Comentarios Recientes

0

Efemèrides especial 25 de noviembre 1980:Cumple 40 años famosa pelea del "no màs" de Duràn contra Leonard


  • Rafael Baldayac | 25-11-2020

 

 

Han pasado cuatro décadas del histórico combate y pese a esta pesadilla del “No Más” Roberto-Mano de Piedra-Durán es considerado por muchos como el mejor peleador en la historia de Panamá y uno de los mejores del boxeo en Latinoamérica. Conservó un récord de 103 triunfos arriba del ring. A lo largo de su trayectoria boxística, Durán obtuvo triunfos épicos, pero uno de los más importantes se dio ante Leonard.

SANTIAGO, REPUBLICA DOMINICANA-.Cuando hoy se cumplen 40 años de aquel 25 de noviembre de 1980, la noche que todavía recuerda como una pesadilla en su vida, Roberto – Mano de Piedra-Durán revela que el misterio en torno a su combate del "no más" para Sugar Ray Leonard ha terminado y que éste nunca le ganó la famosa pelea.

 

El combate del ‘No Más’ fue el segundo en la trilogía que sostuvieron Durán y Leonard, recordada como una de las grandes rivalidades en la historia del boxeo.

 

Sin embargo esta  pelea sigue generando preguntas y debate a sus cuarenta años después de celebrada  en el Superdome, Nueva Orleans.

 

Quien iba a pensar que esas dos inocentes palabras, “no más”, pronunciación por Duran,  alimentarían uno de los misterios más persistentes en la historia del boxeo profesional.

 

Estas palabras todavía retumban en la cabeza del legendario ex campeón panameño Roberto “Manos de Piedra” Durán tras retirarse, restando 18 segundos del octavo asalto, de su segundo combate titular contra la superestrella estadounidense Sugar Ray Leonard.

 

Todavía las razones por las que Durán renunció a la pelea en el octavo round siguen siendo un misterio a pesar de las insistentes declaraciones, aunque poco consistentes, de Durán en el sentido de que padeció de calambres en el estómago.

 

Las mismas dudas que han aquejado a un Sugar Ray Leonard, a quien por años persiguió la pregunta de si Durán tuvo otras razones para renunciar al combate o si había sido el propio Leonard quien lo había hecho renunciar en el combate.

 

En este pleito Leonard recuperó la corona  welter, al vencer por nocaut técnico a Durán, quien, sorprendentemente, se rindió en el octavo round al decirle al referí: “No más, no más.”

 

Una acción que para muchos aún sigue siendo incógnita, el por qué Durán decidió dejar de combatir.

 

Leonard era el chico de oro estadounidense y formó parte del equipo estadounidense que conquistó cinco medallas de oro en Montreal 76. De ahí dio el salto a profesional.

 

Por su parte, Roberto "Manos de Piedra" Durán fue mundialmente reconocido como el mejor peso ligero de todos los tiempos. En 1979, optó por subir directamente a los welters.

 

De manera que ese martes 25 de noviembre de 1980 y, tras ocho asaltos, dijo aquel memorable "no más" en español al árbitro. Mantiene que se retiró con dolores de estómago paralizantes.

 

La película 'I Am Duran' de Universal Pictures

 

Como recoge 'The Sun', en la película 'I Am Duran', Sugar Ray Leonard admite que no pensaba que pudiese con Duran hasta que comprobó que no era el mismo que lo había aturdido meses antes.

 

"Estos comentarios lo resuelven. Cuando perdí con Leonard había perdido mucho peso, me sentía débil y cansado. No podía moverme ni hacer nada. Había perdido mucho peso, me sentía débil y cansado. No podía moverme ni hacer nada.

 

Los comentarios de Leonard en esta película lo reconocen. Reconoce que no derrotó a un Roberto Durán en buena forma. Y mucha gente, incluyendo a los americanos, le han dicho: ‘No has derrotado a Durán'.

 

Él lo sabe. Se irá a la tumba sabiendo eso", ha dicho Roberto Durán a The Sun Sports.  Sugar Ray Leonard recupera la corona de boxeo de peso welter del CMB cuando Roberto Durán renuncia en el octavo asalto de la infame pelea "no más" en el

 

Leonard, que ahora tiene 63 años, ha reconocido que vio que los ojos de su rival "estaban perdidos. "Nunca pensarías en sacarle la barbilla a Roberto Durán, créeme. Sucedió instintivamente y funcionó porque vi en sus ojos que no estaba allí", ha dicho.

 

Al rememorar sus enfrentamientos, los amantes del boxeo prefieren recordar las primeras dos peleas que se llevaron a cabo en 1980.

