Comentarios Recientes

0

La triste realidad de la medicina actual


  • Francisco Angeles | 21-10-2019

La medicina desde su origen en la antigüedad pasando por Hipócrates,  Aristóteles y  Galeno ha pasado por época de crisis y dificultades, pero nunca como la medicina actual porque en la época pasada un médico ejercía para hacer una práctica humana como bien señalan en sus últimos libros mis recordados profesores Francisco Alonso Fernández en su libro “Genios y Creativos”, así como el maestro José Manuel  Rivera Casado en el libro “La Medicina Centrada en el paciente” ¿Cuánta diferencia en la medicina del pasado y la actual? Donde los médicos somos obreros de empresas llamadas ARS de capital bancario y empresarial que rompen con la ley 87-01 que rige la seguridad social en Rep. Dom.
    
Como médico con casi 40 años de ejercicio dedicado sobre todo a la medicina social y de la Salud Mental en especial enfocado en los envejecientes producto de las enseñanzas de los maestros españoles antes señalados quiero manifestar que horas antes de salir de Santiago, Rep. Dom. para Madrid vía Boston a un chequeo producto de degaste que sufre todo ser humano y en especial los que nos dedicamos a la salud, ya que estamos sometidos a estrés permanente producto de que hemos perdido nuestra libertad para caer en la esclavitud de quienes utilizan nuestra fuerza de trabajo como obreros.
    
En el día de ayer viendo los últimos pacientes y encontrándome en la consulta con un paciente de 93 años el cual viene sufriendo una demencia tipo Alzheimer controlada desde hace más de 5 años, me llegó con un cuadro de agitación psicomotriz y llanto que no paraba con un fuerte pánico producto de una psicosis señalando que le querían hacer daño y que le ayudaran; previo a este paciente tenía en espera una niña de 12 años de edad con un síndrome de hiperactividad y rasgos de autismo lo cual dado las limitaciones que tiene el sistema de salud dominicano, en países como el nuestro tenemos los profesionales de la conducta humana que tienen que actuar para ayudar aliviar la fuerte carga de la madre de esta niña que ha tenido que suspender su trabajo para dedicarse a la misma y a otro hijo de 4 años que tiene el cual se afecta con esta realidad que entristece y nos lleva aumentar la carga de  estrés a los profesionales que tenemos que dedicarnos a esta práctica que más que medicina en ocasiones es una entrega por amor a los necesitados.
   
Mientras consultaba el primer paciente toca la puerta y entra uno de los grandes maestros de la neurocirugía de la medicina pública y privada en mi país el Dr. Rolando Álvarez con más de 40 años dedicado por entero a esta profesión la cual en los últimos tiempos en vez de recibir reconocimientos lo que recibimos es ataque y persecución de quienes comercializan con la misma.
     
Este ser excepcional me plantea que tiene en su vehículo en el parqueo del centro asistencial un pariente de alrededor 80 años hipertenso de varios años y que se niega a salir del vehículo (por agitación psicomotriz) y que ha estado siendo atendido últimamente por neurología diagnosticándole una enfermedad de Alzheimer, lo cual confirma una tomografía con daño cerebral significativo e irreversible, señalándome que nunca había tenido cuadro psiquiátrico el cual se caracterizaba por agresividad y violencia que ponía en peligro su vida y la de sus familiares, por lo que fue enviado a la emergencia de dicho centro asistencial para que los residentes junto a cuatro seguridad le sujetaron y le pusieran los tranquilizantes y neurolépticos en general no sin antes comunicarle a su cardiólogo y neurólogo la situación crítica de salud mental en que había caído su paciente.
   
Lo triste de toda esta historia es que mi dilecto colega, hermano y amigo seis horas después de haber mandado el tratamiento para tranquilizar su pariente y de haberle puesto varias dosis de tranquilizantes mayores, el paciente se mantenía despierto en actitud de retirarse la vía ya que se sentía en buen estado de salud supuestamente y que sus familiares y la sociedad eran los culpables de lo que le pasaba encontrándose en pie de cañón por más de seis horas aquel destacado neurocirujano que no lograba como ingresar al paciente a una sala de más  tranquilidad por temor a los administradores de la salud que son las ARS y al no estar su cardiólogo en el país no había forma de ingresarlo ya que si se hacía por psiquiatría el seguro no le cubría los gastos y los familiares incluyendo al médico maestro de la medicina dominicana tendría que cargar con los gastos a pesar de que el paciente cuenta con un seguro desde muchos años el cual ha pagado miles de pesos que hoy no tiene,
               
Hay que recordar ante estos hechos que el ejercicio profesional del médico jamás debe de dejar de ser una práctica humana como se puede ver claramente en los libros antes mencionados en este artículo,
    
Tengamos presente que el encuentro entre el paciente y el médico es lo que le da sentido al oficio que Hipócrates y Galeno tanto elevaron y el mismo se engrandece más cuando aparece un maestro por el medio, recuerde que la labor del médico es tratar dignamente a los que sufren para aliviar su dolor.
    
Ante lo narrado puedo señalar que la medicina actual se encuentra en una gran transformación y que independientemente de sus avances tecnològicos los profesionales de las mismas seguirán siendo afectados profundamente  y don­de la deshumanización en ocasiones nos lleva a perder el sentido no solo del servicio a los enfermos sino también de tomar en cuenta a nuestros colegas y maestros que dieron su vida para que la nueva generación llegue a donde está hoy.
               
Ojalá los jóvenes que se preparan entiendan el sentido y la entrega de quienes fueron sus maestros y le enseñaron a dar los primeros pasos  en esta profesión de tanta ingratitud donde grandes sabios y genios de la medicina han muerto en la más extrema de la pobreza solo con la dignidad que lo engrandece ante los seres especiales, por lo tanto debemos los médicos y el personal de salud ser como los bomberos que no se pisan la manguera.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba