Comentarios Recientes

0
Domingo Hernández

Rincón Deportivo

Domingo Hernández | dhernandez@lainformacion.com.do

Coronavirus

Rico Carty


  • Domingo Hernández | 05-02-2020

 

  La epidemia del coronavirus parece no tener límites y son muchos los renglones del quehacer cotidiano a los que ha afectado.

 El deporte, no es la excepción.Esto, desde luego, básicamente en lo que concierne a China, por el momento, en donde se han visto afectados dos eventos de trascendencia que estaban programados para celebrarse en esa nación.

 Primero, se suspendió la pelea en donde el norteamericano, José Ramírez expondría los títulos unificado de los welters junior -140 libras-, avalados por el Consejo Mundial de Boxeo –CMB- y la Organización Mundial de Boxeo a-OMB- ante retador ucraniano Viktor Postol, exmonarca universal de la categoría.

 El duelo estaba señalado para celebrarse el 1 de febrero pasado y por el momento ha quedado en el limbo, aún cuando el promotor Bob Arum, presidente de la Top Rank, ha dicho que será celebrado en los Estados Unidos.

 Más recientemente, se acaba de suspender el Gran Premio de China de Fórmula Uno, según informes, previsto para abril próximo.

A esto se une, ya de menor importancia, la suspensión en lo inmediato de la Fórmula E y la Super Liga, que también se celebrarían en China.

 Empero, las cosas no se quedan ahí, los Juegos Olímpicos Tokio 2020, también están corriendo el riesgo de posponerse, pues el asunto al parecer tiene que ver con otros países asiáticos.

Las medidas son correctas. Hay que prevenir antes que tener que lamentar. El propósito es detener una enfermedad que se propaga de manera vertiginosa, al menos en China, en donde ya van más de 200 muertos y miles de afectados.

 Todo esto es lamentable, pues hay que señalar que estas suspensiones también conllevan inversiones bastantes cuantiosas en lo que concierne a preparativos de montaje de los eventos, entrenamientos de los atletas, vuelos –en el caso de la pelea de Ramírez su rival, Postol, ya estaba en China- y otros. Una pena.

“Toque de queda”...

  Eso fue lo que se vivió ayer en el país, una especie de “Toque de queda”, en lo concerniente al partido entre República Dominicana y Puerto Rico en la Serie del Caribe 2020.

 Los dominicanos  estuvieron siguiendo con gran interés ese encuentro, lo mismo que los boricuas. De hecho, los boletos se agotaron rápidamente y se calcula que unos 19 mil fanáticos abarrotaron el Hiram Bithorn. Y  la verdad es que no era para menos.

 Por cierto, para algunos que consideraron que este juego no tenía importancia y que sólo sería para completar el calendario. Sí la tenía –esto se escribe antes de concluir ese partido-, en razón de que permitiría al ganador y al perdedor  colocarse en los lugares  definitivos en que quedarían en la tabla de posiciones para la ronda semifinal en la que compiten los cuatro clasificados –por ejemplo, México, con marca de 4-1, estaba en primer lugar tentativamente, a la espera del resultado de este partido-. Así de simple…PARA QUE LO APRENDAS O LO RECUERDES: En 1977, en Caracas, Venezuela, los Tigres del Licey conquistaron su tercera Serie del Caribe al vencer al equipo anfitrión, Magallanes. En la ocasión, Rico Carty se hizo dueño de la serie al concluir con un total de cinco cuadrangulares conectados.!Suena la campana! ¡Climmp!

 

 

 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba