Comentarios Recientes

0
Ignacio Guerrero

Política y Sociedad

Ignacio Guerrero | iguerrero@lainformacion.com.do

Pandemia y pobreza

Foto: Fuente Externa


  • Ignacio Guerrero | 06-04-2020

“Todo lo que se come sin necesidad se roba al estómago de los pobres.” (Mahatma Gandhi)

El intelectual  Ignacio Fariza  vaticinó, a través de un artículo publicado en el diario El País, que se edita en España, que la pandemia del Coronavirus amenaza con dejar entre 14 y  22 millones de personas más en pobreza extrema en Latinoamérica, incluida República Dominicana; esto crea un ambiente doloroso y tormentoso, porque una población masiva será sumergida en la indigencia.

“Del bajo crecimiento a la recesión, sin solución de continuidad. El coronavirus ha transformado el sombrío horizonte económico en América Latina en el peor en más medio siglo, como recuerda a EL PAÍS el jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI) para la región, Alejandro Werner”, expone Fariza.

Y agrega “el brazo económico de Naciones Unidas para el desarrollo del subcontinente, la Cepal, se ha sumado este viernes al pesimismo sobre el frenazo de la actividad a escala global y sobre el golpe que va a hacer en una región siempre expuesta a los vaivenes de las materias primas, la manufactura, el turismo y las remesas. El choque será especialmente fuerte en una métrica clave del desarrollo social: la pobreza extrema. Según las cifras del organismo, si el avance de la pandemia provocase una caída del 5 % en el ingreso medio de la población activa, el número de latinoamericanos en pobreza extrema pasaría de los 67,5 millones actuales a 82 millones. Si la merma de ingresos para la población económicamente activa fuese del 10 %, esa cifra se dispararía hasta los 90 millones de personas”.

“Incluso, -razona-  antes de la llegada del Covid-19, la región no iba en buena dirección para acabar con la lacra de la pobreza extrema una década vista, tal como marcaba la hoja de ruta de la ONU. Tras una década larga de mejora, la tasa de población en situación de carestía extrema en América Latina —de por sí la región más desigual del mundo— lleva algo más de un lustro encadenando aumentos sobre unas bases ya muy altas: del mínimo de 2012 (8,2%) se ha pasado hasta superar con creces el doble dígito”.

Ante esa exposición, es nuestra sugerencia, los estados y la clase dominante deben estudiar este análisis para identificar todos los factores que incidirán en la acentuación de la pobreza y sobre esa base elaborar un diagnóstico de la realidad socioeconómica en la región, porque es la clave para plasmar las alternativas para encarar con responsabilidad los desafíos, en procura de evitar peores consecuencias.

Ignacio Fariza plantea una gran verdad en la siguiente afirmación: “El bajo crecimiento y la menor pujanza redistributiva de muchos Gobiernos de la región ya se habían dejado sentir en los últimos tiempos en un indicador clave del avance social, pero la pandemia es la puntilla: sin el efecto Covid-19, este indicador habría alcanzado el 10,7 % a finales de este año; con el coronavirus ya en el mapa de riesgos, se disparará hasta el 13,3 %.”

La región necesita, entonces, de regímenes sustentados en políticas sociales y económicas que garanticen  equidad, humanismo, políticas públicas eficaces  e igualdad social, es decir, una distribución justa y equilibra de las riquezas y bienes que se producen en los pueblos, lo que implica democratizar y descentralizar los presupuestos nacionales y el Producto Interno Bruto (PIB).

“En el nuevo escenario, los cálculos más optimistas (que contemplan una reducción de la desigualdad del 1,5 % y un aumento del PIB por habitante del 5  %) apuntan a una pobreza extrema en el  entorno del 2,9 % en 2030; y en el más pesimista (sin cambio en el patrón distributivo y con un crecimiento per cápita del 1 %), ligeramente inferior al 9%. Pero la sacudida del virus sobre los cimientos mismos de la economía es la puntilla: hoy el cálculo más optimista apunta a una pobreza extrema del 5,7 % de la población en 2030 y en el más pesimista, el 11,9 %.”, precisa el pensador e intelectual.

Hay que ponerle mucha atención a este análisis, porque nos esperan momentos muy  críticos e inhumanos.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba