Comentarios Recientes

0

Estévez ganó concurso del motor Súper Gato en el baloncesto

Eduardo Antonio Estévez recibe las llaves del motor Súper Gato que entregan Julio César Valentín, Tito Ventura, Ruperto Ruck y otros miembros del abasaca y el Comité Organizador.


  • Redacción | 01-04-2019

SANTIAGO.-El joven Eduardo Antonio Estévez fue el fanático ganador del motor Súper Gato,  que se anunció a lo largo del XXXI Torneo de Baloncesto Superior de Santiago, que culminó el pasado domingo con el triunfo del Cupes, de los Pepines.
   
Estévez quien es nativo de Pueblo Nuevo superó a más de 30 participantes que participaron en las eliminatorias que se hicieron en el intermedio de cada partido y donde tenían que mostrar sus habilidades desde la línea de tres puntos.
   
“Estamos  cumpliendo con lo prometido”, expresaron el senador Julio César Valentín y el ingeniero Juan (Tito) Ventura, quienes presiden la Asociación de Baloncesto de Santiago y el Comité Organizador del XXXIX Torneo de Baloncesto Superior de Santiago.

Estévez quien hizo una gran exhibición en la ronda final, encestó la friolera de 16 disparos detrás del arco de tres puntos, para salir de la Arena del Cibao el domingo montado en un Súper Gato de AA motor que preside Roberto Almonte.
   
Tanto Valentín como Ventura pusieron en mano de Estévez la llave del valioso premio que se ganó.
   
“Esperamos que disfrute este transporte con seguridad y volverte a tener el próximo año participando”, expresaron Valentín y Ventura.

El ganador agradeció la oportunidad de participar y ganarse el premio, indicando que tratará de sacarle el mayor provecho.
   
El concurso fue dirigido por Ruperto Ruck, de la empresa Mega Deportes, quien explicó que en cada partido se sacaban cuatro participantes de una tómbola, con los boletos que compraban para entrar a los encuentros.
   
El mejor del día clasificaba para la gran final, donde Eduardo Antonio Estévez se presentó con precisión de relojero para llevarse el premio.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba