Comentarios Recientes

0

Aguiluchos exaltados al Pabellón de la Fama del Deporte


  • Tuto Tavárez | 29-07-2020

La exaltación de Mendy López en el próximo ceremonial del Pabellón de la fama del Deporte Dominicano, viene a engrosar la presencia de jugadores de manufactura aguilucha en el santuario de los inmortales.

Casi una veintena de jugadores y un presidente etiquetados como “Águilas de Siempre”, han recibido la distinción a la que se unirá Mendy López, como parte del grupo seleccionado para el 2020.

Aunque el listado es largo de jugadores exaltados que en algún momento vistieron el uniforme aguilucho, solamente destacaremos aquellos que hicieron prolongadas carreras con los amarillos.

Son tres los inmortalizados de las Águilas Cibaeñas con el nombre bíblico de Juan Bautista.

Cuando López sea instalado, se unirá a  una pléyade que comenzó con la exaltación de Juan Bautista Perdomo (Pajarito), en el lejano 1969. Diez años más tarde, en 1979 fue exaltado Juan Bautista Rodríguez (Güeba).

En el año 1984 fue inmortalizado Juan Bautista Sánchez Correa, presidente del equipo y uno de los artífices del estadio Cibao, casa de los aguiluchos.

El gran Julián Javier  fue el segundo aguilucho exaltado en 1978, entrando a la década de los 90 con Winston (Chilote) Llenas, a quien se le colocó la medalla de inmortal en 1990.

En 1995 se exaltó a Tetelito Vargas  y la distinción para Arnulfo (Nino) Espinosa llegó ya había fallecido en 1996.

El inmenso Miguel (Guelo) Diloné entró al Pabellón de la Fama con su mentor Freddy Elmer Toribio como edecán  en el año 2000, siendo seguido por otro gigante de las Águilas como es Tony Peña quien fue inducido en 2003.

Tomás Silverio llegó en el 2004 y Nelson Norman, quien jugó sus primeros siete años en la pelota dominicana con las Águilas, lo hizo un año más tarde en el 2005.

En el ceremonial del 2007 entraron dos aguiluchos salidos de la Línea Noroeste, el torpedero Franklin Taveras y el “Rey” Arturo Peña.

La Línea Noroeste volvió a estar presente en el 2008 con el maeño Félix Fermín, grande como jugador, inmenso como manager, quien fue seguido por Stanley Javier en el 2009.

En 2014 fue el año de la inmortalización de Moisés Alou, quien solamente jugó cinco temporadas en la pelota otoño invernal dominicana y todas fueron con el uniforme de las Águilas Cibaeñas.

El caso de Luis Polonia era cuestión de cumplir el tiempo requerido y el máximo “hiteador” de la pelota doméstica fue introducido al pabellón de la Fama Dominicano en el 2016.

Figuras como Bragañita García exaltado en 1972 y Rafael Valdez Hilario, inmortalizado en 1992, también hicieron sus aportes a los 21 veces campeones nacionales.

Osvaldo Virgil quien fue inmortalizado en 1984 jugó brevemente con las Águilas Cibaeñas, aunque como manager obtuvo una corona.

Otros están en el banco esperando su momento, el cual se ganaron con sus actuaciones en el terreno de juego.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba