Comentarios Recientes

0

Efemèrides 18 de junio 1972


  • Rafael Baldayac | 18-06-2020

 

Curt Flood dio inicio al proceso que tuvo como consecuencia la creación de la agencia libre en el deporte profesional. A 48 años del juicio  en la Corte Suprema de Justicia de EE.UU. que puso en marcha una serie de eventos que finalmente condujeron a la anulación de la cláusula de reserva y abrió las puertas al surgimiento de la agencia libre en el béisbol, extensiva a otros deportes profesionales.

SANTIAGO, REPUBLICA DOMINICANA-.Un jugador de color, llamado Curt Flood, jardinero central de los Cardenales de San Luis, que se negó a aceptar un cambio a las Filis de Filadelfia, logró en un hecho sin precedente, llevar su caso un dia como hoy, 18 de junio de 1972, a la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos.

Tras una demora de dos años y medio, la demanda de Curt Flood apeló a la Corte Suprema de Justicia, y aunque perdió parcialmente el juicio hace 48 años, se convirtió en  el paladín de la revolución económica del béisbol de Grandes Ligas.

La demanda de Flood, depositada el domingo 18 de junio 1972, puso en marcha entonces una serie de eventos judiciales que finalmente condujeron a la anulación de la cláusula de reserva y abrió las puertas al surgimiento de la agencia libre en el béisbol, que luego se hizo extensiva a otros deportes.

Flood destapó la caja de Pandora

Con esta postura el Flood había destapado la caja de Pandora, al cuestionar la hasta entonces existente cláusula de reserva, que permitía a los equipos disponer a su antojo la suerte de los peloteros.

Aunque la Corte Suprema confirmó, por un margen de 5 a 3, la exención del beisbol  de las leyes antimonopolio, otorgada a las Grandes Ligas en 1922, admitió que los fundamentos originales de esa exención eran frágiles.

Honestamente Curt  Flood perdió cerradamente  su caso en la Suprema Corte  de Justicia con la mayoría de  los jueces a favor de la exención del beisbol a  las leyes de competitividad y legitimidad a la cláusula de reserva.

Sin embargo este rechazo no detuvo el proceso hacia el surgimiento de  la Agencia Libre que comenzó en 1969 cuando el jardinero de los Cardenales fue cambiado a Filadelfia y se rehusó a reportarse con ellos.

Este caso colocó en un buen lugar al sistema de arbitraje para las disputas entre jugadores y dueños. Ya en 1975 los lanzadores Andy Messersmith y Dave McNally jugaron sin contrato, y argumentaron que sin firmarlo, no podrían ser renovados.

Un árbitro estuvo de acuerdo y así fueron declarados agentes libres.  Con la cláusula de reserva efectivamente abolida, la asociación de jugadores  y los dueños acordaron que las reglas de agencia libre seguirían desde ese momento gobernando a ambas partes.

Flood fue un buen pelotero, ganador de siete Guantes de Oro, asistente a tres Juegos de Estrellas y ganador dos veces de la Serie Mundial con los St. Louis Cardinals.

Pero su lugar en la historia se lo ganó fuera del terreno, cuando en los convulsos años 60, cuando Estados Unidos estaba inmerso en la lucha por los derechos civiles, desafió al entonces comisionado de las Grandes Ligas, Bowie Kuhn, al rechazar este cambio a los Philadelphia Phillies.

 Curt Flood desafía la cláusula de reserva

Quizas muchos no recuerdan por las hazañas de Curt Flood dentro del terreno de béisbol, pero sí amerita su lugar en la historia por lo que hizo fuera de este.

Curt Flood  fue un revolucionario en la industria del béisbol, que rechazó que los jugadores fueran propiedad privada de por vida de los dueños de equipos de Grandes Ligas, llevó su caso a la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos.

Fue el día de Nochebuena de 1969 cuando Flood envió a Kuhn una carta en la que le notificaba su negativa a aceptar el canje a los Filis.

"Después de doce años en las Grandes Ligas, no siento que sea una propiedad para comprar y vender, independientemente de mis deseos".

"Creo que cualquier sistema que produzca ese resultado viola mis derechos básicos como ciudadano y es incompatible con las leyes de los Estados Unidos y de varios Estados".

"He recibido una propuesta de contrato de Filadelfia, pero creo que tengo derecho a considerar las ofertas de otros clubes antes de tomar cualquier decisión".

Kuhn respondió con otra carta llena de formalismos, en la que le negó la posibilidad de optar por otros equipos y Flood, apoyado por el abogado Marvin Miller, líder del sindicato de jugadores, presentó una demanda en las cortes.

El caso conocido como Flood vs Kuhn pasó por las diferentes instancias hasta llegar a la Corte Suprema de Justicia durante un proceso legal que demoró dos años y medio.

Flood no jugó en 1970, ni con los Filis ni con cualquier otro equipo, mientras que apenas participó en 13 partidos en 1971 con los Senadores de Washington, con lo que puso fin a su carrera.

Sin aquella aparentemente inocente carta de Flood al comisionado Kuhn, los deportistas profesionales de Estados Unidos (no sólo los beisbolistas) no ganarían los salarios estratosféricos de hoy, de acuerdo con lo que dicta el mercado, en lugar de quedar a merced del capricho de los dueños de equipos.

Proceso tuvo como consecuencia la creación agencia libre. 

Un cuatro de junio pero de 1967, Flood cometió un error en los jardines para así romper una cadena de 227 juegos y 568 chances sin pecados. Pero curiosamente no es por esto que pasaría a la historia.El 7 de octubre de 1969, los Cardenales de San Luis cambiaron al jardinero a los Filis de Filadelfia pero este no quiso incorporarse a su nuevo equipo.

Entre otras cosas, Flood no deseaba vivir en una ciudad que consideraba racista y sentía que tenía suficientes años en las mayores como para no ser tratado como una mercancía.

Luego de escribirle una carta al comisionado de la época, Bowie Kuhn, pidiendo su libertad y recibir la negativa del máximo jerarca, Flood decidió iniciar un proceso legal de mucho impacto en el negocio del beisbol. Me refiero a la demanda llamada Flood vs. MLB.

El argumento principal en Flood vs. MLB era que la llamada cláusula de reserva, párrafo colocado en todo contrato que permitía renovarlo a perpetuidad si el equipo así lo deseaba, era ilegal y debía ser eliminada dándole cabida a la figura de agente libre.

El caso llega el 18 de junio de 1972 a la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos en donde, por votación 5-3, se decide darle la razón de MLB dejándolos continuar con su negocio como siempre lo habían hecho hasta ese momento.

Pero esa derrota de Flood generó muchos debates sobre el tema de la cláusula de reserva y los derechos de los jugadores, algo luego aprovechado por Marvin Miller, cabeza de la Asociación de Jugadores de Grandes Ligas (MLBPA, por sus siglas en inglés) en esa época, para alcanzar nuevos beneficios.

El primero de ellos fue la conocida regla de 10-5, que permite la posibilidad de vetar cambios a peloteros con 10 años en las mayores y 5 con un equipo.

Esa regla 10/5 también se le conoce como la regla Curt Flood.

El segundo fue la destrucción de la cláusula de reserva y aparición de los agentes libres, ya no como consecuencia de demandas sino mediante la negociación del Convenio Laboral de 1976.

Eso fue posible gracias a la decisión del árbitro Peter Seitz en Messersmith y McNally pero como consecuencia de la estela que dejó el caso de Flood vs. MLB.

Curt Flood, un héroe olvidado

El 27 de abril de 1971, Curt Flood tomó un avión en Washington, y aterrizó en Madrid para dedicarse a la pintura. Enterró el bate y levantó el pincel.

En 1969, Flood levantó la bandera de la libertad para combatir la esclavista cláusula de reserva, y entró en conflicto con el Béisbol Organizado

La batalla comenzó cuando se negó a reportarse en un cambio de los Cardenales a Filadelfia, cuando lo negociaron junto con Tim McCarver, Joe Horner y Byron Browne, por Cookie Rojas, Richie Allen y Jerry Johnson.

En San Luis tuvieron que agregar después a Willie Montañez y a Bob Browning, por la ausencia de Flood.

Flood fue un revolucionario en la industria del béisbol, que rechazó que los jugadores fueran propiedad privada de por vida de los dueños de equipos de Grandes Ligas, llevó su caso a la Corte, y ganó el juicio el 19 de junio de 1972.

Cuando en 1969 iniciaron la negociación, Flood le escribió al comisionado Bowie Kühn: “Después de haber jugado 12 años en Grandes Ligas, no creo ser una pieza propiedad de alguien, y que puedan venderme o comprarme sin respetar mi opinión y mis deseos”.

Gracias a su lucha surgió la agencia libre, que ha convertido a miles de jugadores en millonarios, y ninguno hoy lo recuerda.

La revolución económica del béisbol de Grandes Ligas.

Cuando en 1969 intentaron la negociación, Flood le había escrito al comisionado Bowie Kühn: "Después de haber jugado 12 años en Grandes Ligas, no creo ser una pieza propiedad de alguien, y que puedan venderme o comprarme sin respetar mi opinión, mis deseos".

Lo penoso del caso es que la agencia libre ha convertido a miles de jugadores en millonarios y ninguno recuerda a Curt Flood y lo peor es que hace un par de años USA/Today hizo una encuesta sobre él y la mayoría de los jugadores respondió que no habían escuchado hablar de ese personaje.

Este jugador hizo muchas cosas durante su carrera, pero el dato que en realidad importa para la columna de hoy es el siguiente: Curt Flood fue el osado primer pelotero en la historia de MLB que NO aceptó su cambio a otro equipo sin su autorización.

Fué al final de la temporada de 1969 cuando los Cardenales trataron de cambiarlo al junto con el ahora famoso Tim McCarver, Byron Browne y Joe Hoerner a los Phillies, a cambio de Dick Allen, Jerry Johnson y Cookie Rojas. 

No solamente se rehusó al cambio, también entabló una demanda contra las Grandes Ligas y su comisionado. Vaya que Flood era de armas tomar, no todos son “pacíficos”.

Hay que recordar que ya en una columna anterior les había platicado acerca de la cláusula de reserva, bueno, pues este jugadorfue el primero que se atrevió a ir en contra de ella mediante una demanda.

Vaya tiempos aquellos, como lo dijera alguna vez el célebre Marvin Miller: “Por un lado, las cortes de justicia te dicen, si tú eres un Americano (estadounidense) y tienes el derecho de buscar empleo donde mejor te parezca, pero por otro lado, te dicen que este derecho no aplica para los jugadores de Béisbol”. ~Y yo que pensaba que esas cosas solo podrían pasar en México, en fin.

Asociación de Jugadores, presenta una demanda

 Muchas son las teorías existentes acerca de los reales motivos que tuvo Flood para enfrentarse a las Grandes Ligas y a su famosa cláusula de reserva, siendo hasta la fecha un misterio.

Cuenta la leyenda que sus mismos compañeros de equipo y otros peloteros de la época no le mostraron apoyo, le tenían poca fe a su causa, el día que Flood testificó en la corte, solamente dosex peloteros lo apoyaron y estuvieron con el ese día, nada más y nada menos que los figurones Jackie Robinson y Hank Greenberg.

Ningún jugador en activo de la época atendió al juicio, esto quizás por temor a las represalias por parte de los dueños de equipos. ¿Dónde he visto ese tipo de actitudes? ¡Vaya lio! ~Por algo dicen que el miedo, no anda en burro.

Después de todo el barullo y los muchos dimes y diretes, los integrantes de la corte determinaron que si, en efecto, Flood estaba en todo su derecho a ser agente libre y contratarse con quien mejor le pareciera, pero, que la excepción antimonopolio que protegía a la MLB solo podía ser removida por el congreso de los Estados Unidos

Elloscon la ley a su favor aclaran que la agencia libre para los peloteros solo podía ser conseguida mediante el contrato colectivo de trabajo (CBA). Por algo dicen que “cuando no es una cosa, es otra”. Hmmm!

Dicen que el que persevera, alcanza, y fue en 1976 cuando el árbitro de controversias Peter Seitz declaró a los peloteros Andy Messersmith y Dave McNally agentes libres, esto al haber ellos jugado esa temporada sin contrato, lo cual los absolvía de la cláusula de reserva.

Fue de esta manera que el sistema monopólico y feudal que había gobernado de manera unilateral al béisbol, colapsó ante la incredulidad de propios y extraños.

Curt Flood no está consagrado en el Salón de la Fama de Cooperstwon (HOF)

Curt Flood no está consagrado en el Salón de la Fama de Cooperstwon (HOF), y si analizamos sus estadísticas, se aprecia que logró registros que ameritan ser ponderados.

Bateó .293 de por vida en 15 años en las Mayores (12 con los Cardenales), en 1964 fue líder de hits de la Nacional con 211, y ganó siete Guantes de Oro, que confirman y reafirman su reputación como uno de los mejores jardineros defensivos en la historia del béisbol.

 “Quiero a mi padre en el Salón de la Fama porque entiendo que esa institución alberga la historia; él es una parte importante de esa historia ". - Shelly Flood hija de Curt.

La ceremonia de inducción del Salón de la Fama de Cooperstown,  una vez más, sin la exaltación de Curt Flood, autor de los actos de resistencia individuales más heroicos en la historia moderna de las Grandes Ligas, será excluido.

Los miembros de este año, Harold Baines, Roy Halladay, Edgar Martínez, Mike Mussina, Mariano Rivera y Lee Smith, son increíblemente dignos.

 Pero ninguno de ellos tiene el currículum revolucionario de Flood, aunque cada uno se benefició del acto de desafío de Flood. Después de la temporada 2000, por ejemplo, Mussina utilizó la agencia libre para abandonar los Orioles de Baltimore y firmar un contrato de seis años y $ 88.5 millones con los Yankees de Nueva York. 

Ninguno de los inducidos exaltados el año pasado se sacrificó tanto para que las futuras generaciones de grandes ligas pudieran cosechar las recompensas.

"Algunas personas ni siquiera saben quiénes son sus hijos", dijo Debbie Flood, otra hija de Curt. Mientras Jackie Robinson atacó el racismo canceroso de la nación, Curt Flood disparó una flecha directamente al corazón del juego cuando desafió el control férreo que los equipos tenían sobre los jugadores en 1969.

 

La familia de Curt Flood

Curt y Beverly Flood tuvieron cinco hijos: Debbie, Gary, Shelly, Curt Jr. y Scott. Gary murió a los 49 años después de años de luchar con problemas de salud mental.Su padre era la espina de una rosa que todavía se pega en el costado de Major League Baseball.

 

La esposa de Curt,  Beverly (centro). Debbie (sentada a la derecha), Curt (sentado a la izquierda), Shelly (planta a la derecha), Scott (planta a la izquierda) y Gary (de pie). Los Angeles Circa. 1968.

Historia relacionada

"Cada vez que la gente habla de mi padre, su sacrificio, sus luchas superables e insuperables, y contra todo pronóstico, siempre está en el contexto de él como una figura solitaria y solitaria", dijo Flood Jr. "No es verdad. 

Mi padre tenía y tiene una familia. Alguien que lo amó, lo apoyó, lo cuidó y realizó ese viaje junto con él”.

Los Floods se mudaron de St. Louis a Oakland, California, en 1962. Vivían en un vecindario exclusivo y asistían a escuelas exclusivamente para blancos.

Mientras que la mayoría de los jugadores eran demasiado cobardes para apoyar a Flood, Robinson apareció en la corte y lo abrazó abiertamente.

El béisbol, gracias a Robinson, se ha convertido en un juego global. La inundación, hasta el día de hoy, es vista por algunos como antitética a los grandes intereses comerciales del béisbol, de todos los deportes. Era un jugador estrella que rechazó el statu quo restrictivo.

"Contribuyó a esta sociedad como todos los demás", me dijo la hija mayor de Flood, Debbie, la semana pasada. “Renunció a su carrera. Perdió a sus hijos, su vida, todo”.

He hablado extensamente con Sharon Robinson sobre lo que significa ser la hija de Jackie Robinson, lo que significa ser hijo de un pionero, un ícono. 

Al igual que los Floods, los Robinson también perdieron un hijo. Jackie Jr. luchó con la adicción y murió en un accidente automovilístico a los 24 años. Sharon ha hablado elocuentemente sobre lo que significaba compartir los padres con el mundo. 

Y Sharon y su madre, Rachel, han trabajado febrilmente, con una gran ayuda de Major League Baseball, para mantener vivo el legado de su padre. Ella ha escrito libros increíbles sobre su padre, y la familia está a punto de abrir un museo en su honor.

Al igual que Jackie Robinson, el béisbol debe honrar el sacrificio de Curt FloodLee ahora.

 Su primera esposa, Beverly Collins

Ahora los niños de Flood están hablando abiertamente, y no simplemente sobre cómo debería estar su padre en el Salón de la Fama. Están buscando extender su legado a través de la Fundación Curt Flood, para que más personas sepan sobre el heroico sacrificio que hizo hace 50 años.La suya es una historia viva y continua. Cada vez que una nota libre: un agente libre firma un contrato lucrativo, o una estrella rechaza un intercambio o sale de una situación indeseable, se siente la presencia de Flood.

Los hijos de Flood eran demasiado pequeños en 1969 para saber el impacto total que el acto de desafío de su padre tendría en los deportes profesionales. Más allá de eso, los niños estaban lidiando con una ruptura en su familia. Flood y su primera esposa, Beverly Collins, se casaron en 1959 y se divorciaron en 1966.

La familia se mudó a Los Ángeles en 1967. Debbie Flood sintió los temblores de las acciones de su padre en la University High School. Recibieron el golpe cuando su padre se enfrentó a las Grandes Ligas de Béisbol.

"Recibimos muchas amenazas todo el tiempo debido a lo que estaba haciendo", dijo Debbie Flood. La gente decía que estaba destruyendo el deporte estadounidense número 1. Ya estaba practicando deportes; Estaba en la universidad. Lo recuerdo, porque todos los entrenadores de atletismo decían: "Dios mío, ¿eres la hija?" "

La batalla judicial terminó efectivamente con la carrera de Flood. A los 32 años, Flood se quedó fuera de la temporada de 1970 después de negarse a informar a los Filis.

Que hacen sus hijos hoy

Debbie Flood recuerda cuando su padre vino a decirle a la familia que se mudaría a España. Su madre se había vuelto a casar para entonces.

“Todo lo que recuerdo es que mi papá entró y le dijo a mi madre que se iba. Mi padrastro entró y mi padre dijo: 'Me voy. Cuida de ellos. He terminado.' Y se fue. Recuerdo que Shelly se aferró a él.

"Cuando comenzó a luchar contra el béisbol, nos abandonó", dijo Debbie Flood. “A eso me refiero cuando digo que perdió a sus hijos. Todo su enfoque se convirtió en lo que estaba haciendo.

 Él simplemente perdió el foco de nosotros y se alejó. No se alejó, salió corriendo. Dejó a sus cinco hijos atrás y salió corriendo.

Scott recuerda el día que regresó su padre.“El día que regresó, nos recogió y nos llevó a la juguetería y dijo que podíamos elegir lo que quisiéramos. Y recuerdo que mis hermanos y hermanas dijeron que no podían creer que lo llamara papá porque había estado fuera tanto tiempo”.

Cuando Flood regresó de Europa, fue a jugar bolos con Curt Jr."En un momento me dio su anillo de campeonato de la Serie Mundial de 1967", recordó Curt Jr. 

"Él dijo: 'Lo siento'. No entró en muchos detalles. Volvimos a los bolos, y eso fue todo. Todavía tengo el anillo.

Curt Jr. agregó: “Cada uno de nosotros tenía una conexión con él en nuestra edad adulta. Todo el mundo sabe que era un padre aburrido y que luchó con la enfermedad del alcoholismo. 

Pero todos tuvimos nuestra relación particular con él después de que se puso sobrio”.

Curt Flood murió de cáncer en la garganta

Curt  Flood fue diagnosticado con cáncer de garganta en 1995. La quimioterapia y la cirugía de garganta lo dejaron incapaz de hablar. Murió el 20 de enero de 1997 a los 59 años. Esta sepultado en el cementerio de Inglewood Park de Los Angeles, California.

"Antes de que mi padre muriera, tuve la oportunidad de despejar el ambiente con él y yo. Y lo escribió porque no podía hablar más", recordó Debbie Flood. "Todo lo que él me escribió, lo guardé. Pudimos aplastar nuestras diferencias. Antes de morir, dijo: "Ojalá hubiera sido un mejor padre". "

Como todas las familias, los Floods han tenido sus cargas individuales. Debbie fue declarada legalmente sorda cuando tenía 5 años. Shelly luchó con sus propios problemas de adicción y ha estado sobria durante más de 12 años. Curt Jr. tuvo contratiempos personales y ahora está de pie nuevamente.

Curt Jr. era un joven en la escuela secundaria y un jugador de fútbol cuando su padre regresó a los Estados Unidos. Había sido un talentoso jugador de béisbol de ligas menores y de ligas mayores. "Pero el béisbol dejó de ser divertido para mí en esos años", dijo. Jugó al fútbol hasta que sufrió una lesión que terminó su carrera.

Curt Jr. pasó dos años en el Instituto Tuskegee, luego se unió a la Marina, donde sirvió durante cinco años. Asistió a la Northeastern University en Boston y comenzó una carrera en relaciones públicas y marketing.

Debbie Floodse convirtió en trabajadora social / investigadora veterana del Children's Law Center de California en Los Ángeles.Shelly Flood es una consejera juvenil de drogas y alcohol en LA. El más joven, Scott Flood, es un productor de documentales que vive con su esposa en Brooklyn, Nueva York.

El matrimonio de Beverly Collins con el abogado Richard Johnson duró 10 años. Durante los últimos 42 años, ha estado casada con el músico Albert "Tootie" Heath.

Curt Flood se casó con la actriz Judy Pace en 1986, y permanecieron casados ​​hasta su muerte en 1997.

Hoy, los niños de Flood están trabajando juntos para extender el legado de su padre mientras recuerdan a los jugadores modernos que su sacrificio hace 50 años hace eco hoy. La inundación iluminó el camino que Jackie Robinson pavimentó.

"Es una conversión armoniosa de nuestra historia para nosotros: dónde hemos estado, dónde estamos, quiénes somos", dijo Shelly Flood. 

Imágenes falsas:Estadísticas a considerar:

En octubre de 1969, los Cardenales de San Luis intercambiaron a los Filis de Filadelfia Flood, dos veces campeón de la Serie Mundial, seis veces ganador del Guante de Oro y veterano de 12 años. Las disputas hicieron lo indecible: rechazó un salario de $ 100,000 para 1970 y rechazó el intercambio. Se quedó fuera la temporada de 1970.

Tres apariciones en la Serie Mundial, dos campeonatos de la Serie Mundial. Anunciado por Sports Illustrated en 1968 como el mejor jardinero central en el béisbol.Ganador de guantes de oro consecutivos de 1963 a 1969.

Establezca un récord de Grandes Ligas para oportunidades consecutivas y juegos por un jardinero sin error.Abogó por su comunidad de jugadores haciendo una postura audaz contra Major League Baseball.

"Representó una afrenta a la pureza del béisbol y lo que el 'pasatiempo de Estados Unidos' como institución defendió y sigue tratando de defender", dijo Scott Flood.

Flood jugó su último juego en 1972. Acosado con problemas financieros, Flood apareció en 13 juegos para los Senadores de Washington, sus habilidades erosionadas por los estragos del alcoholismo y las presiones de su caso judicial. Entre 1972 y 1978, Flood vivió fuera del país, residiendo principalmente en España y Dinamarca.

“Queremos ser responsables del legado de papá devolviendo, no de la manera que lo hizo, porque lo hizo a través del béisbol. Debbie y yo somos proveedores de servicios sociales; la salud mental, la falta de vivienda, todo eso, es cercano y querido para nuestros corazones "."Mi padre era un hombre increíble", dijo Debbie Flood. “Era un hombre autodidacta.

Esta parte de la historia  fue escrita por William C. Rhoden, el ex columnista deportivo galardonado de The New York Times y autor de "Cuarenta millones de esclavos en dólares”.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba