Comentarios Recientes

0

Edward Pérez: El Mono que ganó ocho triples coronas


  • Tuto Tavárez | 06-09-2020

Conquistar la triple corona, ya sea en béisbol o softbol, es una de las hazañas  más difíciles, para un jugador, que se requiere batear para promedio, con poder y oportuno.

Es necesario en un solo campeonato, llevarse el liderato de bateo, el de cuadrangulares y carreras impulsadas, lo que solo han logrado 14 jugadores en la historia de las Grandes Ligas.

La mayoría de ellos descansan en Cooperstown y solamente uno, el venezolano Miguel Cabrera está activo.

Sin embargo, en Santiago existe un softbolista que probablemente tenga un récord mundial, se trata de Edward Pérez, conocido por todos como “El Mono”, apodo que no le tiene por su rostro, sino por su agilidad de niño para escalar de un árbol a otro en el patio de su casa.

La grandeza del Mono, merecedora de estar en el Libro Guinness, es haber ganado ocho veces consecutivas la triple corona en el softbol de Santiago.

Pero el asombro no se queda solamente en que ganó ocho triples coronas corridas, sino que después de haber logrado cuatro como bateador derecho, por una lesión en una rodilla, se hizo bateador zurdo y obtuvo cuatro más.

Nativo de la comunidad de  Gurabo, El Mono era un temido bateador derecho, para muchos el mejor, pero se lastimó la rodilla izquierda y los médicos recomendaron operarlo.

Entonces, calculó que si bateaba a la zurda, caería sobre la rodilla derecha y esa no le dolía. Los Garys, equipo para el que jugaba El Mono iba para las finales y él no quería salir de la alineación.

En su primera temporada bateando a la zurda, disparó 18 jonrones en el Softbol Interempresarial, incluyendo el Round Robin y la final.

A pesar de esos logros individuales, la mayor satisfacción del Mono fue cuando ayudó Gurabo a conquistar el Softbol Interempresarial, eliminando luego a Moca en una eliminatoria.

El juego con los mocanos y guraberos terminó 2-1 con un jonrón del Mono contra el estelar Zoilo Hernández (Zoilito), luego ganaron el Torneo Nacional en el 2007 que se jugó en la capital.

Ese año recibió el trofeo de Jugador Más Valioso del Grupo Uno del softbol de empresa, que le entregaron Francis Gallardo, de Cervecería Nacional y Víctor Almánzar, presidente de la Asociación de Softbol de Santiago.

Además de Gurabo su lar de nacimiento, jugó con la CDE del General Alegría, el conjunto de Aduanas, Arroceras Hernández, Taxi Central, La Familia del Club Mambuiche, Plaza Genita y los Garys de su amigo Quilvio Hernández.

Edward es hermano de Richard y Rubén Pérez quienes también fueron dos extraordinarios jugadores de softbol.

FIRMADO POR KC

Aunque El Mono tenía pasión por el baloncesto, comenzó a jugar béisbol con Macoby Bojos, Frank Sosa y naturalmente, sus dos mentores, Chaguito Olivo y Nardo Fernández.

Lo llevaron a la academia de los Reales de Kansas City en Salcedo en 1992 y aunque le gustaba jugar en los jardines, Oscar Martínez y Luis Silverio lo subieron al montículo y cuando bajó le ofrecieron 10 mil dólares.

Aunque le gustaba batear, aceptó el bono y la oportunidad y tuvo mejor efectividad por debajo de 2.00 en su primer año,  donde recuerda que Bartolo Colón quedó tercero.

Después de cinco años con los Reales El Mono fue dejado libre, regresó a Santiago y se convirtió en un azote del softbol.

A pesar de todos los méritos acumulados en el softbol, Edward Pérez prefiere mantenerse en bajo perfil y se explaya en elogio en otros jugadores que coincidieron con él y hasta se atreve a decir que Marino Stefani era su papá, porque nunca le pegó un hit.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba