Comentarios Recientes

0
Domingo Hernández

Rincón Deportivo

Domingo Hernández | dhernandez@lainformacion.com.do

Carmen Vélez, 39 años como juez-árbitro al servicio del boxeo olímpico

Carmen Vélez, centro, en sus labor como árbitro en un torneo pasado en foto de archivo.


  • Domingo Hernández | 02-03-2020

 

 

 En el pasado, las labores de juez y árbitro de boxeo eran destinadas mayormente para hombres.

 

Resultaba muy difícil, por no decir, imposible, ver una mujer que desempeñara estas funciones. Esto, tanto en el boxeo olímpico, como en el profesional.

 

 Sin embargo, Carmen Vélez, joven nativa de Santiago, tuvo la osadía, si bien cabe el término, de romper con estos patrones que permanecieron por largos años en el pugilismo.

 

 De hecho, por un extenso período,  ella y la nativa de  la provincia de La Vega, Ana Martínez,  fueron las primeras en desempeñar ambos cargos técnicos, las cuales se mantuvieron por un período bastante considerable como las únicas en estas ocupaciones, aún cuando la vegana fue pionera.

Vélez se inició en estas lídes en  el ya lejano año de 1981, influenciada porque tenía un hermano boxeador para la época,  llamado José –El Chino-Vélez , quien llegó a boxear profesionalmente.En principio, según dice, la objetaban para desempeñar ambas funciones por su condición de mujer.

“Sin embargo, yo decía que el boxeo era mi deporte. En ese tiempo no querían mujeres ni confiaban en una mujer como juez”, recuerda Vélez.

En la primera Copa Independencia de Boxeo Aficionado, celebrada en 1982, no pudo participar y estrenarse en un certamen de tanta trascendencia porque, para entonces, no tenía la experiencia como juez, ya que exigían tener un año como oficial y ella apenas tenía meses.

Pese a que  de algún modo se le veía con cierta extrañeza en el ambiente, Vélez siguió adelante, entregada cada vez más al oficio de técnico al servicio de la Federación Dominicana de Boxeo –FEDOBOXA-.

Primer viaje internacional…

Tras participar en diversos torneos locales y nacionales, luego de adquirir una vasta experiencia y mantenerse en continuo proceso de superación, Vélez tuvo su primera experiencia internacional en el exterior, tras viajar a México.

A partir de ahí comenzó su peregrinar por diversos países y su siguiente viaje fue a la lejana Rusia a un Campeonato Mundial de Boxeo Femenino, para proseguir con destino a naciones como:Argentina, Canadá, Ecuador, Panamá, Venezuela –dos veces-, Colombia –dos veces-, así como Trinidad y Tobago.

Más recientemente, viajó a Guatemala, en donde participó en un preolímpico y luego a Puerto Rico.

“Agradezco infinitamente al ingeniero Bienvenido Solano y a Juan Vargas, ambos expresidentes de la Federación Dominicana de Boxeo, por confiar en mí y darme esas oportunidades”, expone Vélez al valorar el gesto de ambos dirigentes para con ella.

37 Copas Independencia  de Boxeo…

Una particularidad en la ya larga trayectoria de Vélez como juez-árbitro, es que ha participado en 37 Copas Independencia de Boxeo del total de 39 que hasta ahora se han celebrado.

De esto no ser un récord –quizás Ana Martínez la supera-probablemente debe de ser un buen average, como se diría en el argot beisbolero.

Cabe señalar, además, que Vélez, quien pertenece a las Fuerza Aérea  como técnico, recién cumplió –el pasado 27 de febrero- 39 años en las facetas de juez-árbitro. 

Ello explica la consistencia y el profundo amor que siente por el boxeo y, sobre todo,  por lo que hace. Inclusive, si la edad se lo permitiera, afirma, le gustaría duplicar esa cantidad  unida a este deporte, que tanto le apasiona.

Sin embargo, está   consciente de  que el paso del almanaque es implacable, que el tiempo no perdona y que algún día habrá de decir adiós, porque sencillamente nada es eterno.

De todas formas, cuando llegue la hora de hacer mutis, asegura  que lo hará con la frente en alto, satisfecha de la labor realizada y de sus aportes, mucho o poco, a la disciplina de sus amores:El boxeo olímpico.  

En otras palabras, se habrá ido con la alegría y la convicción del deber cumplido. Su trayecto, empero, probablemente servirá  como fuente de inspiración a otras mujeres para que se integren al pugilismo, porque Carmen Vélez, al mirar retrospectivamente a lo largo de tantos años,  hoy puede decir que ese extenso caminar no ha sido en vano, sino que ha dado sus frutos, que ella ha dejado huellas como juez-árbitro lo que, por lógica, deberá darle un lugar especial en  el olimpismo dominicano  en el momento en que  se comience a escribir   de manera plena  la historia  de este deporte. PARA QUE LO APRENDAS O LO RECUERDES: A propósito, Ana Martínez, en el 2012, se convirtió en la primera dominicana en trabajar como juez-árbitro de boxeo en unos Juegos Olímpicos. Ocurrió en Londres, Inglaterra. ¡Suena la campana! ¡Climmp! 

 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba