Comentarios Recientes

0

Efemèrides especial 7 de enero 1975:J.R. Richard figura entre grandes ponchadores del bèisbol R.D.


  • Rafael Baldayac | 07-01-2021

 

 

El gigante lanzador sepia norteamericano era una figura intimidante en el box  con su 6-8 de estatura  y cerca de 250 libras. Con su meteórica bola rápida  lanzó en tres campañas con las Estrellas Orientales (1972-73, 1974-75 y 1975-76), estableciendo varios record de ponches en la liga. Luego  se convirtió en el as de la rotación de los Astros de Houston en la segunda mitad de los años 70, ganando incluso  20 juegos en 1976.

SANTIAGO, REPUBLICA DOMINICANA-.Con una meteórica bola rápida que rondaba las cien millas de manera consistente el derecho James Rodney Richard, de las Estrellas Orientales, figura como uno de los grandes ponchadores en la  historia del beisbol dominicano.

 

Una de las grandes hazañas deJames Rodney Richard se produjoel 7 de enero de 1975 en el estadio Quisqueya cuando logró ocho ponches en fila india frente a los Tigres del Licey, en un partido donde se anotó la victoria 4-0. En esa temporada Richard ponchó 103 bateadores, líder del circuito, en 104.1 innings.

 

Richard se unió esa noche al zurdo criollo Guayubín Olivo que abanico a ocho bateadores de forma seguida actuando para los Tigres del Licey en un partido veraniego de 1953 frente  a los Leones del Escogido. En esa temporada Olivo tambiénfue el líder de ponches de la Liga con 104 en 96 episodios.

 

El lanzador sepia lanzó en tres campañas con las Estrellas Orientales (1972-73, 1974-75 y 1975-76), y luego  se convirtió en el as de la rotación de los Astros de Houston en la segunda mitad de los años 70, ganando incluso  20 juegos en 1976.El gigante lanzador era una figura intimidante en el box  con su 6-8 de estatura  y cerca de 250 libras.

 

La actuación de J. Rodney Richard en Lidom

 

En la Liga Dominicana, el gigantesco lanzador (6-8 de estatura) dejó su huella grabada por siempre en sus anales, con el record de más ponches en una temporada (103), en la cual fue líder en efectividad (1.64), camino a un impresionante record de 8-4, en ganados y perdidos.

 

De por vida, tuvo marca de 17-11, con 2.50 de efectividad, con 248 ponches en 241 entradas, con el uniforme de las Estrellas.

 

En sus últimas dos temporadas con el tradicional equipo petromacorisano, Richard fue compañero de quien sería el más temible bateador de la Liga Nacional, en el nacimiento del estrellato de ambos en las Grandes Ligas: George Foster.

 

Labor en Grandes Ligas:

 

El lanzador norteamericano es sin lugar a dudas el monticulista que ha causado la mayor sensación como refuerzo de las Estrellas Orientales.  Incluso con su poderosa bola rápida Richard llegó a autoproclamarse luego como el mejor lanzador del béisbol, con los Astros de Houston, a finales de los 70. Y la verdad es que si no lo era, entonces, estaba muy cerca de ello.

 

Después de su única campaña (1976) de 20 victorias en las mayores, Richard tuvo 3 campañas seguidas de 18 triunfos con los Astros, incluida una (1979) en la cual fue líder de efectividad (2.71) y ponches (313), para completar su segunda temporada seguida de 300 o más ponches y la cuarta de 200 o más.

 

En medio de la quinta temporada de esa fila (1980) lo sorprendió un aneurisma, cuando tenía record de 10-4, 1.90 de efectividad y 119 ponches en 113.2 entradas. Ahí terminó su carrera de 10 años.

 

Rodney Richard poncha a 15 pero pierde

 

James Rodney Richard es el importado con más ponches en un partido de la Lidom. El miércoles 22 de enero de 1975 en el Tételo Vargas, en el quinto choque de la serie final contra las Águilas Cibaeñas, el derecho de las Estrellas ponchó  15 bateadores aguiluchos durante las primeras nueve entradas.

 

Sin embargo las Aguilas finalmente se impusieron 4-1 en diez entradas aprovechando un descontrol del pitcher relevista Jim York que entró por Richard en la décima entrada para de esta forma conquistar los cibaeños su cuarto triunfo de esa memorable contienda conocida como la “Final del Campo”.

 

En el acto número diez el lanzador aguilucho Juan Jiménez, quien había sustituido al abridor Kevin Kobel en la octava le disparó un sencillo al jardín central, Miguel Diloné tocó la pelota por los predios de Richard, quien la recogió y lanzó tarde a la intermedia tratando de poner fuera a Jiménez en esa posición llegando quieto ambos corredores.

 

El manager oriental, Hubb Kittle llamó a su relevista Jim York. El siguiente bateador Franklyn Taveras fue ponchado, pero la pelota se le escapó al receptor Bob Stinson y los corredores Jiménez y Diloné llegaron a tercera y segunda.

 

Acto seguido Rennie Stennett recibió boleto intencional para llenar las bases, bateando Bobby Darwin, el lanzador York hizo otro pitcheo salvaje que permitió anotar a Jiménez con la de irse arriba. York terminó transfiriendo de manera intencional a Darwin, Winston Llenas, quien había sido ponchado en tres ocasiones por Richard se creció como siempre y produjo sencillo remolcador de dos carreras más.

 

La rebelión aguilucha termino cuando  Rafael Liranzo falló de tercera a primera y Blas Santana abanicó la brisa, siendo éste el ponche número 17 del pitcheo oriental ante  los jugadores aguiluchos.

 

A pesar de todo eso las Águilas ganaron el juego 4 carreras por una  y de los 30 outs que le hicieron a la alineación cibaeña 27 fueron dentro del infield incluyendo los 15 ponches de Richard y los dos de Jim York.

 

Richard que se quedó a uno de empatar la marca de más ponches en la liga, proeza que le pertenece al fenecido Danilo Rivas, legendario lanzador zurdo dominicano que murió el pasado 4 de abril 2020 en New York  a causa del corona virus.

 

El 20 de diciembre de 1960, en un partido celebrado en el entonces estadio Trujillo, hoy Quisqueya, frente a los Tigres del Licey, Rivas ponchó a 16 bateadores. Este total de pon­ches se mantiene como récord vigente en el béisbol criollo para un partido de 9 entradas.

 

Curiosamente en ese mismo encuentro, logró abanicar a 7 hombres en forma consecutiva, imponiendo una marca, que perdura como marca para un pitcher nativo, y que más adelante es iguala por los importados Earl Francis, de las Águi­las, en 1964 y superada luego por James Rodney Richard, de las Estrellas, un dia como hoy 7 de enero de  1975.

 

En el período 1960-64, en que se sólo se celebraron 3 torneos, por la si­tuación política y social reinante en el país, Rivas tuvo marca de 28-13 y efectividad de 2.46. Ese total de victorias en 3 campañas consecutivas no tiene parangón en los anales de la pelota criolla. En ese lapso, inició 45 jue­gos, completó 21 y en 336 innings, toleró 295 hits y 92 carreras limpias, con 142 boletos y 270 ponches.

 

Uno que se agrega a esta lista, pero de manera especial, lo es el derecho Oneli Pérez, relevista de los Tigres del Licey quien en la serie regular 2007-08 llegó a ponchar a 7 rivales en línea en dos salidas. El 17 de noviembre 2007  abanicó dos bateadores de los Azucareros del Este y el 21 de noviembre  cinco  de  las Estrellas Orientales.

 

Bob Priddy (Escogido) fusiló 16 aguiluchos, pero en 13 episodios.

 

El sábado 10 de diciembre de 1966, el estadounidense Bob Priddy, de los Leones del Escogido le fusiló 16 bateadores a las Águilas Cibaeñas en el Estadio capitalino pero en 13 episodios.

 

En este choque el inicialista aguilucho Bob Oliver, fue ponchado en cinco ocasiones por el derecho  Priddy, quien también ponchó a Julián Javier en cuatro ocasiones en ese mismo juego, para totalizar 9 entre estos dos jugadores e imponer una marca de más ponches por un pitcher contra dos jugadores de un mismo equipo.

 

Priddy laboró las 13 entradas en blanco abanicando a 16  cibaeños para empatar el récord de más ponches en un juego que comparte desde entonces con los zurdos criollos Danilo Rivas y Guayubín Olivo.

 

Lo impresionante de este juego es que  Priddy protagonizó un duelo con el zurdo Dave Robert, quien no permitió carrera en 11 actos.

 

Este juego fue suspendido a la 12 de la noche cuando se habían jugado 15 innings y ninguno de los dos equipos habían anotado carrera. Para esa época no se podía inicial episodio después de la 12 de la noche.

 

Doce días después, el viernes  2 de diciembre 1966,  Rafael Batista, de las Estrellas Orientales, fue ponchado en cinco ocasiones para igualar esta marca de más ponches recibidos.

 

Esta lista aumenta con dos jugadores más que recibieron cinco ponches en un juego. Ellos son Alex Díaz, de los Gigantes del Cibao, el martes 22 de octubre del 2002 en el Francisco Micheli abanicó la brisa cinco veces, en ese mismo juego Jimmy Álvarez también de los Gigantes fue ponchado cuatro veces para empatar la marca de Oliver y Javier.

 

El pitcheo de los Toros terminó ponchando a 18 bateadores y ganó el juego 3-2. Este récord de 18 ponches en un juego fue empatado por los Toros frente a los Gigantes el domingo 11 de diciembre del 2011 en un triunfo 1-0 de los Toros en el Francisco Micheli.

 

El otro jugador en poncharse cinco veces fue Jordany Valdespín del Licey frente a los Toros el viernes 20 de diciembre del 2013 en el Francisco Micheli.

 

RICHARD CON CIFRA RECORD DE PONCHES EN DOS JUEGOS

 

James Rodney Richard también entro a los libros de record el 19 de diciembre de 1975 al conducir  a las Estrellas Orientales a la victoria 3-1 ante los Leones del Escogido trabajando la ruta completa y logrando ponchar a diez rivales en partido celebrado en el Estadio Quisqueya de Santo Domingo.

 

Con esos diez ponches Richard  de esta manera logró completar 22 en dos salidas consecutivas. En su presentación anterior el día catorce, frente a los mismos rojos, pero en San Pedro de Macorís, había ponchado a doce en ocho episodios, aunque fue el lanzador derrotado.

 

Secuencia de los juegos consecutivos de JR Richard con cifras dobles en ponches en la temporada 1975-76:

 

Fecha

  Versus

Estadio

EL

HP

C

CL

BB

SO

14/12/75

Escogido

Tetelo Vargas

8.0

3

1

1

6

12

19/12/75

Escogido

Quisqueya

9.0

5

1

0

2

10

 

Más ponches propinados en juego de Serie Final

 

Hace apenas un año de la impecable labor del lanzador de los Tigres del Licey, César Valdez, que se mostró intratable la noche del martes 21 de enero 2020 sobre la lomita al cosechar 12 ponches que lo colocaron en la historia del béisbol dominicano como una de los brazos más dominantes.

 

Valdez, quien cosechó la docena de abanicados 6.1 entradas lanzadas ante los Toros del Este, igualó con José Núñez, quien tiró la misma cantidad el 30 de enero de 1988 contra Estrellas Orientales.

 

Otras grandes actuaciones sobre el box incluyen a Tom Cheeney con 11 abanicados, seguido de Fred Kipp y Odell Jones con la misma cantidad. Sin embargo, todos son superados por James Rodney Richard con 15 fusilados en 9 capítulos, lanzando para Estrellas en un juego de serie final contra Águilas Cibaeñas el 7 de enero de 1975

 

La hazaña de José Núñez.

 

El 20 de noviembre de 1987 en el estadio Quisqueya, los Leones del Escogido derrotaron a los Tigres del Licey, cinco carreras por dos, con una labor sensacional del lanzador derecho José Núñez.

 

En ese memorable encuentro José Núñez pasó 14 bateadores por la vía del ponche, para imponer una marca para lanzadores derechos dominicanos en un juego de nuestro primer pasatiempo en el Estadio Quisqueya.

 

En sentido general la mayor cantidad de ponches (según registros de la LIDOM a partir de la campaña 2010-11) es 12, lograda por los siguientes lanzadores: Fabio Castro (Gigantes del Cibao), Chris Leroux (Leones del Escogido), Jenrry Mejía (Toros) y César Valdez el último en lograrlo en la pelota dominicana.

 

James Rodney Richard: 15. EO vs. AC. Enero 22, 1975. Serie Final Beisbol R.D. - Juego 5.

José Núñez: 12. Escogido vs. Estrellas. Enero 30, 1988. Serie Final Beisbol R.D. Juego 5.

 César Valdez: 12. Licey vs. Toros. Enero 21, 2020. Serie Final -  Serie Final Beisbol R.D. Juego 2.

 

Ponchar 100 especie en extinción. Richard el último en beisbol R.D.

 

James Rodney Richard, con la franela de las Estrellas Orientales en cada apertura ofrecía un concierto de ponches en su nota más alta.Si bien es cierto que en el béisbol los juegos completos recibieron "cristiana sepultura" en la Liga Dominicana, los pitchers con 100 ó más ponches por estación hace rato que "descansan en paz", señala el veterano periodista Bienvenido Rojas.

 

Desde 1951 cuando se inició el béisbol rentado en La Normal hasta la fecha, sólo en ocho ocasiones un lanzador ha logrado ganar el liderato de ponches con 100 ó más en la Liga Dominicana de Béisbol.

Clase aparte: el estadounidense James Rodney Richard en 1974-75 con las Estrellas Orientales, quien fue el último en lograr esta proeza al fusilar a 103 rivales.

 

Este gigante de 6 pies, ocho pulgada y 225 libras en su anatomía, nativo de Vienna, Lousiana y hoy con 71 años, es el único lanzador que ha logrado 100 ó más ponches en la Liga Dominicana y 300 ó más en las Grandes Ligas.

 

Rodney Richard ponchó 303 en 1978 y 313 en 1979 con los Astros de Houston.

 

Los pioneros: Los primeros lanzadores en pasar la barrera de los 100 ponches fueron el puertorriqueño Luis -Tite-Arroyo y el venezolano Emilio Cueche en 1952.

 

Los primeros lanzadores en pasar la barrera de los 100 ponches fueron el puertorriqueño Luis -Tite-Arroyo y el venezolano Emilio Cueche en 1952.

 

Arroyo, bautizado como el "Orgullo de Tayabao" con los Leones del Escogido ponchó 101 y Cueche, apodado "El Cuchillo" por el frecuente uso de su slider, anestesió también a 101.

 

En la Época de las Luces

El primer lanzador en lograr el liderato de ponches con más de 100 en la Época de las Luces fue el estadounidense Pete Burnside, de los Leones del Escogido, con 109 en 1956-57.

 

Otro lanzador estadounidense: Stan Williams, también del Escogido, en 1959-60 se llevó 105 por la vía del ponche.

 

Honor para Olivo: 160 ponches

 

El primer dominicano en lograr 100 ó más "K" en una campaña fue "La Montaña" Noroestana Guayubín Olivo, con 160, en 1960-61 con los Tigres del Licey.

 

Esos 160 estrucados es el récord nacional de todos los tiempos y es uno de los registros sagrados de la pelota nuestra. Diríamos que será imposible de romper.

 

En esa temporada de 1060-61, el zurdo Danilo Rivas, de los Leones del Escogido ponchó 141 marca para la franquicia de los Leones del Escogido.

 

Perry lo hizo: Gaylord Perry, en 1963-64, con los Leones Escogido, ponchó 106 y es el único de ese club de 8 miembros que está en el Salón de la Fama de Cooperstown.

Steve Bailey con los melenudos fusiló 101 en 1967-68.

 

 

 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

MÁS CONTENIDO EN BÉISBOL

Ir arriba