabemos que el béisbol de aquel entonces no se parece nada al de ahora. Ya no jueguen con pelotas aporreadas y aporreadas hasta que se les caigan las costuras.

Los pitchers no lanzan nueve innings en cada apertura. Y la verdad es que no sé cómo reaccionaría Honus Wagner si vas y le dices que cambie el ángulo de salida de sus batazos, pero supongo que quedaría un poco confundido, según lo publica Michael Clair en las páginas de MLB.com.

Pero, aunque los fanáticos saben que las 511 victorias de Cy Young o el promedio de .366 de Ty Cobb son marcas que jamás serán igualadas, el juego ha cambiado drásticamente incluso en los últimos 40 años.

Los líderes de muchos departamentos, que quizás ni siquiera rompieron récords, ponían números que son tan inalcanzables hoy como la cadena de 56 juegos dando de hit o los 300 innings lanzados.

Esto no es algo malo, claro, pues cada deporte cambia y avanza, y aunque nos gustaría pensar que el béisbol es atemporal, ese no es realmente el caso.

Así que, para ver formas en las que el juego ha cambiado en las últimas décadas, aquí los dejamos con algunas estadísticas de los últimos 40 años que probablemente jamás serán superadas:

Menos ponches (bateadores que optaron al título de bateo, campaña no abreviada)

Récord actual: Joe Sewell - 3 (1932)

Últimos 40 años: Félix Fermin - 14 (1993)

Desde 2010: Marco Scutaro - 34 (2013)

¿Qué es lo que hacía en el home Sewell? Poncharse solo tres veces en una temporada es realmente algo increíble. Por algo lo comparan con Ted Williams cuando se habla de talento para hacer contacto con la pelota.

Pero por esa misma razón es que no vamos a ver a más bateadores ponchándose tan poco como el dominicano Fermín o incluso el venezolano Scutaro. Seguro, Sewell es miembro del Salón de la Fama, pero pregúntele a cualquiera si prefiere tenerlo a él o a Williams en su roster y siempre van a tomar a Williams, incluso aunque el jardinero izquierdo de los Medias Rojas se haya ponchado casi 600 veces más que Sewell.

Por otro lado, si bien Fermín era un gran chocador de bolas, la mayoría de los fanáticos de la Tribu en 1993 andaban más pendientes de lo que hacían Kenny Lofton o Albert Belle en el plato. Y si bien Scutaro siempre será muy recordado en la zona de la Bahía de San Francisco por lo que hizo para Atléticos y Gigantes, no creo que los fanáticos estuviesen celebrando cada vez que daba un rolling y evitaba poncharse.

Con los bateadores enfocándose cada vez más en maximizar su tiempo en el plato, uno pensaría que va a pasar mucho tiempo antes de que veamos a otro toletero con cerca de 500 viajes al plato y menos de 30 ponches.

5. Tasa de ponches por cada 9 innings más baja para un abridor

Récord actual: Ernie Wingard - 0.95 (1924)

Últimos 40 años: Nate Cornejo - 2.13 (2003)

Desde 2010: Brad Penny - 3.67 (2011)

Los bateadores ya no ven el hecho de poncharse como una vergüenza, y a la misma vez, los equipos quieren que los pitchers abaniquen a cuantos toleteros sea posible. Después de todo, no tienes que preocuparse por un “hitcito” producto de la suerte si la bola no es puesta en juego.

Por eso, números como la marca de Penny de sólo 3.67 ponches por cada nueve innings – que era el promedio de la liga en los años 40 – será rara vez emulada. Mucho menos el absurdo registro de 2.13 de Cornejo cuando lideró a los Tigres del 2003, que perdieron 119 juegos, en innings lanzados. En esta época, tienes que ser ponchar para llegar a las Grandes Ligas, y vas a tener que seguir haciendo que los bateadores abaniquen la brisa para mantenerte.

En la temporada abreviada del 2020, el venezolano Antonio Senzatela tuvo la marca más baja de ponches entre los pitchers calificados con tan sólo 5.03. ¿El promedio de la liga? El más alto de todos los tiempos, 9.1 K/9.

6. Innings lanzados

Récord actual: Ed Walsh - 464 (1908)

Últimos 40 años: Steve Carlton - 304 (1980)

Esta década: Justin Verlander - 251 (2011)

Bases robadas

Récord actual: Rickey Henderson - 130 (1982)

Desde 2010: Juan Pierre - 68 (2010)

Las bases robadas han tenido sus altos y bajos a lo largo de la historia de las Grandes Ligas. Antes de los días de correr con libertad entre los 60 y los 80 cuando jugadores como Lou Brock, Maury Wills, Rickey Henderson y Vince Coleman volaban sobre las bases, no era un arte tan popular. ¡Dom DiMaggio ganó el título de estafadas en la Liga Americana en 1950 con 15!

Pero estamos viendo otra vez una caída en la tasa de robos. No sólo es que probablemente no vamos a ver a alguien llegarle al registro de Henderson – tenía una rara combinación de talento con las ganas de correr todo el tiempo – nadie en este siglo ha llegado a ni siquiera a 80 en un año. Han pasado tres años desde que Dee Strange-Gordon se robó 60 bases, y el último jugador en estafarse 70 fue Jacoby Ellsbury en 2009.

Sin embargo, si eres muy buen bateador, quizás tu equipo no quiere que corras tanto por el riesgo de una lesión que te pueda sacar de juego. Por algo el tope de bases robadas de Mike Trout lo impuso en su primera temporada.

Tomando todo eso en cuenta, 80 estafadas luce como lo máximo que podemos esperar.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

MÁS CONTENIDO EN BÉISBOL

Ir arriba