 

Primero, en Montreal el 20 de junio, el fuerte boxeo de Leonard fue evidente en los primeros asaltos, pero a medida que avanzó la pelea, Duran pudo convertirla en una pelea callejera y ganó la decisión unánime para propinarle a Leonard su primera derrota.

 

 

Ese 20 de junio de 1980 Roberto Durán decidió retar a Ray Leonard por el campeonato de peso wélter del CMB y contra todo pronóstico y lo que dictaban las apuestas, el pugilista panameño salió en una de sus mejores noches para quedarse como nuevo campeón de la categoría ante la mirada de miles de aficionados que difícilmente daban crédito a lo que se veía.

 

La pelea se llevó a cabo en el Estadio Olímpico de Montreal y Roberto Durán dejó las tarjetas en 146-144, 145-144 y 148-147. Leonard se presentó ante la segunda defensa de su título, pero vio cómo el panameño se adjudicaba como nuevo monarca de la categoría y con ello el estadounidense puso fin a un invicto de 27 peleas.

 

Cinco meses después en Nueva Orleans, el polémico ‘No Más’ que marcó el resto de la carrera de Durán. Leonard frustró a Durán durante el combate con su estilo escurridizo y burlas sobre el ring, a tan nivel que el panameño tomó la impactante decisión de renunciar al combate en el octavo asalto.

 

El final sigue siendo al día de hoy uno de los más memorables y analizados entre los resultados más polémicos del deporte de los puños.

 

El dúo se volvió a encontrar sobre el ring 9 años más tarde, aunque ambos ya estaban lejos de su mejor momento como atletas profesionales. Ese 7 de diciembre de 1989 Leonard ganó por decisión unánime en una pelea de 12 asaltos por el título mundial súper mediano del CMB.  

 

Una decisión unánime que dejó la serie 2-1 a favor del estadounidense, aunque la acción sobre el ring nunca estuvo a la altura de los dos pleitos de 1980 que produjeron la base de su inolvidable rivalidad.

 

Pese a esta pesadilla del “No Más” Roberto Durán es considerado por muchos como el mejor peleador en la historia de Panamá y uno de los mejores del boxeo en Centroamérica.

Lo apodaban “Manos de Piedra” y conservó un récord de 103 triunfos arriba del ring. A lo largo de su trayectoria boxística, Durán obtuvo triunfos épicos, pero uno de los más importantes se dio ante el estadounidense “Sugar” Ray Leonard.

Lo cierto es que 40 años de las  primeras dos peleas entre Durán y Leonard el boxeo la sigue recordando como una de las batallas más memorables.

 

Al margen de análisis, puede disfrutar el momento si lo vivió. O si nació después de ese épico pleito.Como parte del aniversario de Durán vs. Leonard II, ESPN Deportes estará mostrando la primera y tercera parte de la trilogía este jueves 26 de noviembre (el combate para cerrar la rivalidad también se verá el sábado 28 de noviembre).

 

La transmisión también incluye el documental de ESPN ‘30 for 30: No Más’ que detalla los pormenores - antes, durante y después - de la revancha histórica entre Durán y Leonard que tiene su lugar entre los combates más legendarios y controvertidos de todos los tiempos.

 

El primera versióncon joyas que vale la pena enumerar.

 

Hace siete años, en el 2013, ESPN produjo el documental “No Más” para su serie 30 for 30, donde Sugar Ray Leonard viaja hasta Panamá para reencontrarse con Roberto Durán y preguntarle cara a cara sus razones para renunciar al combate en el triunfo más importante en la carrera de Leonard. Sin embargo, Leonard se encuentra con un Durán que sigue perseguido por aquella noche. 

 

1. Las dudas de Leonard al terminar la pelea

“Estaba extasiado (al terminar la pelea), no me había preguntado por qué Duran había renunciado (al combate). Yo estaba seguro que lo había derrotado. No me llegó la duda, sino hasta la conferencia de prensa posterior al combate. Al día siguiente, vi los periódicos que decían ‘extraño’, ‘pelea arreglada’ y me preocupó que el ‘No Más’ fuera a convertirse en una broma permanente”.

 

2. Solo Durán sabía las respuestas

“Desde el día de la pelea, coincidí con Durán en convenciones, en el Salón de la Fama, y otros lugares, pero nunca, ni una sola vez, le pregunté sobre lo que había pasado aquella noche en Nueva Orleans. Tenía mis opiniones sobre lo que ocurrió, pero solo él sabía a ciencia cierta”.

 

3. Las razones de Durán

“En primer lugar, yo no dije ‘No más’. Eso lo inventó Cosell. Lo que pasa es que cuando yo le gané a Leonard, me sentí el rey de Nueva York, todo mundo me pagaba tragos, andaba borracho todos los días y me subí de peso, me puse bien gordo.

 

De repente, me llama mi manager y me dice ‘Durán, vente para Panamá que yo ya tengo al médico que te va a poner las inyecciones y te va a rebajar. El día del pesaje me acuerdo que me tomé un café bien caliente y luego un vaso de agua bien fría, y me enfermé del estómago. Por eso me dieron calambres en el estómago, eso sí fue verdad”.

 

4. Lo que Leonard vio en los ojos de Durán en el reencuentro

“No lo presioné, porque lo vi sufriendo. Lo vi buscando palabras para decir y de pronto sentí que yo podía ayudarlo a sanar esto. Lo vi en sus ojos y vi algo. Vi en él algo que me decía que él no ha podido todavía lidiar con esto. Seguía con su guarda, no tan alta, pero lo suficientemente alta como para proteger lo que queda (del legado de Roberto Durán).

 

“Sentí que quería protegerlo, quería hacerle saber que en lo que a mí respecta, todo está bien. No podía hacer otra cosa que abrazarlo, no podía hacer otra cosa que dejarlo ir, dejarlo ser. Ha estado atrapado por mucho tiempo, ha estado estático por tanto tiempo, por no tener que lidiar con el ‘No más’”.

 

El nuevo documental 30-30 de la Cadena ESPN

 

El recuento de aquella pelea y su inédito final es ahora la base de un documental titulado No Más, que forma parte de la serie televisiva 30 for 30 de la cadena ESPN.

 

El filme tendrá su estreno este próximo martes a las 8:00 p.m. y mediante la pieza el productor intentará resolver el misterio detrás de la rendición del panameño.

 

Hasta el día de hoy, muchas son las interrogantes sobre aquel final. Durán era el símbolo perfecto del más macho de los boxeadores de la época y era prácticamente imposible de creer que se hubiera quitado de un combate ante un peleador al que ya había vencido.

 

Ambos púgiles libraron una feroz reyerta –un clásico del boxeo– cinco meses antes, el 20 de junio. En esa ocasión Durán, quien venía de reinar en la división ligera del CMB y la Asociación Mundial de Boxeo, subió a la categoría wélter para retar la supremacía de Leonard en dicho peso.

 

Y sin ton ni son sorprendió al mundo al propinarle al estadounidense su primera derrota profesional en 27 salidas al apuntarse una cerrada decisión unánime luego de 15 asaltos en la cartelera celebrada en el Estadio Olímpico de Montreal en Quebec, Canadá.

 

“Leonard le facilitó un poco a Durán ese primer combate porque se fajó con él y se fue al intercambio de golpes. Se salió de su patrón de boxear y utilizar la ventaja que tenía en la técnica y velocidad”, recordó el veterano periodista y columnista de El Nuevo Día, Chu García.

 

Una vez sonó la campana el 25 de noviembre en la esperada revancha, y contrario a lo que sucedió en el primer combate, Leonard sí siguió las instrucciones del fenecido entrenador Angelo Dundee y utilizó su velocidad y técnica para confundir y mantener alejado a Durán.

 

Aunque la pelea se mantuvo relativamente cerrada, Leonard entró al séptimo asalto con una leve ventaja sobre el campeón panameño.

 

Fue, precisamente, en el séptimo episodio que Leonard comenzó a burlarse de Durán al bajar su guardia, presentarle su mentón para que el panameño intentara golpearlo y hasta hizo un amague de preparar un tirabuzón de derecha al tiempo que soltó una recta de izquierda.

 

El cambio tomó por sorpresa al panameño y Leonard viró la reyerta a su favor, conectando buenas combinaciones y utilizando el amplio ring para frustrar a Durán.

 

Ambos peleadores salieron al octavo asalto, pero cuando apenas restaban 18 segundos para que sonara la campana, Durán, para sorpresa de todos los presentes, pronunció las palabras “no más” y se retiró del combate.

 

Incluso dijo adiós al boxeo

Al concluir la pelea, Durán le ofreció al afamado periodista y comentarista deportivo Howard Cosell una explicación que, al sol de hoy, no tiene sentido para casi nadie: una de las máximas figuras del machismo en el boxeo se retiró, supuestamente, debido a calambres estomacales que lo debilitaron. Acto seguido, Durán le anunció a Cosell su “retiro” definitivo del boxeo, decisión que apenas duró nueve meses.

 

Sin embargo, varios expertos consultados por Primera Hora opinaron que su retiro se debió a otros factores. García, quien cubrió la pelea en Nueva Orleans, no creyó la explicación de los calambres.

 

“De primera instancia no creí lo de los calambres, pues no es algo común en ningún boxeador y ya Durán era un veterano y un boxeador curtido. Lo que pensé era que estaba frustrado porque Leonard le cambió por completo el estilo de pelea”, explicó.

“No fue cobardía”

 

 

 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

MÁS CONTENIDO EN COMBATE

Ir arriba