Comentarios Recientes

0
Domingo Hernández

Rincón Deportivo

Domingo Hernández | dhernandez@lainformacion.com.do

Dos temas claves...

Vitelio mejìa


  • Domingo Hernández | 05-08-2020

 

SANTIAGO, REPUBLICA DOMINICANA-.Pese a los múltiples inconvenientes que ha traido consigo el coronavirus, el tiempo sigue su agitado curso y el año avanza.

Ya entrò agosto y octubre esta cada vez màs cerca. Serà precisamente en octubre, como ocurre cada año, pero ahora supuestamente el 30  de ese mes, cuando se inicie el tradicional Torneo de Bèisbol Otoño-invernal.

Esa ha sido una fecha tentativa,  fijada por el presidente de la Liga de Bèisbol Profesional de la Repùblica Dominicana –LIDOM-, licenciado  Vitelio Mejìa y es lógico suponer que todo va a depender del control que logre establecerse respecto a la pandemia.

Sin embargo, mientras tanto, hay que seguir trabajando en el montaje del certamen, como si todo estuviera de manera normal.

Hay dos temas que lucen ser claves para que pueda celebrarse la justa, podría decirse cruciales, pues ameritan a que se llegue a un entendimiento entre las partes envueltas.Se trata del económico y el relativo a la salud.

Como es sabido, el  aspecto económico ameritò de que en las Grandes Ligas, porejemplo, se tomaran un tiempo considerable dueños de equipos y jugadores para ponerse de acuerdo. De hecho, eso de algún modo demorò el inicio de la temporada hasta que finalmente pudieron  llegar a un punto de avenencia.

El caso es, que està es una temporada inusual, con características  muy especiales, debido a la citada enfermedad, la cual ha obligado a cambiar prácticamente todo.

Lo mismo ocurrirà aquí con relación al torneo invernal. Este también será un campeonato muy único en términos de características.

En principio, se estima que de seguir la situación como hasta ahora, es probable que no se permita la asistencia de público a los estadios. Entonces, de ser asì, es lógico de que no habrá ingresos por ese concepto –el de las entradas-.

Ademàs, el aspecto comercialización  se vizualiza  que no será igual que en años anteriores y desde ya se considera que el apoyo de las empresas descenderà considerablemente en torno a otras ocasiones.

Esto obligarà a que los equipos que  militan en la liga deban hacer ajustes, razón por la cual probablemente los salarios de los jugadores podrían verse afectados. De hecho, ya el presidente de los Tigres del Licey, doctor Domingo Pichardo, ha lanzado su voz de alerta en ese sentido.

Y es ahì cuando podría producirse una especie de “tranque” en el supuesto de que los peloteros no se muestren flexibles. Es decir, que no quieran transigir en torno a una probable reducción de salarios.

El otro asunto, es el de  la salud. Ya se ha visto lo que ha ocurrido en la presente campaña de Grandes Ligas. Son muchos los jugadores  y miembros del personal de algunos conjuntos que se ha visto contagiados por el Covid-19. Y si eso es allà, en Estados Unidos, uno de los países màs poderosos y desarrollados del mundo y en las Mayores, una industria supermillonaria, con todos los recursos, que se ha registrado esa vulnerabilidad,¿ què podría ocurrir aquí, en un país como el nuestro, subdesarrollado y con tantas limitaciones…? Suponga usted querido lector.

Ello explica que el coronavirus representa una seria amenaza para la celebración de la justa, mal contra el cual deberà  establecerse un plan de salubridad bastante hermético y super-eficiente para poder desarrollar el torneo con los menores inconvenientes  y con el  mayor de los éxitos, dentro de las condiciones existentes.

Asì las cosas, se trata, pues, de dos temas de importancia capital, que desde ya deberán comenzar a tratar de la manera màs rigurosa  y concienzudamente  posible:Ejecutivos de LIDOM, dueños de equipos y jugadores, en aras de arribar a un acuerdo satisfactorio y, consecuentemente, salvar esta versión del certamen, en un año totalmente atìpico, por motivos ya conocidos. PARA QUE LO APRENDAS O LO RECUERDES: El venezolano Luis Aparicio, uno de los grandes jugadores latinoamericanos de todos los tiempos e inmortal de Cooperstown, estableció una  seguidilla de nueve temporadas siendo líder en bases robadas en el bèisbol de las Mayores, en otro de los rècords que se consideran “irrompibles”. ¡Suena la campana! ¡Climmp!

 

 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba