Comentarios Recientes

0
Josué Martínez

El Enfoque

Josué Martínez | jmartinez@lainformacion.com.do

La dignidad debe ser prioridad…


  • Josué Martínez | 04-02-2020

Las redes sociales están infectadas de videos en los que se ve a miembros de la Policía Municipal del Ayuntamiento de Santiago, sometiendo al orden a varios vendedores ambulantes de esta ciudad.  

En los vídeos, los policías casi siempre maltratan y humillan a los vendedores o comerciantes informales, atropellando la dignidad humana contemplada como uno de los Derechos Fundamentales de nuestra Carta Magna. 

El alcalde Abel Martínez y sus especies de gendarmes olvidan por completo que el artículo 38 de nuestra Constitución establece: “El Estado se fundamenta en el respeto a la dignidad de la persona y se organiza para la protección real y efectiva de los derechos fundamentales que le son inherentes. La dignidad del ser humano es sagrada, innata e inviolable; su respeto y protección constituyen una responsabilidad esencial de los poderes públicos”.

Contrario a este derecho fundamental, Martínez y sus súbditos al imponer el orden a su manera, maltratan, atropellan, violan, humillan, pisotean, malogran la dignidad del hombre trabajador, y por último, abusan del poder que le otorga la autoridad municipal. 

Como tratamos de ser un espacio equilibrado también debemos destacar que en esta administración se ha recogido la basura, que existe empeño en cambiar la imagen de Santiago, y con ello, cuidar la imagen del propio alcalde. 

Y según el listado del Sistema de Monitoreo de la Administración Pública Municipal (SISMAP Municipal), se encuentra entre los diez primeros ayuntamientos del país que “presentan los mayores avances en relación a los niveles de desempeño”. 

Ahora bien, el gran problema de la actual alcaldía de Santiago (2016-2020) no radica en la basura como en el de la pasada administración de Gilberto Serulle, quien ayudó a mejorar muchos aspectos que le competían al Gobierno Central, sino en el atropello a la dignidad humana, sobre todo a la de aquellos individuos que se dedican a trabajar honradamente.

Tome nota señor alcalde, y procure cambiar su postura frente a la organización, porque agraviando a alguien empleando violencia o abusando de la fuerza por el poder que se tiene, no se ganan puntos.  


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba